Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]

06/04/2010

¿Quién se ha robado al candidato?



Ah… chingá.
Ah… chingá.
Ah… chingá.


Ayer recibí un impacto visual brutalísimo.

 

Me bastaron cinco segundos de observar la portada de El Columnista que dirige mi adorado Mario Alberto Mejía para preguntarme qué diablos pasó en Semana Santa.


Me tallé los ojos un par de veces y volví a posar mi mirada sobre el periódico que llevó en primera plana las imágenes de Rafael Moreno Valle Rosas y de Javier López Zavala.


Ambas contrastantes.


Ambos candidatos sonrientes.


Felices. Plenos.


Primero pensé que los eventos soleados del candidato priista habían arruinado mi vista, pero después de un par de horas volví a ver la portada.


La misma duda surgió en mi cabeza.


Wow.


¿Desde cuándo López Zavala es más güero que Rafael Moreno Valle?


¡Eh!


¡Hasta parece rubio platinado! —como yo en los peores días de mis experimentos con el peróxido—.


Confieso que me preocupé.


Ññññ.


Ññññ.


Parece que el candidato de Puebla Avanza tiene hepatitis severa.


¡Hepatitis!


Dios.


Aún no preciso si es blanco o amarillo.


Güero u oriental.


Luego, sus ojitos.


—Ay mi vida, sus ojitos—.


Rasgados.


Ese no es Zavala, es Jackie Chan.


Y a los electores no nos van a engañar.


La ceja planchada y poblada.


El mentón cuadrado.


La nariz alargada.


Los dientes perfectos.


La cara ovalada.


Los pómulos reducidos.


¿Y las arrugas?


¡No tieneeeeeee!


Ni la pata de gallo que sale después de los 30´s.


Ayayayayayayayay.


¿Quién es ese de la foto?


Me parece que su estratega de imagen, la talentosa Ana Vázquez Colmenares, exageró un poquitito con el photoshop.


Le arrebató con tres brochazos la simpatía natural del exsecretario de Desarrollo Social.


Ejem. Ejem.


En contraste, Rafael Moreno Valle.


Sin poses, sin maquillaje, sin retoques.


¡Qué guapo!


Morenazo de fuego al lado del priista.




La amenaza


Leo, releo y vuelvo a leer la declaración que hizo Rafael Moreno Valle en Eloxotitlán después de su inicio oficial de campaña.


¿Qué pretende?


¿Quedarse sin coordinador de campaña en pleno arranque?


¿Fueron los calores descomunales de la Sierra Negra?


El buen Rafa, de manera inocente, consideró que Fernando Manzanilla no estará en su eventual gobierno porque estará impedido jurídicamente.


Miau.


Claro, porque confía en que el siguiente año su exsubsecretario de Egresos ya esté casado con su hermana.


¡Amenazas no, Rafa!


Vean, lectores, lo que dijo mi candidato:


“Es alguien que ha tenido contacto con los grupos de panistas, que tiene una buena relación con ellos, que no va a participar en el gobierno, que está haciendo un favor personal, quiero decirte que yo espero que para cuando yo sea gobernador, Fernando Manzanilla esté impedido legalmente para participar, porque ya después de tres años y medio andando con mi hermana yo espero que para entones ya esté casado con ella”.


¿Sugerencia de bodorrio o amenaza?


¿Será que su cuñado incómodo es a la vez su mejor amigo y coordinador de campaña?


Qué misterio.

 

Miau.

 

Felicitación. Mi querido amigo Iván Galindo fue honrado con el nombramiento de Secretario Adjunto 10458 del Comité Directivo Estatal del PRI. Sé que se revuelca de orgullo por su nuevo, importante e imprescindible cargo, y por eso esta columna se congratula por contar con la amistad del congruente Iván. ¡Felicidades, amigo!

 

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas