Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Estancamiento foxista y calderonista

Paco Fraile, el ignorante Cambio Foto / Archivo / Tere Murillo

El coordinador de los regidores del PAN, Pablo Montiel Solana, el diputado federal panista Francisco Fraile García y el delegado de la secretaría de Economía, Miguel Ángel Mantilla Martínez, escupen para el cielo al desgarrarse las vestiduras por el informe de la revista América economía en que se detalla el retroceso de la Angelópolis como ciudad atractiva para los negocios.

 

Entre otros actores políticos, los panistas vieron en el reporte de dicha revista la oportunidad de golpear mediáticamente al priísta mejor posicionado de cara a la sucesión del 2010, al ex alcalde Enrique Doger, a quien intentan endosarle esta situación, pese a que en la publicación queda claro que son las administraciones de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa las principales culpables del estancamiento económico del país y que es esta crisis la que arrastra la competitividad de las ciudades.

 

En su página 29, el informe de América economía detalla que el Índice de Competitividad Urbana (ICUR) “es un modelo de más de 50 variables que se desglosan en dos grandes dimensiones: variables de contexto y diferenciales. Las primeras corresponden a la plataforma que les otorga el país, que define las escalas de estas variables que se agrupan en dos indicadores que son la estructura macroeconómica y la estructura político social”, entre las que se pueden mencionar “la libertad para hacer negocios, el índice de desarrollo humano y un indicador de gobernabilidad”.

 

Los aspectos diferenciales son: “cinco subindicadores que corresponden al poder de negocios en la ciudad (PIB per cápita, crecimiento)” y servicios que se ofrecen a las empresas, como contar con un centro de negocios, telecomunicaciones modernas, costos de oficinas, capital intelectual preparado en universidades con prestigio internacional, la facilidad de contar con un aeropuerto o puerto marítimo en su caso, entre otros aspectos, que incluyen la calidad de vida, seguridad y entretenimiento.

 

Ningún gobierno municipal es responsable de la política macroeconómica del país, de la estructura social del mismo, de su desarrollo humano o gobernabilidad, rubros en los que México se ha estancado desde el 2000, ya que las administraciones federales panistas se han caracterizado por no alentar el crecimiento del PIB, sino la contracción del mercado interno, además de que han sido incapaces de generar la cantidad de empleos que el país necesita y de combatir eficazmente la creciente marginación y pobreza.

 

Es claro que Montiel Solana, Fraile García, Miguel Ángel Martínez, entre otros detractores del ex munícipe de Puebla, no leyeron América economía, porque – de haberlo hecho – se habrían enterado de que la Angelópolis salió mucho mejor evaluada que la primera ciudad en la lista, Sao Paulo, en rubros como seguridad y estabilidad política, pero que presenta un severo atraso en aspectos económicos, como en el PIB estatal y el per cápita.

 

Además, en la página 21 de la publicación se detalla que, con excepción del DF y Cd Juárez, el resto de las ciudades mexicanas incluidas en el análisis han tenido un retroceso en el ICUR. Al igual que Puebla, Monterrey, Querétaro, Guadalajara, Chihuahua, León y Tijuana vieron reducidas su competitividad por la recesión del país y, obviamente, deberían analizar qué están haciendo en el DF y Juárez, para evitar que el calderonismo las siga conduciendo a la debacle.

 

Estocada

 

La reticencia de Fernando Ariza por aprovechar comercialmente el terreno Matanzo y su insistencia por imponer una costosa reubicación confirma dos cosas: que la intención es hacer un jugoso negocio con la medida y que les estorba la venta o utilización del predio adquirido en la gestión anterior.

 

Además, se ratifica que desde Casa Puebla se ordenó detener el aprovechamiento del espacio Matanzo, para impedir que Doger Guerrero tratara de beneficiarse políticamente de la reubicación de los ambulantes y, por el contrario, acusarlo de haber gastado 18 mdp inútilmente. A quienes promueven y permiten esta situación les importa un bledo la supuesta difícil situación económica del ayuntamiento y el daño patrimonial. El predio Matanzo se aprovechará, si así se decide, en el siguiente trienio, mientras tanto, que los funcionarios municipales hagan negocio con los informales y que la ciudad se endeude.




 
 

 

 
Todos los Columnistas