Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]
Twitter: @SeleneRios ([email protected])

14/09/2010


El derrumbe atroz



Armenta estaba enzavalizado


¿Quién lo desenzavalizó?


Aquél que lo ha desenzavalizado


Un buen desenzavalizador ha sido.


Crack.


Crush. —Es el sonido de mi corazón roto—.


Aquel hombre que juró fidelidad eterna, ha muerto.


Aquel leal y combativo soldado de la guerra, ha fallecido.


Aquel zavalista a ultranza, ha desaparecido.


¡Nooooooooo!


¡Nooooooooo!


¡Qué vida tan injusta!




Hasta hace dos meses, Alejandro Armenta prometía dar la vida por Javier López Zavala, jugar a su favor hasta las últimas consecuencias pero, sin explicación de por medio, desistió.


¿Fue acaso la humillante derrota?


¿El ridículo del delfín marinista?


¿O de plano el muerto se apestó al tercer día?


Veamos.


Hace unos días, en una reunión privada, el dirigente estatal del PRI se destapó


¡Salió del clóset!


Se quitó la careta pijijiapeña.


Cuando un connotado priista le preguntó su opinión sobre la sucesión en la dirigencia del PRI, Alejandro Armenta, con la prudencia tartamuda que le caracteriza, prefirió guardarse la opinión.


Apenas unos segundos después, el fuego comenzó a quemarle la garganta y entonces habló.


“Yo no creo que sea conveniente que Zavala llegue al PRI. Ya está muy desgastado y muchos priistas están enojados con él por la derrota”.


Zaz.


¡Lépero!


Hasta se quejó de la imposición de la candidatura al Gobierno estatal.


Too late—.


¡Quiero llorar!


Lo peor del dirigente estatal es que cuando habla con López Zavala le jura amor eterno y le perjura que es el único que puede reconstruir al partidazo.


¿Hipocresía o lástima?


¿Y el súper proyecto transexenal?


¿Y el onírico plan de que serías el sucesor de López Zavala en Casa Puebla?


Ja, ja, ja.



 

¡Feliz, feliz cumpleaños!


(Léase con el tono y la sensual voz de Marilyn Monroe)


Jappy birthdey tu llú
Jappy birthdey tu llú
Jappy birthdey, dirr God in the power
Jappy birthdey tu llú


Clap.


Clap.


Confeti, fanfarrias y cohetes.


Fiuuuuuuuuuuu.... ¡Puf!


El pasado fin de semana, este espacio de humor producido en la redacción cumplió cuatro años de vida.


¡Cuatrísimo!


Como cada año, agradezco profundamente a los tutores provisionales de Dios en el Poder: Héctor Hugo Cruz Salazar y Edmundo Velázquez, cuyas ocurrencias alimentaron por muchos meses este humilde y jocoso espacio.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas