Duelo de Espadas


Edmundo Dantés

03/04/2009

Calderón Hinojosa recurre al endeudamiento para tapar su incapacidad financiera


Como parte de su guerra sucia, durante la contienda presidencial del 2006 el PAN lanzó varios spots televisivos en los que lanzó la amenaza de que si la gente votaba por Andrés Manuel López Obrador el país sufriría un grave quebranto financiero, ya que – según Felipe Calderón Hinojosa y la dirigencia panista - el ex jefe del gobierno capitalino recurriría al endeudamiento para cumplir con sus promesas de campaña.

 

Esta parte poco recordada de la guerra de lodo que el panismo lanzó hacia López Obrador se debió a que mientras el ex candidato presidencial de la Alianza por el Bien de Todos realizó mucha e importante obra pública en su gestión como jefe del gobierno del Distrito Federal, el ex presichente Vicente Fox no hizo nada en ese rubro en 6 años y, por ello, la estrategia del blanquiazul fue descalificar lo realizado por su adversario, con el argumento de que había endeudado a los capitalinos.

 

Hoy, el mismo Calderón Hinojosa que en el 2006 arremetió con todo contra el endeudamiento que supuestamente generó el lopezobradorismo en el DF para hacer obra pública, anuncia que solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo por 47 mil millones de dólares y que usará otros 30 mil millones de dólares que le ofreció el gobierno mexicano a través de su reserva federal (FED) por sus siglas en inglés).

 

Así, en un sólo día, todos los mexicanos vemos cómo se incrementa en 77 mil millones de dólares la deuda externa del país. Y los dólares que ahora les debemos no están a 10 pesos por uno como se cotizaban a mediados del año pasado, sino a 14, como lo establece el tipo de cambio actual.

 

Interesante jugada en “defensa” de la economía nacional la que hicieron Calderón Hinojosa, Agustín Carstens y Guillermo Ortiz Martínez: adquirir un nuevo adeudo en dólares cuando esta moneda se encuentra 40 por ciento más cara de lo que estaba apenas en octubre pasado.

 

La deuda, para algunas empresas y no para retomar el crecimiento o infraestructura

 

Otro hecho notorio y muy lamentable es el destino que se dará al nuevo adeudo por 77 mil mdd, porque el propio gobernador del Banco de México dijo que será empleada para “constituir reservas de divisas y proveer de dólares a empresas con problemas para pagar su deuda externa”.

 

Esto quiere decir, simple y llanamente, que no se promoverá la recuperación económica de la gente, tampoco se alentará la creación de empleos ni se generará obra pública con esos fondos, sino que solamente se financiará a las grandes empresas deudoras en dólares.

 

Y lo más probable es que se haga a tasa preferencial en el tipo de cambio; es decir, que el gobierno venda baratos después los dólares que compra caros hoy. Esto genera la posibilidad de que, como ocurrió con el Fobaproa (hoy IPAB), los mexicanos terminemos subsidiando a través de la deuda pública y el pago de impuestos los excesos de algunos empresarios incumplidos.

 

Dijo Ortiz Martínez que dichos recursos pueden utilizarse o no y que el objetivo es que no se acceda en su totalidad a los fondos del FMI y la FED, pero quienes conocemos a los políticos y a los delincuentes blancos de este país sabemos que es más que probable que muchos altos funcionarios se coludan con seudo empresarios, para obtener estos dólares baratos y dejar la deuda al país.

 

Este crédito de 47 mil mdd que el FMI dará a México es la mayor petición de deuda hecha por nuestro país en los últimos 65 años. Con el endeudamiento por 77 mil mdd, Calderón Hinojosa podría pasar a la historia como el presidente que más endeudamiento contrae, debido a que su solicitud rebasa la cantidad de dinero que en su momento solicitaron José López Portillo, Miguel de la Madrid o Ernesto Zedillo Ponce de León. 

 

Es necesario recordar que al finalizar la gestión de Luis Echeverría Álvarez la deuda mexicana era de 30 mil millones de dólares, mientras que cuando concluyó el gobierno de José López Portillo el adeudo nacional ascendía a 83 mil millones de dólares sumando los créditos pedidos por él y sus antecesores.

 

Si se toma en cuenta que en febrero de este 2009 la deuda externa del país era de 38 mil 300 mdd y se le suman los 77 mil millones de dólares que se obtendrán de la FED y del FMI, se  llega a la conclusión de que a la mitad de la gestión calderonista el adeudo nacional puede alcanzar los 115 mil 300 mdd.

 

Así, Calderón Hinojosa recurre a aumentar el endeudamiento de México como “estrategia”, para calmar a los mercados financieros, evitar las fluctuaciones en la Bolsa de Valores y simular una estabilidad macroeconómica, que solamente él y su gabinete ven.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas