Dios en el poder


Selene Ríos / Edmundo Velázquez

 

Corre, Hidalgo, corre



Bendito dios que Alberto Hidalgo Vigueras no usa los huaraches de espartano que tanto le gustan, sino tremendo huarachazo que hubiera dado en pleno Centro Histórico de la capital.


Jajaja.


Al secretario de Seguridad Pública del Ayuntamiento capitalino le dio por hacer la coreografía de un clásico de Timbiriche, en pleno operativo para sacar a los ambulantes del primer cuadro de la ciudad. Ya saben, ese que dice:


“Corro, vuelo, me acelero
para estar contigo y encender
el fuego del amor, fuego del amor (…)
Corro, vuelo, me acelerooooooooooo”


El sábado pasado, cuando se armó la trifulca entre elementos de la Policía municipal y los vendedores informales, nuestro querido y consentido secretario demostró aquella frase de “el miedo no anda burro”.


Resulta que Hidalgo Vigueras —aquel que prometió dar su vida por los poblanos— se encontraba en tremenda plática con José Ventura Rodríguez Verdín y Gustavo Torrenteras, cuando un iracundo y corpulento comerciante, vestido con camisa de tirantes y todo, ahora apodado “El Popeye” encaró a Hidalgo Vigueras.


¡Zas!


Levantó su brazo derecho apuntándole con el puño y a punto de soltarle un guamazo en la cara, el secretario de Seguridad Pública se protegió y nooooooooo, no con su escudo de espartano, nooooooooooooooooooooooo, sino con un policía municipal.


—Jajaja—


Así como lo leen, nuestro Leónidas de San Felipe Hueyotlipan utilizó a su subordinado ¡de escudo humano!


Y no sólo eso. Mientras aventaba al policía a los madrazos, el funcionario encargado de la seguridad en el municipio corrió despavorido —con los brazos en el cielo— directo a la fortaleza de 50 agentes municipales que se encontraban en la retaguardia a unos 20 metros de distancia.


¡Oh decepción, señores!


El secretario de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Puebla de guerrero espartano nomás tiene el outfit, o sea, el casco con cepillito rojo, el escudote y las espadotas, pero el valor, nomás no.

 

Que no, que no.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas