Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]

10/06/2010


Pronósticos futbo-electorales



Ooooh!
Ooooh!
Ooooh!
Ooooh!


¡Seremos grandes,
seremos fuertes!


¡Me choca el fútbol!


Todos hablan de la Copa del Mundo.


Todos cuentan las horas para el partido México-Sudáfrica.


Todos tienen equipo favorito.


Y la fiebre mundialista es tal, que hasta yo escribo de semejante deporte.


Ash.


El viernes pasado, platicaba con la pambolera Luisa Fernanda, mejor conocida como La Niña Fresa, y me hizo el favor de explicarme con popotes y hielitos los partidos del Mundial.


Quién contra quién.


Quién pierde contra quién.


Quién pasa a la siguiente ronda.


Y así.


Muy paciente y tolerante a mis berrinches futboleros, intentó detallarme el fenómeno sociológico del deporte más famoso del mundo.


¡Bah!


Lo único que he comprendido después de muchas explicaciones es que la Selección Mexicana no pasará a la siguiente ronda —miau—.


Hecho que supongo una desgracia nacional —doble miau—.


México jugará con el equipo anfitrión, y dicen, que en todos los mundiales habidos el equipo de casa siempre pasa a la siguiente ronda gracias a la intervención “divina” de los árbitros.


Ssss.


Después, los tricolores se enfrentarán contra Francia y Uruguay.


Quesque los franceses son un avión en la cancha y dizque Uruguay trae sorpresas.


¡Jesús de Veracruz!


¿Entonces, para qué anhelan tanto ver al Mexican Team si saben que perderá en los primeros partidos?


¿Masoquismo puro?


Además, con el plus de Blanquita de mantener la prohibición del alcohol en horario matutino, ¿qué caso tiene seguir esta Copa del Mundo?


¡Ninguna!


Anyway, el caso es que se prevé un futuro desalentador para México en tierras africanas.


Y semejante pronóstico se adecua perfectamente al próximo 4 de julio en tierra santa.


Rafael Moreno Valle se enfrentará al candidato anfitrión y dueño de toda la estructura gubernamental, incluido el árbitro (IEE) y sus intervenciones divinas para lograr un triunfo irrefutable en las urnas.


En el mismo partido, Rafa peleará con los añejos mapaches priistas en todo el estado y los burócratas que están dispuestos a cualquier cosa por mantener el puestecito de 8 mil pesitos.


Y para colmo, el candidato de la megacoalición ambidiestra tendrá que sortear sorpresas electorales del PRI, IEE y zavalistas encarnizados.


¡Dios!


Honestamente, creo que es más fácil que México llegue al quinto partido, que Moreno Valle gane la gubernatura.


Y sí me da tristeza.


Estoy harta de los marinistas, de los zavalistas y de los columnistas muertos de hambre que aúllan todos los días por su galletita.


Pinche hambruna.


¡Maldito fútbol!




Chismecito. No recuerdo quién escribió que a López Zavala no lo abuchearon en el gran baile de la Tropical Caliente, así como tampoco recuerdo haber leído alguna crónica que estableciera rechiflas contra el cuasi gobernador.


¿Para qué negar algo que nadie puso en entredicho?


¿Lo abuchearon?


¿30  mil personas osaron en reprobar al candidatazo a gritos?


Dice Lupita, mi nana, que sí.


Que ella estaba ahí cuando subió Zavala a entregarle un reconocimiento a un tal Mimoso.  


Y que la gente enloqueció de ira.


Ups.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas