Duelo de Espadas


Edmundo Dantés


Priísta poblano cuestiona al gobierno y al PRI


Como al interior del priísmo poblano actualmente prevalece en entorno de cerrazón, intolerancia y frivolidad, que lleva a negar los problemas y a tratar de aniquilar a todas las voces discordantes con el grupo cerrado que detenta el poder, es poco común que sus simpatizantes o militantes se atreven a lanzar críticas, ya que se exponen a ser excluidos.

 

Por ello, me llamaron la atención dos correos electrónicos de un militante priísta, José Mario Jiménez Arroyo, que externo severos, pero fundamentados cuestionamientos al gobierno y al PRI, encabezado por el zetita Alejandro Armenta Mier. En consecuencia, reproduzco parte de ambos comunicados al considerarlos de interés para la opinión pública.  

 

“EN UNA VERDADERA CRISIS SE ENCUENTRA EL PRI ESTATAL POBLANO”

 

“El PRI en Puebla enfrenta un severo problema de identidad política, graves problemas de ingobernabilidad interna, muchas voces de mando, no se sabe quién lleva las riendas, en algunos casos no se sabe si es oposición, cogobierno u opción de gobierno, los dirigentes actuales son solo objetos decorativos sin posibilidad de tomar ninguna decisión.

 

“Si no se resuelven los problemas internos de identidad y credibilidad no se obtendrán los resultados que pretenden. Definitivo, el carro completo no se va a dar en la próxima elección, que es la de el cambio de nuestros representantes populares en el Congreso de la Unión en el 2009.

 

“La convicción generalizada de la militancia es que el PRI se encuentra muy dividido, muy fraccionado, muchas fugas y enfrenta problemas de credibilidad. El partido no ha entendido que es necesario trabajar en unidad para recuperar la capacidad de representación popular, y que se hable el mismo idioma que las bases.

 

“La forma en que esté buscando que se dé la elección de los candidatos a las diputaciones federales está dejando un mal sabor de boca ante todos los militantes priístas y se está privilegiando al amigo, al hermano, a la hermana de la familia real y al pago de compromisos y se sigue relegando al trabajo político de la militancia.

 

“Existen muchas heridas y no hay operadores políticos para sanarlas. No hay reglas claras y mucho menos mecanismos confiables. Definitivamente, en Puebla la dirigencia estatal del PRI perdió liderazgo con la llegada de Alejandro Armenta, joven que tiene en la frente el nombre de Zavala y no se lo ha podido quitar.

 

“La viabilidad futura de este partido se encuentra en duda, existen exceso de ordenes de mando, todos los actores inmiscuidos en las tomas de decisiones reciben instrucciones superiores de diversas personalidades de la burbuja marinista, que se encuentran en privilegiadas posiciones y dan línea. Todos tienen sus recomendados y es una labor difícil encontrar un acuerdo entre los grupos internos.

 

“Desde la toma de protesta de la actual dirigencia estatal del partido se ha mostrado una contradicción, lo que ha causado una crisis de consenso. La dirigencia estatal se ha dedicado a destruir la personalidad individual y recrea el espíritu mediocre en las masas.

 

“Masas priístas que deben estar dispuestas a cualquier sacrificio en nombre de las imposiciones de personas afines a los proyectos y a sus personales ambiciones. Se institucionalizó el ejercicio del poder que se confronta de manera natural con la realidad, con una tendencia al desanimo e incluso a la rebeldía creando separación y perdida de la confianza colectiva.

 

Segundo Correo

 

“No se puede permitir la vida de contrastes, la vida que detentan los presidentes municipales, los diputados locales y federales,  representantes de gobierno estatal, pertenecientes a la burbuja marinista que viajan en lujosas camionetas, que no tienen problemas para comer ese día, que visten ropa fina de marca internacional, que ostentan alhajas y que viven en verdaderos palacios.

 

“Y por el otro lado el muladar y los jacales y las inmundicias en las que viven los campesinos serranos. No hay zonas medias, sino pobreza, corrupción, e impunidad, recientemente un diputado local de oposición al gobierno estatal fue golpeado brutalmente, con una tolerancia de las autoridades involucradas.

 

“Existen principios distintos, el gobierno estatal y municipal caminan una ruta muy diferente a la del ciudadano común y corriente. No hay ideales, no hay objetivos comunes, no hay fines, se carece de propósitos y de planes. Existe cerrazón, intolerancia, corrupción e impunidad”.

 

“La burbuja que detenta el poder, con justificada razón, teme que la ciudadanía serrana le voltee la espalda con el desprecio de su voto. Los excesos de los integrantes del grupo en el poder han destruido lo construido política y socialmente en esa región y serán recordados por muchas generaciones..

 

“Se ha esquilmado a la ciudadanía serrana y se le están enviando limosnas, recursos que dicen que se aplican, pero que nunca llegan al campesino y, sin embargo, es escandaloso el despilfarro y la no aplicación de recursos a los destinos a los que deberían llegar.

 

“Existe un rumor que cada día es más grande en esta región, que corre de boca en boca, de casa en casa: Puebla fue negociada para garantizar la continuidad en el poder. Se debía entregar poco a poco el poder al PAN y se está cumpliendo. En la elección inmediata anterior (a la del 2009) Acción Nacional se llevó 12 distritos y, en conclusión, el gobierno de Marín cumplió (con la cesión del poder) y se precipitó la descomposición del ambiente político.

 

“Un entorno catastrófico está por suceder en Puebla, la presión de la insolvencia económica estatal para hacer frente al compromiso adquirido con los maestros, va a propiciar una intervención descarada del gobierno federal en terrenos políticos estatales.

 

La política en Puebla se ha prostituido, se ha confundido y se ha pisoteado la dignidad de los poblanos.

 

“Se nos ha esquilmado, se nos ha ignorado, se nos ha saboteado y chantajeado por personajes carentes de sensibilidad política, de principios y de sentimientos. Personajes que no buscan el beneficio colectivo, con una innegable capacidad para crear el pánico, la confusión y para atar con detalle los hilos de la conjura y estimular eficientemente la desorganización y la desestabilización para sus fines personales, acumulando millonarios recursos económicos para su manejo.

 

“El grupo en el poder tiene un partido débil, contrario a la voluntad popular. En la reciente reunión de priístas, en su Consejo Político Estatal, con rumbo a la próxima elección, se despide un aroma fétido para ensuciar la elección a cualquier costo.

 

Finalmente, Jiménez Arroyo emite una propuesta interesante, pero que lamentablemente el grupo político estatal jamás permitiría que se efectuara: “y (ahora que) en Aguascalientes el PRI nacional aceptó el plebiscito, la iniciativa popular y el referéndum, seria un buen momento para saber qué opinión tiene la ciudadanía poblana de la gestión de Mario Marín Torres'.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas