Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Recule del FAM


Para el poblano común y corriente, es una muy buena noticia la aparente intención oficial de no concretar el proyecto de los parquímetros, aunque es casi seguro que nunca se sepa por qué el Frente Amplio Marinista (FAM) reculó en su intención de aprobar el desfalco-negocio de los estacionómetros, pese a que resulta muy sospechoso que primero se reviva ese saqueo y dos semanas después se dé marcha atrás.


No debe descartarse que el objetivo de hacer que el actual ayuntamiento reviviera en Cabildo los parquímetros fuera matar dos pájaros de un tiro: asestar sendos golpes políticos a la presidenta Blanca Alcalá y al ex edil Enrique Doger, a quienes el marinismo trató de endilgarles el proyecto.


Según las propias encuestas del Notizavala, panfleto diario donde el sedicente secretario de Desarrollo Social acostumbra promocionarse y descalificar a quienes considera sus adversarios, la  alcaldesa y su antecesor superan con mucho al delfín en intención de voto como precandidatos del PRI al gobierno y, en vista de que es imposible que crezca la confianza ciudadana en Javier López Zavala, el cetáceo político y quienes lo impulsan usan todos los medios a su alcance, para “bajar” a los priístas que lo superan.


El negocio político y económico que los zetitas de Puebla pretendían (o pretenden todavía) con los parquímetros era redondo: golpear a quienes lo superan como precandidatos del PRI y, al mismo tiempo, asegurarse una muy buena cantidad de dinero para las campañas interna y Constitucional, porque es sabida la “generosidad” de los empresarios con los funcionarios con quienes creen que pueden incrementar su capital.


Pero la inconformidad de varios dirigentes empresariales, regidores, diputados y representantes del PRI y la oposición, parece haber hecho que el FAM reculara, sobre todo después de que ni Alcalá ni Doger se mostraran dispuestos a asumir la responsabilidad política y mediática de dicho ataque contra los bolsillos de los poblanos.


Sin embargo, los ciudadanos comunes y corrientes aún no pueden cantar victoria, porque José Othón Bailleres y la mayoría (mecánica) priísta en el Congreso local podría desdecirse en la intención de organizar una consulta ciudadana o, simplemente, simular ese ejercicio democrático e inventar sus resultados, como hizo con la designación de la nueva titular de la CEDH.


De entrada, la embestida que este lunes el Notizavala lanzó contra quienes considera como los culpables de que su negocio de los parquímetros pueda no concretarse, demuestra la gran ira, impotencia y frustración que sienten, ya que no puede considerarse como casualidad que el medio oficial del zavalismo haya embestido a uno de los regidores priístas que se opuso a los estacionómetros.

 

Pepe Momoxpan y las consecuencias de no sumarse al FAM

 

No es casualidad que los dos diputados locales que se han negado a apuntarse en el FAM sean los únicos que han sufrido ataques, porque el perredista Melitón Lozano y el petista José Manuel Pérez Vega se han caracterizado por su abierta oposición al marinismo, mientras que los legisladores panistas practican un doble lenguaje al reunirse en privado con el gobernador y criticarlo en público.


Pese a que no puede descartarse que el atentado contra Pérez Vega sea obra intelectual de un loco solitario convertido en edil de Tlacotepec de Díaz, sería conveniente que la PGJ realice una investigación a fondo y sancione a los culpables, ya que resulta sospechoso que los únicos políticos, empresarios y periodistas que sufren ataques físicos o mediáticos en Puebla sean, precisamente, los detractores de Mario Marín Torres.


El entorno político está descompuesto al interior y exterior de todos los partidos y, en general, en todo el contexto social y económico. Esta descomposición es producto – entre otros factores- de un gobierno y del grupo político que lo encabeza y que privilegian la opacidad, la corrupción, el autoritarismo y la exclusión, como “formas” de perpetuarse en el poder.  

 

Estocadas

 

La semana pasada, el miércoles para ser más precisos, el ex integrante del Yunque, Luciano Ruiz Chávez, dio una rueda de prensa en León, Guanajuato, donde – junto con Lorenzo Lira García, otro ex miembro de una agrupación de ultraderecha, los Tecos- corroboraron la existencia de dichas organizaciones extremistas y alertaron sobre su peligrosidad y doble moral.


Ambos coincidieron en que algunos gobiernos panistas, como los de Guanajuato y el de Vicente Fox, estuvieron dominados por la ultraderecha, aunque también en administraciones priístas logran colarse seguidores del Yunque o los Tecos. En Puebla, el Yunque es la corriente predominante en el PAN, ya que controla los Comités Directivos Estatal y Municipal, aunque ha sufrido escisiones por la salida de miembros destacados.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas