Duelo de Espadas


Edmundo Dantés

19/06/2009

Voto nulo e hipocresía partidista


Resulta curioso que los dirigentes y líderes de todos los partidos hayan unificado sus mensajes de rechazo al voto nulo, prácticamente con los mismos argumentos, algunos más solventados que otros, porque es muy probable que – en verdad– sea el PAN gobierno el promotor de esta medida, para evitar un masivo sufragio de castigo por la crisis económica, de seguridad y política en que tiene sumido al país.

 

Sin embargo, los llamados histéricos a las urnas de Germán Martínez Cázares, Beatriz Paredes y Jesús Ortega, con el argumento de que la gente debe cumplir con sus obligaciones ciudadanas, contrastan con el eterno incumplimiento que el PRI, PAN y PRD mantienen con los mexicanos que en una o más veces hemos confiado en ellos para que gobiernen bien y nos han defraudado.

 

El ejemplo más actual es el PAN y Germán Martínez, que hace 3 años prometieron un “presidente del empleo” y 6 antes ofrecieron el “cambio”. Pero realidad es que la administración de Felipe Calderón se ha caracterizado por sumir al país en el desempleo, la devaluación e inflación, cóctel que se traduce en la peor crisis económica de la historia reciente de México.

 

Al mismo tiempo, Vicente Fox, el autollamado “candidato del cambio”, solamente significó la corrupción de los Bribiesca, la complicidad con Elba Esther Gordillo Morales, la burocratización de duplicar el gasto corriente, la represión en Pasta de Conchas y en Atenco, obras inútiles como Enciclomedia y el fracasado aeropuerto alterno al DF.

 

Los candidatos priístas, que hoy ofrecen trabajar por la economía mexicana, olvidan que sus gobiernos generaron las devastadoras crisis de 1976, 1982 y 94. También omiten que aprobaron con señales obscenas el aumento del 50 por ciento al IVA y que crearon el impuesto de la Tenencia en 1968 y abandonaron el poder federal sin abolirlo.

 

Tampoco puede olvidarse la represión a los estudiantes en 1968 y 71 y mucho menos la corrupción de personajes como Carlos Salinas de Gortari, Luis Echevería y José López Portillo o la frivolidad de éste, que juró defender el “peso como un perro” justo antes de una megadevaluación y que toleró la sangrienta y criminal corrupción de personajes como Arturo Durazo Moreno.

 

El PRD de Jesús Ortega tampoco tiene calidad política o moral para pedir el voto o condenar a quienes anularán la boleta, debido a que su dirigente nacional fue impuesto y es un concertacesionista consumado, que se conforma con plurinominales y es incapaz de tratar de ganar alguna elección, porque es feliz con las migajas de poder que le da el sistema político mexicano corrupto y corruptor.

 

La complicidad que Jesús Ortega Martínez mantiene con Felipe Calderón le permitió usurpar la presidencia nacional del PRD y deponer a Clara Brugada de la candidatura por la delegación Iztapalapa. Es la izquierda que cobra con la derecha y que se empina cuando le llegan al precio.

 

Entonces, es claro que el PRIANPRD no tiene calidad moral o política, para descalificar a quienes tacharán las boletas y mucho menos para pedir el apoyo de la ciudadanía, porque han fracasado como partidos y, sobre todo, como gobiernos. No son capaces de satisfacer las demandas de la gente a la que ahora le solicitan el voto.  

 

Es simple, la gente está desilusionada del sistema mexicano de partidos políticos, porque solamente ha servido para legitimar el saqueo, garantizar la impunidad de los fraudes electorales, llevar al poder a personajes rapaces y corruptos y legalizar el saqueo a la nación.

 

Estocadas

  • Adivine usted cuáles son los únicos tres partidos que en estas elecciones intermedias no postularon a ningún candidato que tenga propuestas específicas en materia de equidad de género. Tiene usted razón: el PRI, PAN y PANAL no apoyaron a nadie que específicamente tenga como objetivo apoyar desde San Lázaro el que las mujeres tengan los mismos derechos y oportunidades de los hombres.

  •  

  • Notiese es un diario electrónico que tiene como finalidad promover la equidad de género y denunciar las exclusiones y abusos de que son víctimas las féminas y minorías sexuales. Este portal preguntó a los 8 partidos cuáles de sus candidatos incluyeron en su agenda legislativa estos temas y “Acción Nacional y el PRI no dieron nombres”.

  •  

  • Es muy lamentable que el PRIAN esté dominado por un conservadurismo ramplón, entendible en un personaje de la ultraderecha, como Germán Martínez Cázares, pero injustificable en alguien como Beatriz Paredes, una mujer a la que NO le interesan los derechos de las mujeres.

  •  

  • En contraste, Convergencia postuló a María del Carmen Ojesto Martínez Porcado, el PRD a Teresa Incháustegui Romero, el PSD a Carmen Parra y Toledo, el PT a Ifigenia Martínez y el PVEM a Olivia Tello de la Parra, quienes en caso de ganar – supuestamente – tendrán como objetivos defender los derechos de las mujeres.



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas