Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Valle Fantástico en el entorno del 2009 y 2010: corrupción, división y descomposición internas confirmadas


El viernes pasado, Duelo de Espadas alertó sobre la posibilidad de que la campaña mediática-política contra uno de los empresarios ligados al secretario de Gobernación, Mario Montero Serrano, fuera orquestada por su rival en el gabinete marinista y delfín “oficial”, Javier López Zavala, ya que varios columnistas muy cercanos al Proyecto Z se encargaron no solamente de evidenciar lo que pretendió ser un jugoso y sucio negocio, sino también de resaltarlo y convertirlo en el tema más importante de la agenda de medios.


Hoy se puede dar por confirmada esta información y, además, Cambio y La Quintacolumna publican las pruebas que vinculan a Javier López Zavala, cabecilla del Grupo Z, con el escándalo de corrupción que sus mismos voceros han explotado cerca de una semana contra Mario Montero Serrano. Dos de las cartas marinistas fuertes para la sucesión del 2010 embarrados en la asquerosidad de Valle Fantástico.


Resulta irónico que el que el zavalismo (¿generó?) usó desde el principio el escándalo de Valle Fantástico, para ablandar a uno de los marinistas que, al parecer, no se ha plegado al proyecto de López Zavala y que, por el contrario, aspira a seguir su propia carrera política, porque apenas unos días después se descubrió que el delfín oficial está más que involucrado con la maniobra por la que se intentó hacer un negocio sucio y jugoso.


Hoy, Cambio y La Quintacolumna son los primeros medios que publican pruebas de que López Zavala también participó en la jugarreta sucia que sus seguidores han denunciado en los medios y que puede dejar al gobernador sin dos de sus cartas más queridas y cercanas para la sucesión gubernamental del 2010.


Es claro que los zetitas de Puebla no esperaban que la campaña contra Mario Montero, Ricardo Henaine y Melquiades Morales se les revirtiera, con la aparición de pruebas que incluyen a su “cabecilla” en la triquiñuela, pero también lo es que, nuevamente, erraron la “estrategia” al no prever las consecuencias que este caso podría acarrearles y, principalmente, al evidenciar las rupturas internas y la descomposición que prevalecen en el grupo político que “gobierna” la entidad.


Hoy, nuevamente, el grupo y gobierno marinista dan al PAN elementos para atacar al PRI en las próximas elecciones federales y locales, con otro escándalo de abuso de autoridad, tráfico de influencias, corrupción e impunidad, que el blanquiazul podría explotar política y mediáticamente en la contienda intermedia del 2009 y en la sucesión gubernamental, sobre todo si alguno de los involucrados es postulado como candidato.


Este contexto refleja que, de cara a las elecciones federales del 2009 y a la sucesión del 2010, el marinismo está corrompido, dividido, en plena descomposición interna, rompiendo acuerdos con otros grupos del PRI y, sobre todo, afectando la imagen mediática y política del propio gobierno estatal vigente. Habrá que esperar para ver cómo reacciona el monterismo, que también cuenta con información que utilizar y medios dónde difundir sus palabras.


Además, la embestida de López Zavala contra la dupla Montero-Henaine confirma el rompimiento con el melquiadismo, ya que se obligó al exgobernador a abordar un tema incómodo y su administración quedó en entredicho por corrupción al ceder una parte del territorio estatal a un empresario para que hiciera negocios colocando un parque de diversiones, que al final de todo nunca ha servido.


De hecho, muchos de los zavalistas que resaltaron el caso de Valle Fantástico incluyeron y se lanzaron contra Henaine y Montero, hicieron lo mismo contra Melquiades Morales Flores. Con ello, el delfín oficial desdeña el apoyo de uno de los grupos más importantes al interior del PRI y abre un flanco más de confrontación.


Incluso, los zetitas de Puebla incurrieron en una grave falta de lealtad contra Mario Marín Torres al involucrar a su administración en otro caso grave de corrupción, tráfico de influencias y exhibir a su secretario de Gobernación y a uno de los empresarios más cercanos a él, porque —como el mismo Melquiades Morales lo dijo en su rueda de prensa dominical— el gobierno actual y su mayoría en el Congreso tienen las atribuciones legales y políticas suficientes para sancionar y corregir cualquier incumplimiento de Ricardo Henaine.


La actitud omisa y permisiva del gobierno actual, en este caso lo vuelve cómplice del mismo, porque se han registrado hasta contradicciones discursivas entre funcionarios de la vigente gestión, como ocurrió cuando Rafael Moreno Valle Buitrón y Eduardo Macip dijeron, primero, que el empresario sí podía vender los predios de Valle Fantástico y, después, quisieron recular señalando que no era posible —legalmente— la operación que Henaine pretendió hacer.

 

Por si fuera poco, este caso confirma que el gobierno marinista le quitó al Patronato Puebla Verde el manejo del Jardín del Arte en un acto claro de revanchismo político, después de que su titular, Verónica Mastretta, denunciara que las autoridades estatales pretendían cambiar el uso de suelo en la zona de Angelópolis, misma versión que la semana pasada ratificó el edil panista de San Andrés Cholula, David Cuautli, al acusar a Mario Montero y a Rafael Moreno Valle Buitrón de pedirle que sacara adelante dicho proyecto.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas