Dios en el poder


Selene Ríos / Edmundo Velázquez

 

Memorias de una tanga

 


Este personaje estaba destinado a salir en Dios en el Poder.


Tiene todos los elementos para ser parte de nuestros consentidos y apreciados protagonistas.


Pero nuestra amistad y nuestra bondad se imponía y nos impedía, una y otra vez, contar alguna anécdota chistosa, ruborizante y hasta cachonda del despampanante director de Protección Civil del Ayuntamiento capitalino, Alberto Vivas.


Aunque nosotros le decimos Beto Vivas ¡ra, ra, ra!


—Es vivas, no porras, Mundo—.


—¡Además está guapísimo y esos ojos…! Ahhh… (suspiro) —.


En fin, el caso es que se había salvado de muchas, pero muchas columnas. Porque casualmente siempre está en los mismos antros que nosotros y en condiciones divertidas que no relataremos, por ahora.


Pero se cayó del pedestal en que lo teníamos cuando públicamente pasó a la historia por su gusto exótico para la ropa interior.


—¡Dios mío!—.


Nos contaron nuestros compañeros reporteros de la fuente del Ayuntamiento capitalino que en plena rueda de prensa, Beto Vivas enseñó los calzones.


Y ustedes dirán, ¿eso qué tiene de malo, si Selene lo hace todos los días?


Es que ese es el problema.


Porque Selene Ríos y Beto Vivas tienen algo en común…


Ambos… ¡usan tangas!


¡Tangas!


¡Y rositas!


Nos contaron que al término de una rueda de prensa, el guapo Vivas tuvo la pésima ocurrencia de agacharse a recoger un papel dándole la espalda a los reporteros que estaban saliendo de la Sala de Prensa, cuando un hilo rosa llamó la atención de más de tres pares de ojos mirones.


Zas.


Dicen que cuando Vivas se agachó, la pretina de sus jeans se bajó a tal nivel que una tanga blanca con lunares rosas hizo su aparición espectacular.


—Toinnnnng—.


Iú.


No hay nada más naco que un hombre con tanga, ¡Por Dios, Vivas!


Ni a ti se te perdona eso. ¿Qué te pasó?


Esperamos tu llamada para que nos expliques y te justifiques de tan naco fetiche.


Tenemos algunas dudas:

1. ¿Son tuyas?
2. Y si no son tuyas, ¿de quién son?
3. ¿Son rosa con blanco o blanco con rosa?
4. ¿Te gusta el rosa?
5. ¿Te las regalaron en un cumpleaños en tono de broma?
6. ¿Eran para recibir el año nuevo?
7. ¿Te sientes sexy?
8. ¿Siempre las usas en ruedas de prensa?
9. ¿Son el accesorio de la suerte?
10. ¿O ese día te sentías kinky y atrevido?

Está bien, el resto de las preguntas te las haremos personalmente, para evitarte más bochornos con esta columna.


Grrrr, grrrr… —¿Nuestro rugido te sonó sucio y atrevido?—.


No olvides que te queremos tanto que hasta te mandamos a hacer un cartón con el talentoso monero Elmer Sosa.


Disfrútalo tanto como nosotros.

 




Cambios en Cambio. A partir de mañana viernes, Cambio estrena una nueva sección en su contraportada, cuyo nombre será una sorpresa para todos.


La nueva sección estará a cargo de la editora Paulina Cataño y de la coautora de esta columna, Selene Ríos; tendrá el inequívoco objetivo de entretener a nuestros lectores cada viernes.


¡No se la pierdan!


¡Habrá sorpresas, regalos y sonrisas!

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas