Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Los problemas de Meneses al frente de la SCT


Desde hace unas semanas vemos que la SCT ha iniciado una serie de spots televisivos y ruedas de prensa para difundir lo que será tanto el proyecto de Valentín Meneses como el proyecto de transporte para Puebla. Sin embargo, el Secretario no se ha dado cuenta que consintiendo ha tomado el mismo camino que sus antecesores. ¿Por qué? Recientemente inicio una purga dentro de la SCT como ya se ha citado en otros medios, pero la purga no fue para sanear la SCT de sus corruptelas sino para eliminar la presencia de grupos no afines a él. Sin embargo, la ratificación de cargos en los mandos medios de quienes llevan creando una red de corrupción desde hace más de 10 años deja en evidencia que no tiene la voluntad ni la capacidad para cambiar la realidad del transporte, seguramente la decisión radicó en su desconocimiento sobre el tema de transporte aunado a que no posee un subsecretario en quien pueda apoyarse, pues éste se preocupa más por la precampaña de Zavala que por cumplir con su chamba.

 

Pero ¿cuál es el proyecto de Meneses para el transporte en Puebla? Pues al parecer derivada de la visita que hiciera con la hoy presidenta municipal a Europa, en ese entonces como líder del tricolor, se le metió la idea de realizar un proyecto de Metrobús para Puebla.

 

¿Cuál cree usted que sea la verdadera razón de que no haya un metrobús al día de hoy?, seguramente no es porque nuestro secretario es el único iluminado que se le ocurrió ir a Europa o al DF y verlos, no, la razón no es técnica. Barttlet realizó un estudio donde pretendía instalar un sistema de estos en la 11 norte-sur que de hecho todavía lo ve circular achatarrado y que carga pasaje del lado izquierdo en esta avenida, sin embargo, el proyecto no rindió frutos, no por la falta de viabilidad del sistema de transporte, sino porque el número de rutas que se encuentran en esa importante avenida de Puebla superan las 50 y quieren ser reemplazadas por una sola, es decir, el problema es político. ¿Por qué? Porque significaría pegarle a los intereses generados con los concesionarios de esas rutas; que además, han sido leales al sistema, seguramente por temor, y quienes pasan sus cuotas religiosamente a la cúpula de la SCT. Aunado a que se convertirían en víctimas de un abuso a manos de los mismos que les permitieron extenderse por la 11 norte sur y que hoy son quienes le hablan al oído a Valentín Meneses. (Conste que no lo digo yo, lo dicen los mismos transportistas).

 

Aterricemos aún más, Valentín Meneses tiene un proyecto de transporte, además de gastado, que orilla a Marín a que se enfrente a un escenario político más adverso que el que vivió con Barttlet, pues en esos días la tarifa era consensada con Gobernación y Marín ya tuvo contacto con estos grupos desde sus inicios en la cúpula, y sabe que si algo no tienen como virtud es la serenidad ante una amenaza a su patrimonio.

 

Pero regresemos al problema real de la SCT y del Secretario, éste no es una cuestión técnica pues hay urbanistas consagrados en el tema que podrían asesorar, sino que el problema del transporte es la rapiña y el canibalismo del mismo. Me explico, la cadena alimenticia de los que viven del transporte es desde el agente vial, el chofer, el concesionario y para rematar los funcionarios de alto nivel que cobran las concesiones de taxis y de micros.

 

Concluyendo, nunca diría que un proyecto de mejora a la calidad del servicio sea malo (y menos porque a mí me toca zangolotearme todos los días en esas cafeteras), lo que está mal es que un hombre que seguramente pidió camiones para el acarreo en las elecciones desde su posición en el PRI diga que está en posibilidades de enfrentarse al sector y revolucionar al transporte cuando sabe que va a estar pidiéndoles el favorcito de sus camiones en los dos procesos electorales que se avecinan.

 

Segundo, que metan camiones articulados donde de por sí ya hay más de 50 rutas circulando, suena absurdo, puesto que con el exceso de rutas circulando en la 11 se agravará el caos vial con los camiones articulados, además de que se deteriorará la carpeta asfáltica al doble porque no eliminarían vehículos sino que engrosarían el parque vehicular.
Tercero, la prioridad del Secretario debería de ser eliminar los cánceres de la Secretaría antes de cualquier otro proyecto, pues él tiene la cercanía al Gobernador que ninguno de sus antecesores tenía como para sacarse la rifa del tigre, la disyuntiva siempre será: atracar más a los transportistas o rifársela por su proyecto y transformar la realidad del transporte pero sin cánceres que prostituyan el proceso de creación.

 

Estocada

 

  • Recientemente uno de los agentes viales de la SCT relató en una casa por el rumbo de Maravillas, de una reunión efectuada por el Secretario con su plana mayor y todos sus agentes, donde el Secretario dijo: “que iban a hacerle igual que en los ejidos que todos iban a sembrar y todos iban a cosechar pero quien manejaría el arado de bueyes sería Abraham Sánchez”. Y el agente remató diciendo: “..ese wey me cae que no tiene llenadero, si el cabrón ya se chingo medio Tehuacán con Tierra y todavía quiere seguir mamando, ya que dejen algo, me cae que no tienen madre...”

  •  

  • Este personaje mencionado (Abraham Sánchez) se supone que se ha convertido en el brazo derecho de Meneses dentro de la SCT y que todos los trámites sino pasan por sus manos nada más no salen.

  •  

  • Además el “Inge” como le dicen sus cuates, le está dando a Valentín más de lo mismo pues el proyecto de Metrobús se lo ha vendido a tres Secretarios comprando así su permanencia.

  •  

  • Cuando nada podía ser peor, se supone que el Secretario no lo corre porque lo tiene amenazado con armársela en grande con su red de agentes viales y transportistas para poner de cabeza la SCT, al menos eso es lo que “el Inge” le dice a sus amigos.

  •  



     
     

     

     
    Todos los Columnistas