Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]
Twitter: @SeleneRios ([email protected])

23/09/2010


La Reportemia del Bicentenario



Porque amansas el oleaje que rompe contra mis venas...
¡Purificas el aire!*
Feliz cumpleaños, mi adorado Carlos Lara


Repotemiaaaa
Rompe tus cadenas
Reportemiaaaa
Rompe tus esquemas
Reportemiaaaa


El casting comenzado ha


Y los concursantes preparados están




Desde hace unos días, colegas hiperligados al zavalismo y otros atarantados han comenzado a tocar puertas.


Sueñan con formar parte de la burocracia dorada del morenovallismo.


Anhelan convertirse en reporteros de dependencias.


En boletineros.


En empleados del nuevo régimen.


¡En jefes de prensa!


El sueño de cualquier reportero maltratado en su casa editorial.


Todo por la fantasía de recibir un salario de dos dígitos y de tener prestaciones laborales.


Aaaahh —suspiros—.


Ya sabrán cómo andan mis compañeros de pluma.


Algunos mandaron su trajecito de Suburbia a la tintorería.


Algunas se tiñeron el cabello y se hicieron un nuevo corte para lucir distintas.


Otros más inteligentes hasta desempolvaron sus títulos profesionales para mostrar su calidad académica.


¡Van con todo!


Peinados, arreglados y hasta con zapatos lustrados con tal de agradar a la directora del concurso.


Guiñan el ojo.


Alaban a Moreno Valle.


Apapachan a Marcelo García.


Coquetean con Fernando Manzanilla.


Enseñan el hombro.


Sonríen de lado.


¡Todo lo que sea necesario!


El problema que enfrentan más allá de sus pecados de guerra cometidos durante la campaña electoral es que la directora del concurso no es una perita en dulce.


Digamos que tiene el carácter un poco fuerte.


Le da por pegar de gritos y, últimamente, dicen quienes la conocen, anda flotando entre las nubes del nuevo sexenio.




Marcelo García Almaguer nombró como directora de La Reportemia a Sagrario Conde.


—Jesús, hasta se me erizó la piel—.


Sagrario Conde tiene la agenda repleta de citas con reporteros que buscan un humilde espacio en la nueva administración.


Pero Conde está centrada en analizar los perfiles de los actuales jefes de prensa.


De poco servirá la añeja amistad entre Sagrario y los burócratas actuales de la comunicación, pues sus cánones son muy exigentes.


De acuerdo a su análisis sobre el desempeño de los jefes de prensa del Gobierno marinista, todos están por los suelos.


Excepto uno.


Zas.


El único que podría trascender el marinismo en el área de Comunicación Social es Juan Carlos López Rojas, encargado de la Procuraduría General de Justicia.


Miau.


Digo yo, si repite Juan Carlos, ¿por qué no habría de quedarse también el excelente, guapísimo y sexy procurador Rodolfo Igor Archundia?


—Suspiros profundos—.


Anyway.


Aquellos reporteros que sueñan con convertirse en Toñita, Erasmo Catarino, Yair, Yuridia, Nadia o Víctor deberán esforzarse más, o de plano pedirle un consejito a López Rojas.




San Elmer, el nuevo ídolo pagano. Elmer Sosa, extraordinario colaborador y alimentador de este espacio, fue honrado en la revista Proceso. El cartel de Elmer conmemorativo al Bicentenario de la Independencia fue publicado el pasado domingo en la catedral del periodismo fundada por Julio Scherer.


Esta reportera se enorgullece profundamente por contar con las puntadas del mejor monero de Puebla y también del excelente cartelista.


¡Felicidades, Elmer!


Tú mejoras y enalteces a CAMBIO. 

 

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas