Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

30/08/2010

Presupuesto 2011, ¿un desastre calculado?

Rafael Moreno Valle es un tipo desconfiado, ya lo demostró. Por eso ganó y por eso mismo se antoja que tenga un buen inicio de gobierno después de enero y sus posadas. Otro en su lugar, hubiese extendido la tertulia y dado rienda suelta a la francachela, lo que sin duda marca diferencia o, al menos, un patrón distinto de conducta. Él, se puso a trabajar y a entregar proyectos sociales a diestra y siniestra en la ciudad de México.


Después de la victoria, fueron varios los mensajes marinistas que llegaron a sus oídos a través de los medios de comunicación, nunca de manera de directa. Todos apuntando a la camaradería, las buenas costumbres, la civilidad, disposición de aflojarse y cooperar y a la confianza expresa –léase al Valentín Menéses de julio pasado- de construir un Presupuesto de Egresos 2011 a la medida de las necesidades del gobierno electo.


No se tragó la píldora, Moreno Valle desconfió del secretario de Gobernación marinista, al fin y al cabo adversario suyo desde el ángulo que se le quiera ver, político o sexenal. ¿Quién en su sano juicio confiaría la reputación a su enemigo? No lo hizo. No creyó en las buenas intenciones ni de El Vale ni del marinismo.


Atrevamos a pensar por qué. No hay muchas vueltas que darle al asunto, pues debió concluir que entre peor le vaya a su gobierno, por aquello del “Cumplo o me voy”, mejores medallas ganarán los priistas y mayores probabilidades tendrán no digamos de recuperar Casa Puebla, a corto plazo, sino de coronarse en 2012.


El nombre de Alejandro Cortés podría no sonar a nada ni relacionarse en lo absoluto en esta exposición, sin embargo tiene una importancia marcada y trascendente porque significa el vínculo entre el Moreno Valle gobernador electo y el Moreno Valle no solo de los cien primeros días de gobierno sino del primer año de responsabilidades.


Vea si no. Alejandro Cortés es quien ha elaborado los proyectos que el mandatario electo ha entregado a los titulares de las dependencias federales para cumplir las propuestas de campaña en materia educativa, generadora de empleos, desarrollo social y apoyo al campo.


Alejandro Cortés es un perfecto desconocido sí o, tal vez, podrían conocerlo en su casa; su nombre implica uno más del calendario de Galván, aunque en sus manos esté el iniciar bien o mal el gobierno morenovallista o el tener o no un presupuesto 2011 que convenga a la nueva administración, una tarea nada fácil si se pretende colgar de ganchos federales.


No obstante se sabe que varios de los documentos entregados a los secretarios de estado cuentan ya con el visto bueno del presidente Felipe Calderón y la instrucción expresa de aprobarlos, anticipando una probable reacción política del gobierno saliente. Tanto Calderón como Moreno Valle creen que el desastre financiero del año entrante podría ser una acción calculada del bando marinista.


Hoy, por lo pronto, existe la intención de la bancada local del PRI de irle calentando el Presupuesto de Egresos 2011 a Moreno Valle, y como si fuese una premonición, sin su consentimiento. Sin embargo, el tiempo parece haberle dado la razón al desconfiado gobernador electo, quien por si las dudas, lo prioritario lo tiene apalabrado gracias a los oficios intelectuales del señor Cortés, El héroe desconocido del primer año de gobierno.


****


¿Junta de Coordinación Política o Gran Comisión? Pocos podrán negar que el brillante Fernando Manzanilla se equivocó al querer prolongar la vida útil de la Gran Comisión en el Congreso del Estado y trataré de explicar por qué, sin entrar en detalles.


Manzanilla no solo no calculó que la bancada priista seguirá siendo mayoría en la Cámara Local y por consiguiente dueña de la Gran Comisión, sino que a futuro tampoco midió el riesgo de que algunos legisladores panistas o perredistas –hoy amigos suyos- se transformen en los peores enemigos del sexenio.


Ya sea con el dominio mayoritario del PRI o con los liderazgos fraccionados del PAN y PRD la Gran Comisión podría convertir a Moreno Valle en su rehén  o en su verdugo en el futuro de mediano o largo plazo, riesgo que aminora de nivel si se crea la Junta de Coordinación Política porque entonces el margen de maniobra morenovallista podría centrarse en dos de los tres partidos, dependiendo de la coyuntura que se atraviese y del estado de ánimo de sus aliados.


Salvedad. La Gran Comisión daría la razón a Manzanilla, solo si Enrique Doger fuera el presidente.

 

Autoría intelectual

 

****Son dos, los grupos que disputan la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad para el trienio de Eduardo Rivera Pérez: Manuel Alonso García auspiciado por Jaime Zurita y Daniel Vázquez apoyado por Luis Paredes. **Daniel Vázquez fue el que equipó el Centro de Inteligencia en la comuna paredista, hoy llamado Centro de Respuesta Inmediata (Ceri). **El único “pero” que tiene Manuel Alonso es que fue grabado por el PAN en los tres eventos proselitistas que Seguridad Pública Municipal y Estatal le organizaron a Javier López Zavala, en los que según sus archivos también participaron Héctor Guerra, Mario Ayón, José Luis Sobreira y Adolfo Karam. 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas