publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Fuego amigo anticipado

 

Aunque todavía no gana la elección, Blanca Alcalá Ruiz ya empezó a sufrir el fuego amigo y/o el sabotaje con que los promotores del proyecto Z tratan de exterminar a quienes consideran sus rivales en la contienda por la candidatura del PRI al gobierno estatal, ya que solamente así puede calificarse el hecho de que la oficina de Promoción al Voto haya evidenciado la reunión de la candidata con Juan Nakad.

 

En política no hay casualidades; por ende, la foto y el boletín que envió la oficina de López Zavala refleja no solamente que el ex funcionario estatal hace intentos desesperados por atribuirse algo de la previsible victoria de Alcalá Ruiz, después de que durante la mayor parte de la campaña se fue de la ciudad. La maniobra muestra – además – que para el proyecto Z la posible presidenta municipal ya es vista como una adversaria más y, por tanto, se alista a confrontarla.

 

Ligar a Alcalá Ruiz con Juan Nakad no es un error de la oficina de Promoción al Voto o del Comité Directivo Estatal del PRI, sino una maniobra sucia que le da al PAN elementos para atacar a la candidata priísta por su “cercanía” (real o ficticia) con uno de los principales involucrados en el caso Cacho, ya que el sentido común ordenaría que ese tipo de personajes ni siquiera fueran invitados a un encuentro con la candidata y mucho menos a tomarse la foto con ella.

 

Pese a que Blanca Alcalá diga (tal vez con razón) que no tenía por qué conocer a todos los que se fotografiaron con ella, el manejo negativo que el blanquiazul podría darle a la placa la afecta antes que a nadie y esto demuestra – también – que  al interior de su propio equipo alguien se equivocó al no cuidar que en la lista de invitados no se colara alguien de mala reputación pública.

 

En la lógica del proyecto Z, este fuego amigo “se explica” porque la victoria de la candidata la ubica (lo reconozca ella o no) como una de las principales contendientes a la gubernatura, además de que una consecuencia directa del triunfo priísta será el surgimiento de un grupo político emergente allegado a la alcaldesa y distinto al zavalismo.

 

Este intento de dinamitar a sus correligionarios es una práctica común de los zavalistas. Lo mismo trataron de hacer con el actual edil Enrique Doger todo el trienio y han extendidos sus maniobras al distrito 3, donde quieren que pierda el ex tesorero Jorge Ruiz Romero, para dejar al dogerismo sin margen de maniobra política en el próximo Congreso local.

 

En pocas palabras, la filtración de la foto y el boletín es la “bienvenida” del ex secretario de Gobernación a Blanca Alcalá en la contienda por la nominación priísta del 2010.

 

Esta actitud de los promotores del proyecto Z es – además – un deslinde implícito del marinismo, ya que mientras al mandatario le conviene una clara victoria que fortalezca su liderazgo político y le garantice una mayoría legislativa suficiente y cómoda, López Zavala opera en sentido contrario, porque quiere obtener la postulación exterminando, no uniendo, a los priístas con aspiraciones.

 

Estocada

Resulta curioso que, pese a que todavía no se efectúan las elecciones, algunos oportunistas que antes fueron germanistas y se mofaron públicamente del marinismo, incluso con chistes étnicos, hoy traten de colgarse de la previsible victoria, para aumentar su postración hacia el dueño en turno, con tal de no salir del presupuesto público y mantenerse en organismos públicos y partidistas que, hasta el momento, no han dado resultado alguno a favor de la entidad o del propio partido.

 

Y llama la atención este servilismo, ya que son los mismos que se dicen priístas, pero que no han contendido por cargo público alguno ante el miedo que les da someterse al escrutinio ciudadano, además de que les es mucho más fácil hacer genuflexiones y obedecer instrucciones, aunque éstas sean indignas de un político serio y con trayectoria propia.

 

De cualquier manera y como lo indicamos en este espacio la semana pasada, el 11 de noviembre todavía no llega y para ganar el priísmo deberá cuidar dos aspectos claves: la movilización del día de la contienda y, sobre todo, la lucha jurídico-comicial, porque el propio panismo ya aseveró que ante su probable derrota le apuesta a la anulación del proceso.


 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el ndice