Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]

01/06/2010


La resaca de las encuestas



Me encanta esa filia política de los sondeos demoscópicos.


Enveces son buenas.


Enveces son malas.


Según los números impulsen o hundan proyectos políticos.


El caso es que ni priistas ni aliancistas son felices con los resultados de los estudios que mandan a hacer.


Y eso que se excusan todo el tiempo con “la fotografía del momento”.


La lógica me obliga a preguntar a los señores políticos si se van a enojar con los resultados, ¿para qué jodidos las ven?


¿Es necesario que corran a los encuestadores?


¡Pobres!


Let´s see.


Hace unos días, el dirigente estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, hizo el berrinche de su vida.


Gritó.


Pataleó.


Berreó.


Grgrgrgr.


Porque una encuesta no reflejaba los mil 8 mil 456 millones 567 mil puntos de ventaja del candidato de Puebla Avanza sobre Rafa.


Lo que más provocó la ira de mi queridísimo Sammy fue que el mentado estudio salió en los medios de comunicación.


Zas.


Dicen que en la gritoniza reprochó hasta un supuesto complot.


Triste, la historia de Elías Aguilar y su empresa Indicadores.


Tan fiel que había sido.


Lo malo es que los ataques iracundos no son exclusivos del PRI-Verde.


La megacoalición se deshizo de otro reconocido especialista en la estadística.


No me dieron razones, sólo sé que mi adorado Pepe Zenteno ya no forma parte del equipo morenovallista.


Nomás porque el señor tiene antecedentes dogeristas.


Miau.


Fernando Manzanilla armó un mimikis de antología por las declaraciones de Enrique Doger en contra del candidato de Compromiso por Puebla.


Y fue Pepe Zenteno el que pagó los platos.


Violencia innecesaria ¿No?




El arma secreta


Ñaca.
Ñaca.
Ñaca.


La alianza PRI-Verde tiene preparada su arma mortal para aniquilar a Rafael Moreno Valle Rosas en el seudo debate organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE).


Muajajá.
Muajajá.


¡Será una bomba!


Pum.


Rafa no saldrá vivo.


¡Noooooooooooo!


Qué brillante estrategia han planeado los cerebros zavalistas para el próximo 16 de junio.


Nadie se la espera.


Nadie lo puede creer.


Pues, mientras Javier López Zavala tartamudea, perdón, balbucea... mmm —me declaro incompetente para decir qué estará haciendo el candidato— sus propuestas, Rafael Moreno Valle se tendrá que enfocar en defenderse de los ataques arteros del arma mortal.


Muajajá.
Muajajá.


Dicen los zavalistas —los pocos que me dignan con su amistad— que bastaron 10 millones de pesos para amarrar el bisne.


Miaú.


¿10 millones de pesos?


Que por el momento, el candidato del Partido del Trabajo está guardando prudencia.


Quesque pa´ que nadie se entere.


Pero que Armando Etcheverry ya tiene preparado su súper tema para provocar la bilis del candidato de Compromiso por Puebla.


Of course, el hoyo financiero y las inversiones en el extranjero.


¿Será?


Reconozco que la versión sí me tiene sorprendida.


Ya veremos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas