Debate


Roberto Desachy

 

PRECANDIDATOS ALTERNOS (1ra parte)


Varios columnistas y analistas han abordado el tema de la sucesión del 2010 y enlistado a los principales precandidatos del PRI y PAN, incluyendo a Enrique Doger Guerrero, Blanca Alcalá Ruiz, Javier López Zavala, Rafael Moreno Valle, Ángel Alonso Díaz Caneja y Ana Teresa Aranda Orozco, respectivamente.

 

En lo particular, pienso que la sucesión del 2010 empezó el 14 de febrero del 2006, cuando se desató el escándalo Marín-Cacho y el gobernador salió de la agenda mediático-política por el rechazo social en su contra. López Zavala aprovechó la coyuntura para llenar el vacío dejado por su jefe, autoasignarse el rol de mensajero marinista y, con el poder que da ser el supuesto vocero del mandatario, comenzar a tejer su candidatura para el 2010.

 

Otro priístas, como Enrique Doger Guerrero, Jorge Estefan Chidiac y Rafael Moreno Valle (presidente del Congreso local y líder de la mayoría parlamentaria del PRI hasta antes de mayo del 2006) percibieron que la sucesión se había adelantado y, lógicamente, activaron sus aspiraciones y se negaron a dejarle el camino abierto a López Zavala, que hasta la fecha no ha perdonado esa “osadía” ni a sus competidores priístas ni a quienes pertenecen al gabinete estatal, pero no son partidarios del grupo Z. 

 

Una vez definido ese punto, en esta ocasión pienso referirme a los precandidatos alternos; es decir, a quienes en este momento no parecen ser los aspirantes más factibles, pero que en un momento de coyuntura la postulación les podría caer encima por diversos factores, como el reacomodamiento de los grupos internos, el desgaste de los otros nominados, una decisión del CEN o la polarización entre zavalistas y dogeristas (por el PRI) y entre morenovallistas y díazcanejistas (PAN).

 

Entre los priístas, quien ocupa el primer lugar como posible “cacha candidatura” es la presidenta Blanca Alcalá Ruiz, quien ya tiene experiencia en lo que se refiere a entrar a la lista como “una más” para esconder al elegido y obtener la postulación por no sufrir el veto de ninguno de los grupos internos y contar con un adecuado potencial de crecimiento electoral.

 

Así fue como Alcalá Ruiz obtuvo la nominación en el 2007: de rebote, después de que la polarización entre zavalistas y dogeristas hizo que ninguno de los suyos pudiera garantizar la unidad y la coyuntura los forzó a buscar a alguien que pudiera sumar a los dos grupos.

 

Y aunque la alcaldesa quiera evitarse problemas y desgastes políticos, pida que la den por muerta para el 2010 y jura que no le interesa la posición (algo que puede ser verdad o no), lo cierto es que los recursos que maneja y la proyección mediática que recibe la convierten en aspirante natural. Todo dependerá del sabor de boca que deje en la ciudadanía su administración, de que siga sin recibir el veto de los grupos internos importantes y de su posicionamiento en las encuestas para el 2010.

 

Enrique Agüera Ibáñez es el segundo lugar como aspirante alterno del PRI por la buena imagen social de la BUAP, la real estructura universitaria en el interior de la entidad, el hecho de que no sea visto por la ciudadanía como un político y su buena relación con Mario Marín le fortalecen.

 

Sin embargo, la declaración publicada en Puebla sin Fronteras a principios de este mes renegando su priísmo, el hecho de no ser considerado por los verdaderos marinistas como uno de los suyos y el distanciamiento con quien lo hizo rector de la BUAP pueden influir contra Agüera Ibáñez, ya que estaría en duda su capacidad de lealtad y compromiso políticos.

 

Pese a su reciente conflicto el secretario de Gobernación, Mario Montero Serrano, quien filtró la versión de que se había peleado con el zavalista Fernando Camargo Meza, misma que fue desmentida al día siguiente, Alejandro Armenta Mier podría cachar la postulación, porque su cargo al frente del PRI le da la posibilidad de hacer amarres con todos los grupos de la capital y del interior, no solamente a favor de López Zavala, sino de él mismo, si quiere hacerlo.

 

El resultado de las elecciones del 2009 será muy importante para catapultar o dinamitar las posibilidades de Armenta Mier. Si su partido gana 10 o más diputaciones federales, sus aspiraciones se incrementarán, de lo contrario, solamente le quedará seguir en el segundo plano operando para el zavalismo o para quien le ordene Marín Torres.

 

Elementos

 

  • Por las vías que acostumbra utilizar, este viernes 23 Javier López Zavala le ofreció a Mario Montero Serrano ir como su compañero de fórmula con la postulación a la presidencia municipal, con la clara intención de sacarlo de la jugada como aspirante a la gubernatura, a pesar de que la posición del secretario de Gobernación le da posibilidades de – en una determinada situación – obtener la postulación, porque no le falta ni cercanía con Mario Marín, ni dinero ni apoyo mediático.

  •  

  • ¿Qué pensará Enrique Agüera de este intento de acercamiento de López Zavala con Mario Montero?, que implica la posibilidad de que se le quite una postulación que en este momento luce bastante posible.

  •  

  • Importantes y preocupantes revelaciones hizo E- Consulta la semana pasada sobre el jugoso sueldo del gobernador. Esto lleva a una sola conclusión: todos los días cuesta muy caro a los poblanos ocupar los últimos lugares nacionales en educación, competitividad, desarrollo económico y los primeros en corrupción, marginación, inseguridad y pobreza, pero tener un mandatario tan caro…no tiene precio

  •  



     
     

     

     
    Todos los Columnistas