Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

08/06/2011

 

Ardelio, el vínculo oculto de Moreno Valle con Peña Nieto


Ardelio Vargas es socio de la brutalidad y la ineficiencia, San Salvador Atenco y la 46 de Puebla tienen su copyright, su sello, su derecho de autor. Y a propósito de su carrera, hay quienes aseguran que de los 30 años de conocimiento en temas de inteligencia y seguridad pública rubricados en su currículum Vitae, efectivos, pudiera tener solo tres y medio, cuándo más. Lo primero me consta, lo segundo no, ni me interesa.


Sin embargo algo que es enteramente cierto, y difícil de negar, es que Ardelio tiene algo que sabe explotar al máximo, como pocos: Es un extraordinario cortesano, algo muy parecido a un Casanova de las relaciones públicas, atrevido y decidido para seducir y conquistar cuando se lo propone a los hombres poderosos de la corte. Refiero a los que pesan y que deciden el rumbo del país.


Entre sus amistades se cuentan desde Vicente Fox hasta Enrique Peña Nieto pasando por Rafael Macedo de la Concha y Eduardo Medina Mora. Muchos exgobernadores y gobernadores, empresarios, políticos y jerarcas religiosos lo conocen por haberse relacionado con él mientras fue jefe del Estado Mayor de la PFP y titular de la AFI.


Como dijera Oscar Mandel: La leyenda de Don Juan, es el teatro de Don Juan. Ardelio regresó a Puebla, después de muchos años de autoexilio, para ser candidato a diputado federal por su distrito Huauchinango; luego, abandonó sus responsabilidades legislativas para incorporarse con Rafael Moreno Valle a la Secretaría de Seguridad Pública, mientras la Ley de Murphy consumía el tiempo, su tiempo, de regreso a las grandes ligas.


Pocos lo han percibido, pero su otoño con Moreno Valle ya comenzó y el momento de volver a empacar sus cachivaches para regresar al corazón del país debe descontarse en un reloj de arena que se agotará de aquí a diciembre. En efecto, todo parece indicar que Ardelio no solo no terminará el sexenio con el gobernador poblano sino que tampoco concluirá el año 2011 una vez que se incorpore al equipo de campaña de Enrique peña Nieto para hacer méritos al cargo de secretario de Seguridad Nacional, si su cálculo le sale bueno.


Es posible, y deberíamos considerarlo, que Ardelio hubiese llegado a la Secretaría de Seguridad estatal más que por “su amplio conocimiento del tema” por la recomendación misma de Peña Nieto con el propósito de tender un puente oculto de entendimiento con el gobierno de Moreno Valle. De otra manera, no se entendería ¿por qué Ardelio dejaría Puebla en diciembre para incorporarse a la campaña del mexiquense? ¿O sí?


Desestimar de un plumazo que esas cosas pasen en la política mexicana sería poco analítico, a sabiendas que en nuestro país todo puede ocurrir y que entre políticos de partidos opuestos es donde mejores acuerdos se logran. La huella del desliz, del amor oculto pues, entre Moreno Valle y Elba Esther Gordillo con Peña Nieto cabe la posibilidad que esté en nuestras narices, es decir, en el nombramiento de Ardelio, lo que se confirmará en diciembre si se va a la campaña del mexiquense.


******


A propósito del Día de la Libertad de expresión, a lo que deberíamos apostar los reporteros y la prensa en general, no es a tener una relación de uniformidad con el gobierno de Rafael Moreno Valle, como ocurrió con gobiernos anteriores, sino a pretender ser la voz, el reclamo, de la mayoría de la gente. Octavio Paz sugería ser despertador de conciencias y no adormecedor de criterios.  La crítica constructiva sirve a la sociedad, al mandatario y a la prensa escrita y electrónica.

 

Autoría intelectual

 

***Mañana, jueves, estará en Puebla Dolores Padierna, la número dos del PRD, para verificar en campo poblano qué funcionarios, legisladores y políticos perredistas están con Andrés Manuel López Obrador y cuántos con Moreno Valle. ***A la lista inicial de aspirantes a la dirigencia estatal del Sol Azteca sume a Anselmo Venegas que junto con Tony Gali, Mario Rincón y Erick Cotoñeto suman cuatro, todos activos de Nueva Izquierda y, por lo tanto, gente del gobernador.  

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas