Duelo de Espadas


Edmundo Dantés

06/03/2009

PAN: de partido gobernante a cacha candidatos


Lo dije y lo reitero: el PRI de Puebla postuló candidatos pésimos, de bajo perfil, sin discurso, carisma ni propuesta y, si el PAN lanzara aspirantes medianamente adecuados y con cierta capacidad de atraer al electorado, sin duda que la contienda se cerraría y se convertiría en una de pronóstico reservado, con grandes posibilidades de que el albiazul retuviera posiciones importantes.

 

El problema es que a menos de 4 meses de la próxima elección federal intermedia…el PAN ni siquiera tiene candidatos. Llama la atención el hecho de que el priísmo haya hecho todo lo posible por postular a los peores y que el blanquiazul siga empeñado en dinamitarse a sí mismo.

 

En estos meses ha quedado patente la incapacidad política y operativa de los dirigentes estatal y municipal del panismo, Rafael Micalco y Bernardo Arrubarena, cuyas habilidades se limitan a dar ruedas de prensa, sumarse a todo lo que pregone el calderonismo y criticar al PRI-gobierno.

 

Por esto, al interior de la derecha se esperaba que el CEN panista pudiera definir rápido y bien la lista de los candidatos a las diputaciones federales. Se deseaba que las decisiones generaran la menor cantidad posible de rupturas internas y que los ungidos tuvieran una fortaleza mínima, que es lo único que necesitan para vencer a priístas cuya única habilidad “política” es decir su nombre.

 

Pero Germán Martínez Cázares y su grupo han demostrado por qué llevan todas las elecciones perdidas en lo que va de su gestión. No fueron capaces de convencer a personalidades del partido, como Ana Teresa Aranda, para que encabezaran la campaña y tampoco han logrado elaborar una lista con aspirantes atractivos para la ciudadanía, pese a que bastaría lanzar a gente nueva, con empuje, algo de discurso político, propuestas novedosas y empatía con la gente.

 

Si se toma en cuenta que en abril se tiene el receso de la Semana Santa, se constata que el retraso del PAN en postular a sus contendientes e iniciar su campaña puede ser muy dañino para un partido que apenas hace 3 años ganó 12 de 16 diputaciones federales, que ya gobernó en dos ocasiones la ciudad más importante de la entidad y que se supone que podría triunfar en el 2010.  

 

Estocadas

  • Desde la semana pasada, ha sido notoria la embestida mediático-política contra el ex presidente municipal Enrique Doger Guerrero, quien ha sido permanentemente criticado, atacado y minimizado en diversos espacios de opinión de la prensa escrita, electrónica y en una estación de radio.

  •  

  • La pregunta es ¿de qué se preocupan los detractores de Doger Guerrero, si ellos mismos publicaron supuestas encuestas que lo ubicarían en el 5to lugar en la intención del voto de los poblanos y si, de acuerdo a sus sesudos “análisis y conclusiones”, el posicionamiento y potencial electoral del ex rector universitario van en detrimento?

  •  

  • Los ataques permanentes al ex munícipe reflejan lo contrario de lo que pregonan las publicaciones ordenadas por quienes ven al presidente del Indema como un posible adversario fuerte para el 2010.

  •  

  • Me explico: los neoantidogeristas festejan que el ex alcalde de Puebla “ya se cayó” en las encuestas, que “vendió su capital político ya escaso”, que le faltó “vocación de poder” y que fue “chamaqueado” por Z, A o M.

  •  

  • Pero la magnitud de los ataques rebela el temor que sienten de que sus proyectos políticos personales y tribales de permanecer en el poder o recobrarlo no se concreten, ya que si, como dicen ellos, Doger Guerrero no representa nadie, entonces, ¿para qué mantener y financiar una campaña negra continua en su contra?



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas