Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]
Twitter: @SeleneRios ([email protected])

07/12/2011


El arte de los negocios



Los entonces candidatos a presidentes municipales y a diputados de la fallida alianza Puebla Avanza (esa que encabezó Javier López Zavala) recibieron una curiosa llamada desde el Comité Directivo Estatal del PRI.


Vengan a Puebla porque el partido les entregará 50 mil pesos para la campaña. Ah y por cierto, vengan muy guapos y recuerden que yo los quiero mucho y les mando todo mi amor”, soltó la otrora secretaria general, Claudia Hernández.


Los priistas tomaron camino desde todos los rincones del estado para recibir el apoyo de su partido.


Algunos tardaron horas.


Otros nomás unos cuántos minutos.


En el transcurso del día, los 217 aspirantes a munícipes y los 26 a diputados se hicieron presentes en la sede del partidazo.
Claudia Hernández —hoy la presidenta del PRI en la capital— los recibió en su privado.


—Buenas, secretaria, vengo por el apoyo del partido.
—Ay por supuesto, querido. ¿Qué tal el viajecito?
—Nomás me hice como ocho horas.
—¡Ay tan bonitos los paisajes de tu tierra!
—Ajá…
—Supongo que vienes por los 50 mil pesos, amiguito…
—Sí.


Claudia Hernández se puso de pie y le entregó una caja de cartón.


El aspirante (los 217 sufrieron el mismo impacto) observó la caja.


—No entiendo, Claudia.
—Sí, mira, lo que pasa es que el apoyo del partido es en especie ¡En especie!
—Pero, son nuestras prerrogativas.
—Sí, sí, querido, tienes todo mi cariño y tus prerrogativas son en especie.
—¿Cómo?
—Sí, sí, así de bonito y bello.


Alejandro Armenta y Claudia Hernández determinaron descontarle a cada uno de los abanderados 50 mil pesos de sus prerrogativas para entregarles artículos súper funcionales para la campaña.




El kit priista consistió en:

• Una foto ultra profesional tomada por estudiantes de Comunicación de la Universidad Iberoamericana que estaban haciendo sus prácticas profesionales.
Costo: 5 mil pesos

 

• 300 pendones sensibles al sol y con una permanencia de una semana.
Costo: 15 mil pesos

 

• 500 lapiceros con el logotipo del PRI con la tinta seca.
Costo: 10 mil pesos

 

• 350 minibolsas ecológicas con las siglas del partidazo.
Costo: 10 mil pesos

 

• Asesoría de imagen por Claudia Hernández. (Consistente en proponer que los candidatos salieran con camisas blancas y sonriendo).

Costo: 10 mil pesos

Por supuesto, los candidatos se vieron obligados a conseguir recursos para financiar su campaña y entre todos contrataron a una empresa para la imagen y para la colocación de espectaculares y pendones.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas