Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


4 años…cuando los amigos y colaboradores fallan

(Parte 2 y final)


En este espacio, el martes pasado se detectaron algunas de las fallas e insuficiencias de algunos colaboradores y amigos del gobernador Mario Marín Torres, quien hoy rindió su 4to Informe de Labores en un entorno difícil caracterizado por el movimiento magisterial disidente, que no solamente se manifestó afuera del Palacio Legislativo, sino que cercó el inmueble e inquietó a más de un diputado. 


Resulta interesante que este jueves, en su día, el mandatario se haya visto afectado por una protesta magisterial alentada en sus inicios por dos de sus colaboradores: Javier López Zavala y Darío Carmona García, quienes quisieron aprovechar la inconformidad de un sector importante de los maestros con la Alianza por la Calidad Educativa e intentaron crear una especie de “SNTE paralelo” y ajeno a las aspiraciones políticas de Rafael Moreno Valle Rosas y Elba Esther Gordillo. 


Pero en sus locas fantasías sucesorias, elzetita mayor y su secuaz no midieron las consecuencias de sus acciones y no previeron que, efectivamente, hay mucha molestia en la base del SNTE por el convenio educativo signado por Elba Esther Gordillo y Felipe Calderón.  


Por ello, López Zavala y Darío Carmona perdieron desde hace mucho el control del movimiento disidente y hoy este conflicto eclipsó lo que se supone que debía ser el  “día del gobernador”, ya que es posible que los medios nacionales lo resalten en sus espacios de hoy.  


No es ésta la primera vez que las tonterías de ambos zetitas afectan hasta al propio mandatario y, seguramente, no será la última, ya que el dúo patético Zavala- Carmona se ha combinado para generar verdaderas vergüenzas a Puebla, como los casos del narcoedil de Izúcar de Matamoros y el de la simulación con la entrega de libros de texto, por mencionar algunos solamente.

 

Gabinete económico, reprobado

 

Pero no solamente Zavalita, Carmona y Javier García Ramírez le han fallado al gobernador y a Puebla por sus corruptelas e ineficiencias, porque varios más de los miembros del gabinete se han caracterizado por usar sus cargos para sacar beneficios personales, en lugar de trabajar a favor de la entidad. 


Hay un gran conocimiento y convencimiento social y político de que uno de los más importantes pendientes del gobierno es el desarrollo económico, ya que algunos medios (Como, E- Consulta, La Jornada de Oriente, entre otros) reportan que de acuerdo a cifras oficiales del INEGI e IMSS en lo que va de la actual gestión estatal la Tasa de Desempleo Abierto en la entidad ha crecido 0.5 por ciento. 


Además, al final del año pasado, la tasa de desempleo en la entidad alcanzó el 3.76 por ciento, la más alta en los últimos 8 años. También se perdieron entre 17 y 20 mil plazas en el 2008 y otros 25 mil poblanos más se vieron en la necesidad de caer en la economía informal, según cálculos de investigadores expertos en la materia. 


Incluso, de acuerdo a datos no desmentidos de la Secretaría de Economía federal, la inversión extranjera directa en la entidad ha caído dramáticamente en los últimos tres años, al ir de 407 a 89 millones de dólares, pese a que el gobierno estatal asegura que sí han llegado recursos foráneos a la entidad. 


Lo que sucede es que la realidad de Puebla desmiente a José Antonio López Malo Capellini, Pericles Olivares Flores, Gerardo Pérez Salazar, José Antonio Bretón Betanzos, quienes se esfuerzan por tratar de crear en la clase política y en la ciudadanía la percepción de que “todo va bien”, que no hay desempleo y que los sueldos de los trabajadores poblanos son suficientes para una vida digna. 


Pero tener la tasa más alta de desempleo en 8 años y la realidad de que mientras en el resto del país los salarios subieron en promedio un 4.7 por ciento el año pasado, pero en Puebla apenas se incrementaron 4.14 % (según cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social) demuestra claramente el fracaso de la política económica del gobierno. 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas