Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

12/11/2010

Los niños en México son instruidos a imagen y semejanza de los maestros


Sir Ken Robinson dijo en la inauguración de la Ciudad de las Ideas una verdad de a kilo: En las escuelas se frenan las habilidades de los niños y sus talentos naturales. Y es cierto, nuestro sistema educativo padece no de apenas desde hace décadas serias deficiencias en los programas de estudio, en infraestructura, pero también en la impartición de clase o de cátedra.


Separemos responsabilidades. Los programas de estudio y la construcción de espacios para la enseñanza son responsabilidad exclusiva del gobierno federal y de los estados de la república. Sin embargo la impartición de clase, es menester profesional de los maestros que en teoría se supone tendrían que poseer las habilidades y capacidades suficientes para conducir a su grupo de alumnos por la ruta de la enseñanza.


¿Cuántas veces un padre de familia no ha cambiado a su hijo por la mala reputación de la escuela y la ineptitud de los maestros? ¿Qué escuela se ha salvado de conflictos internos propiciado por sus profesores? El tema por sí solo es terrorífico y en él no se salva ni la federación ni el estado ni los maestros e incluso ni los padres de familia.


Que Sir Ken Robinson venga a Puebla a decir que estamos mal en educación no es una sorpresa, lo sabíamos; sorpresa es que lo sabemos desde hace muchos años y no hemos podido corregir las deficiencias y errores por una razón también de a kilo, la educación en México es un monstruo construido y moldeado con intereses gubernamentales, políticos, sindicales y empresariales.


Los legisladores y el gobierno federal, por ejemplo, no fueron capaces de elaborar no digamos una ley, una iniciativa que prohibiera la verdadera comida chatarra en las escuelas porque al hacerlo hubieran atentado contra los intereses de Barcel, Marinela, Grupo Sabritas o Coca Cola, minas financieras de diputados, gobernadores, senadores y del mismo presidente de la república como fue evidenciado con Vicente Fox. Y en el paquete por supuesto que también caben las tabacaleras.


Seamos francos, los niños de México son instruidos en las escuelas a imagen y semejanza de los maestros: ¡Guarda silencio! ¡Pon atención! ¡Trabaja rápido! ¡Y no te muevas de tu lugar! Nuestros niños no son autosuficientes ni creativos porque los maestros los someten y les aniquilan su potencial; y es que los profesores son así, obedecen ciegamente a su sindicato y no pueden desobedecerlo porque el sindicato se los chinga si no hacen lo que sus líderes quieren.


En el sistema educativo mexicano no se enseña a adquirir autonomía; no son autónomos los alumnos frente a sus profesores, como tampoco lo son los profesores frente a su sindicato y a su partido el Panal. El exsubsecretario de educación federal Olac Fuentes Molinar, reveló en una ocasión que los maestros sindicalizados son parcelas de los líderes que presumen sus 30 mil plazas de frente por 40 mil de fondo, según su número de afiliados, son pues carne de cañón y en eso convierten a los niños.


Desde 1998 la OCDE advirtió que mientras la educación en México esté sometida a los intereses de un sindicato, de un cacique y de los partidos políticos difícilmente superara sus deficiencias y errores para dar el gran salto a una mejor calidad en la enseñanza.


*****


Hace tres años, fundé Consultoría On Estratégica con sede en Tecamachalco, Puebla, de la que es socio mío el doctor en matemáticas Gabriel Enríquez Rodríguez. Fue el producto de duros y serios estudios adquiridos en la Facultad de Economía de la Universidad de Salamanca, España, a donde cada año sin faltar regreso a adquirir novedosas técnicas en ciencias de demoscopia, análisis de cúmulo, análisis conjunto, marketing y publicidad.


El año pasado Daemon Quest Customer Intelligence –la consultoría más grande de Europa- con sede en Barcelona y Madrid me dio la oportunidad de practicar con masters suyos de Italia, Alemania, España, Portugal e Inglaterra. Este 2010, mi instructor de formación continua Miguel Ángel Prado, de la Universidad de Salamanca, me dijo de la importancia de asistir a un curso de poco más de un mes en Publicidad Creativa, al que por supuesto no falté.


La actualización, sin duda, es una herramienta que no estoy dispuesto a abandonar ni a renunciar, seguiré capacitándome cada año, mientras la fuerza me alcance y el dinero también.


El secretario de Educación Pública, Darío Carmona García, este año creyó en mí capacidad como también lo creen un par de constructoras, un hospital, una empresa en aeronáutica de la ciudad de México y como también creyó uno que otro candidato ganador en las dos últimas elecciones, federal y estatal. A lo largo de los tres años de Consultoría On Estratégica he notado una cosa, cada vez más gente recurre a mí para pedirme asesoría mercadológica y electoral; y fue en lo electoral, donde introdujimos en Puebla hace dos años el novedoso concepto portugués de Carta de Navegación Electoral, la cual muy pocos conocen y han podido disfrutar de sus bondades por su alto costo.


Para mí, fue un honor haber asesorado en evaluación de la calidad educativa del nivel básico al maestro Darío Carmona, como también lo es trabajar con mis demás clientes.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas