Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]
Twitter: @SeleneRios ([email protected])

26/01/2011


Hasta no verte, García Ramírez



Wait.


Momento de oración.


Dios mío: gracias por el regalo de cumpleaños.


Ojo: que a la próxima no se te escape, please.


Amén.


**


C.S.I (Ci. Es. Ai.) Dios en el Poder consultó a chamanes, brujos, espiritistas, santeros y síquicos para conocer el paradero de Javier García Ramírez, quien de la manera más decente del mundo, como todo un caballero huyó de Puebla con (al menos)  23 millones de pesos conseguidos por su arte presdigitador para manejar la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas en la era marinista.


El tarot, los caracoles, la bola de cristal, el café, la olla humeante, los poderes sobrenaturales y el señor procurador Víctor Carrancá concluyeron que, en efecto, García Ramírez ya no está en Puebla.


Debido al fracaso de la magia negra y de las autoridades poblanas para detectar la ubicación del exfuncionario, C.S.I Dios en el Poder y su sofisticado equipo de investigación se dio a la tarea de ubicar al exfuncionario, con el objetivo de colaborar con la Procuraduría General de Justicia para que lo atrape de una buena vez.


Para los resultados que ahora se presentan amén de la ardua indagación en aeropuertos, aduanas, embajadas, líneas de ferrocarril y puertos, se consultaron los reportes de la Interpol, CIA, FBI, KGB y Mossad.  También fue necesario un estudio criminalístico del exfuncionario para delinear sus rutas de escape


**


T.1. Mimetizando al presidente


Se realizó un análisis fisonómico con láser infrarrojo sobre las imágenes del sujeto en cuestión en momento de felicidad (inauguración de obras, cumpleaños y fiestas sórdidas) y se detectó un peligroso parecido con el presidente de Bolivia, Evo Morales.


La conclusión es que García Ramírez trabaja como doble del mandatario boliviano para situaciones de peligro y para casos de emergencia de Estado.


O bien, como doble para realizar las escenas de acción de Evo Morales en alguna película de bajo presupuesto sobre la ventaja de la izquierda en el poder.


Nota: el parecido físico dista (abismalmente) de la personalidad e ideología del Presidente.  


**


T. 2. Origen es destino


En su época paupérrima —cuando era decente—, Javier García Ramírez solía ganarse la vida vendiendo tortas planchadas —siempre doraditas e higiénicas— de salchicha, jamón, huevo con chorizo, quesillo y milanesa, ésta última su especialidad y ventaja competitiva ante otros torteros.


Tras un análisis de sus gustos futbolísticos y de sus habilidades para desmenuzar el queso, untar la mayonesa y abrir las teleras, se sabe que García Ramírez regresó al negocio gastronómico.


De acuerdo a testigos que lo vieron cruzar San Martín Texmelucan con un “carrito sandwichero”, García Ramírez instaló un puestecito de tortas afuera del estadio Azteca.


Sus mejores días han sido en los partidos del América.


Espera con ansias el clásico Águilas-Chivas.


En poco tiempo “Acá las Tortas” de García Ramírez ha repuntado.


Para despistar a las autoridades usa un paliacate de los Pumas amarrado a su cabeza, aunque también lo hace por higiene.


Nota: sigue poniendo su peinecito en la pompa derecha. 


**


T. 3. Baywath Caletilla


Su experiencia como salvavidas profesional y altamente calificado en el paradisiaco balneario de Agua Azul le sirvió para encontrar un nuevo trabajo en tierras tropicales.


C.S.I Dios en el Poder recibió informes de espías acapulqueños que le reconocieron en las playas de Caleta, Caletilla, Papagayo, La Quebrada y Puerto Marquez  vendiendo camarones con salsa Valentina (aunque allá se consume la Búfalo) y charalitos con limón.


La docena de camarones la vende en 80 pesos y el vasito de charalitos en 45 pesos. (Un poco caros para la zona)


Intentó vender pescados capeados con Valentina, pero no fue del gusto de los guerrerenses ni de los turistas. 


Su primer fracaso al pisar tierra bendita de Guerrero fue su intento de ser salvavidas en Caletilla, pero los años y los excesos lo han debilitado.


Nota: su cabello canoso se la ha puesto un poco amarillo por el sol.


**


Hasta aquí el reporte de C.S.I. (Ci. Es. Ai) Dios en el Poder.


Ojalá le sirva, señor procurador.

 

De nada.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas