Duelo de Espadas


Edmundo Dantés

20/03/2009

100 mil familias poblanas afectadas por Ley Católica: Human Rights Watch


Son cerca de 100 mil familias, niñas y niños poblanos los afectados por la discriminación de que fueron objeto en el Congreso local, de acuerdo a estimaciones de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), debido a que el PRIAN los excluyó del reconocimiento legal necesario para garantizar a los infantes y a la pareja certeza jurídica y acceso a los bienes familiares.

 

HRW enfatiza que la ley católica impuesta por la jerarquía eclesiástica a través de la mayoría mecánica del PRI en el gobierno y Congreso local “excluye a casi 100.000 familias, niñas y niños de Puebla, de la protección otorgada a otras familias (la ley elimina a las familias monoparentales u otras familias no nucleares de la definición de “familia”, incluida gran parte de la población migrante y sus familias, y privaría a las parejas del mismo sexo y sus familias de cualquier tipo de reconocimiento legal”.

 

Incluso, se restringe “el acceso de niñas y mujeres a métodos anticonceptivos, servicios obstétricos de emergencia y otros servicios de atención de la salud reproductiva, como la asistencia en casos de aborto, y limitan su capacidad de tomar decisiones de manera autónoma sobre su salud, su vida y su reproducción”.

 

La institución internacional precisa que datos del Consejo Nacional de Población (Conapo) informan que en Puebla hay 102 072 familias monoparentales (con un solo padre) y 15 mil 158 familias ampliadas integradas por dos o más personas cercanas en casos de familia nuclear o en ausencia de la misma.

 

Además, Puebla es uno de los estados del país con más población migrante e indígena, cuyas estructuras familiares y formas de organización social no encuadran – mayoritariamente – dentro de la definición cerrada y ortodoxa de “Familia” que la mayoría confesional del PRIAN aprobó en la Legislatura.


HRW insiste: “estas reformas atentan contra los derechos y el estatus jurídico no sólo de estos grupos familiares diferentes, sino también de las niñas y niños que fueron criados en su seno. Puebla debe defender a las niñas y niños y a sus familias, en lugar de privarles arbitrariamente de su existencia legal y de sus derechos. 

 

“Además del restringido reconocimiento de la familia en función del matrimonio, esta ley restringe las uniones libres o civilesa la unión celebrada entre un hombre y una mujer con capacidad de contraer matrimonio y, de este modo, elimina cualquier posibilidad de reconocimiento legal de las relaciones entre personas del mismo sexo.

 

“Esta ley también perjudica a las familias monoparentales, a las madres y padres divorciados, así como a muchas parejas heterosexuales que no están casadas y a numerosas estructurales familiares indígenas. Afecta también el estatus legal de aquéllas niñas y niños que nazcan gracias a la asistencia de tecnologías para la reproducción”.

 

Estocadas

  • El texto de HRW no tiene pierde y sus conclusiones e interpretaciones son contundentes: el gobierno encabezado por Mario Marín Torres utilizó su mayoría en el Congreso local, para perjudicar a homosexuales, a padres y madres solteros, indígenas, migrantes y a los niños productos de relaciones fuera del matrimonio.

  •  

  • Esta ley católica no se ajusta a la realidad de Puebla y lo peor es que violenta las garantías individuales de las mujeres y de todos los que se atreven a pensar, a sentir, amar y gozar diferente a la de la mayoría de la gente. Por lo mismo, es un precepto jurídico que genera exclusión e intolerancia.

  •  

  • Esta ley católica condena a todos los que osan formar una familia diferente a la que ordena la iglesia encabezada por Benedicto XVI, Norberto Rivera Carrera, Rosendo Huesca Pacheco y, próximamente, Víctor Sánchez Espinosa.

  •  

  • ¡Pobre Puebla, tan cerca y defensora de personajes como Jean Succar Kury, Kamel Nacif Borge y Nicolás Aguilar y tan lejos de la equidad de género y del respeto a las minorías y a las garantías individuales! 



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas