Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

04/06/2012

 

#YoSoy132 cambiará las líneas editoriales, los negocios de la TV y la forma de hacer política en México


El Movimiento #YoSoy132 cambiará la forma de hacer política en México. Construir candidaturas desde las cámaras de Televisa y TV Azteca (fundamentalmente) será riesgoso a futuro para los proyectos políticos de alta envergadura porque implicará tentar la inteligencia y capacidad crítica del joven votante, incluso de retarlo en las urnas.


El método juvenil y universitario para detectar quién o quiénes construyen plataformas políticas desde la televisión será sencillo y simplón, entre más aparezcan y mayormente sean cuidados por los monstruos de la pantalla chica más clara será su complicidad, sus apetencias y sus intereses en común, lo que ya ocurre.


A mí en lo particular me aterraba la idea de que Televisa y Azteca fueran los constructores de los futuros presidentes de la república, porque entonces, ¿de qué clase de democracia estaríamos hablando? El futuro de nuestros hijos no estaría en manos de los padres ni de la educación sino de las televisoras. Sería una especie de dictadura del siglo XX montada en las ondas hertzianas del siglo XXI.


Bonita la cosa, quién o quiénes quisieran ser presidentes o gobernadores tendrían que llegar a arreglos económicos con los dueños de los dos consorcios para lograr su cometido. Pregunto: ¿Cuántos de nuestros políticos ya iban por ese rumbo? ¿Cuántos ya tenían arreglos con Azcárraga y Salinas Pliego y se habían formado en la fila para ser lo uno o lo otro?


De entrada, comparto la inquietud de los jóvenes. Delo por hecho, Televisa y Azteca, tendrán que modificar sus esquemas editoriales y sus negocios con la política, igual en la ciudad de México que en los estados de la república donde tienen filiales, como Puebla; y es que será riesgoso jugar con el fuego y la inteligencia de los universitarios. Lo suyo ya era el colmo.


Y seamos derechos, lo mismo tendrán que hacer la prensa escrita y la radio. Los jóvenes juntos no sólo iniciaron sino que, estoy seguro, consumarán lo que no pudimos lograr nosotros los periodistas en tantos años: ser conciencia crítica de la clase política y élite del poder. Y me atrevo a afirmar que lo mismo que de la televisión, los jóvenes estarán pendientes del contenido de la prensa en general.


El Movimiento #YoSoy132 me gusta. Pero me gusta así como es, como un movimiento surgido de la conciencia crítica del joven, porque si las cosas marchan bien será garante no sólo de la conducción de las televisoras y de la prensa en México, también de los próximos presidentes de la república. Me dejaría de gustar, y lo digo, si fuese infiltrado o manipulado por alguien ajeno a los jóvenes o si se demostrara que detrás de esta noble causa hay mano negra. Manos y tentáculos políticos.

 

*******


Inés Saturnino se lió a golpes y lo dejaron chimuelo

 

Se tundieron a nuestro diputado. ¡Ay pobrecito, lo dejaron chimuelo! Hace cosa de días, Inés Saturnino López Ponce amenazó de muerte a uno de los ciudadanos más pacíficos y educados de Tecamachalco, Antonio Mier. Lo siguió en su camioneta lanzándole toda clase de improperios mientras éste caminaba por la banqueta. El ciudadano aguantó estoico hasta que el candidato a legislador del PAN por el distrito de Ciudad Serdán se bajó del vehículo y se le fue encima a los golpes. El resultado fue de lamentables consecuencias, pero no para el inofensivo ciudadano sino para Inés Saturnino que quedó como sapo de pantano y sin algunas piezas dentales. En Tecamachalco el incidente es tema de café, de tianguis, de risas y carcajadas.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas