Dios en el poder


Selene Ríos Andraca
[email protected]

29/09/2009

La comadre incómoda
(Besos de ceniza)



Primer acto:


Dos zavalistas se apoderan del Frente Juvenil Revolucionario (FJR), siendo la fórmula perfecta: hombre y mujer. 


Dirigente y secretaria general.


Entrañables, zavalistas y pacorramistas —miau—.


Ambos una cajita de monerías.


Él, producto de la cultura del esfuerzo.


De chofer a líder del Frente Juvenil.


Ella, producto de un compadrazgo.


Eso sí, filantrópica la muchacha.


Ambos ávidos de poder y de dinero.


Los dos gatos de un gato mejor acomodado.


—Léase asistentes del diputado federal Paquito Ramos—


Politiquillos, al fin y al cabo.


Pipitilla del partidazo.




Segundo acto:


Los mismos dos zavalistas se roban casi 100 mil pesos del fondo del FJR para invertirlo en asuntos personales.


Alejandro Armenta determinó que cada elemento de la Brigada 09 recibiera 900 pesos mensuales durante la campaña para renovar a los miembros del Congreso de la Unión.


La Brigada 09 está integrada por mil 200 jóvenes.


Un millón  80 mil pesos mensuales por tres meses de campaña.


En total 3 millones 240 mil pesos.


Una cantidad exorbitante para un par de jovenzuelos que ni escribir “vestido” en su Facebook pueden.


Se dividieron el botín.


Él con el ahorro se quitó los ridículos rayitos rubios que estrenó en su toma de protesta como líder del FJR.


Ella lo gastó todo en buena ropa con la intención de lucirla en San Lázaro. —Pobre, estaba anotada en el lugar veintitantos—


Ja. Ilusa.




Tercer acto:


Entre Judas y Yago. Uno de los dos zavalistas traicionó al otro. Y lo vendió por unos cuantos denarios para apoderarse del trono.


Todo con la venia del compadre.


De ese gran compadre que lo mismo reparte pisos dignos, tinacos, focos ahorradores que cheques a líderes religiosos.


Ella se enfermó de poder.


Se sintió más grande y poderosa que su entrañable amigo. 


Porque se sabe la comadre del posible candidato del PRI a la gubernatura.


Porque nadie en el FJR es tan cercana a Javier López Zavala como ella.


En cualquier rincón grita: “Mi compadre me apoya…” “Mi compadrito así lo quiere” “Mi compadre quiere que yo sea la presidenta…”


Alejandro Armenta se enteró del motín de la Brigada 09, gracias a la intervención de la dama. 


Y su amigo fue desterrado, aunque él aún no sabe quién lo delató.


El muy crédulo dejó el FJR con la promesa de que volverá el próximo año para ser candidato a diputado por el distrito I.


Jajaja


Jajaja


Ella es hoy la lideresa del Frente Juvenil.


Para celebrar su unción, Xitlálic Ceja reunirá a los líderes de sectores en Metepec el próximo sábado.


“Mi compadre paga”, dijo al invitar a sus correligionarios.


Obviamente, el inepto de Miguel Ángel Fierro no está invitado.


Por supuesto, López Zavala pagará el picnic en Metepec.




¿Cómo se llamó la obra?


¡Zavala, aguas con Xitlálic!


—No vaya a quitarte la candidatura a la gubernatura—




Intermedio:


Hace dos semanas, Xitlálic Ceja invitó a través de su Facebook a una cena para apoyar a niños con cáncer. La señora  vendía boletos en 200 pesos: “Para cenar, convivir y ver bestidos folcklóricos”.


Lástima que no haya ahorrado unos pesitos del motín para comprarse un diccionario.


Le recomendé a través de la red guardar de lo recaudado para un cursito básico de redacción.

 

Primero Dios.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas