Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

08/04/2011

 

Hombres necios que acusáis al Vale sin razón


No hagan enojar al Vale, además, ¿de dónde sacaría un millón de dólares para comprar una notaría? Ni que hubiera cobrado como secretario de Gobernación lo que cobra Leonardo DiCaprio por una película estelarizada con Scarlett Johansson. De veras que los periodistas Arturo Rueda y Rodolfo Ruiz no se midieron, diría El chapulín colorado: Se aprovechan de su nobleza. No lo pueden ver así porque luego luego abusan.


Por principio de cuentas, ya lo dijo mi amigo Ricardo Morales –desde aquí un abrazo hermano- y lo dijo bien claro: “¡El Vale cumplió y si hoy alguien quiere buscarle algo más que nos lo demuestre! ¡Menéses está libre de toda culpa!” ¡Qué, qué qué…! ¡Aaah!


Por segunda de cuentas, Valentín Menéses ganaba mensualmente 118 mil pesos en bruto y 95 mil netos. Multipliquemos la cantidad por doce meses y luego por seis años y casi araña los 7 millones. Como puede verse por más que El Vale quisiera no le llega al millón de dólares. Y eso que es ahorrativo, ¿qué si no?


Por tercera de cuentas, El Vale habría sido incapaz de meterle mano al cajón del dinero, ¿pues qué no lo conocen? Y menos tratándose de dinero público, del pueblo pues. Sería tanto como cuestionar de dónde sacó el obispo de Ecatepec Onésimo Cepeda los 130 millones de pesos en efectivo que le prestó a la señora Olga Azcárraga allá por 2003. ¡Pues de las limosnas ni que se los hubiese regalado algún narco de la revista Forbes!


Y por última de cuentas, debemos de darle al Vale, como a todos los funcionarios públicos y políticos de este país, un voto de confianza, si él dice que no compró en un millón de dólares la Notaría 28, no la compró en eso. ¡Señores, por favor, señores! No conocen Al Vale, El Vale es de la cultura del esfuerzo, es hombre venido de abajo, igual que Bejarano.


Para salir de dudas, pregúntenle a Mario Marín si su compadrito o él le metieron una mano al cajón, ya les dirá. Hombres necios que acusáis al Vale sin razón. Hasta aquí la defensa. Ja.

 

Autoría intelectual

 

Va desde aquí una sincera felicitación a mi paisano, el diputado Inés Saturnino, por sumarle una rayita más al tigre de los años. ¡Qué San Manuel lo conserve como está: Bien dado…! 

 

Usted dispense, es viernes.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas