Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]

29/04/2010


La andropausia de Rafa



¡Ups!


Antes de planear la estrategia o de verificar los puntos de la gira, Marcelo y Fernando deberían darle al candidato de Compromiso por Puebla un pasiflorín o un tecito relajante.


De canela, de bugambilia, de flores de azahares o de perdida, de limón.


—Mi mamá me hace uno de lechuga con miel—


De lo que sea, pero le urge.


¡Urge!


Porque tiene un humorcito de adolescente en plena rebeldía.


Y no es mi intención criticar su personalidad, sino un consejo para que termine la campaña con todo su equipo.


Porque si sigue con sus humores de andropáusico se verá obligado a pilotear su propio helicóptero.


Nadie aguanta tanto grito y sombrerazo.


Relax, candidato.


Just breathe.


—Piense en que se le quita lo guapo cuando se enoja—


Verán:




Antes de llegar a algún punto de su gira, Rafael Moreno Valle se cerciora de las condiciones del acto proselitista:


—¡¿Cómo van?! ¡¿Cómo van?! ¡¿Cómo van?!
—Bi…bi…bien, can…can…didato.
—¡¿Cuántos hay?! ¡¿Cuántos hay?! ¡¿Cuántos hay?! ¡¿Cuántos haaaaaaaaaaaaaaay?!
—Co…co…como mil personas.
—¡No mames! ¿Qué pasa? ¿Por qué tan poquitas? ¡No mameeees!
—Pu…pu…es…
—¡No te justifiques!
—Es…que señor…el pu…pueblo nomás tiene dos mil habitantes…
—¡No me digas eso!
—Los demás…so…son… viejitos y niños.
—¡Los viejitos también votan, cabrón!


Inhalamos profundo, profundo.


Exhalamos.


Inhalamos.


Exhalamos.


Inhalamos.


Exhalamos d-e-s-p-a-c-i-t-o…




Se sube a su camioneta y comienza otro ataque de nervios.


—¡¿Dónde están los candidatos?! ¡¿Dónde están los candidatos?! ¡¿Dónde están los candidatos?!
—No…no…no lo sé, señor.
—¡¿Cómo que no sabes?! ¡¿Cómo que no sabes?! ¡¿Cómo que no sabes?!
—Se…se…señor yo, yo, yo…
—¡Carajooooooooo!
Yo nomás ma…manejo la camioneta.
—¿Me van a recibir? ¿Quiénes me van a recibir?
—Es…es…que no… no me, me dijeron na…nada.
—Ya. ¡No hables!


Rafa te adoro con mi corazón, pero ya relájate.


Por favor.

 

Confeti y serpentinas para Glockner. Dios en el Poder se honra en felicitar a Fritz Golckner por el éxito de sus novelas adaptadas a la pantalla grande. El miércoles pasado, la película Cementerio de Papel ganó una Diosa de Plata por la actuación de Rocío Berdejo. Más tarde, el film Me importas tú, basado en su libro El Barco de la Ilusión, obtuvo tres preseas más. Bravo, my dear.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas