Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

03/03/2010

¡Viva Cristo Rey!


El yunque es persignado, radical y retozón, como mula de leñador, pero no tonto ni duro de cabeza. Ayer mismo, por la noche, envió a Eduardo Rivera a entrevistarse con Enrique Doger al cerro de La paz, para hacerle la propuesta del millón de dólares: ¿Cuáles posiciones estaría dispuesto a ofrendar a la Organización Católica, en su hipotético ayuntamiento, si la Sagrada Familia, una corona de espinas y sus hombres pecadores, le ceden la candidatura a presidente municipal?


Ganar-ganar es un enfoque de negociación creado en los 70´s por Roger Fisher, Willian Ury y Bruce Patton, en el que dos partes someten criterios, moralidades y principios éticos a la conveniencia de obtener beneficios. Y la traducción de la actitud yunquista, a través de la cancillería Rivera, proyecta el pécoro interés de las familias Regordosa, Quintana, Díaz, Prieto y Fernández de dar su bendición política a Doger para obtener algo a cambio.


¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué El Yunque comenzó a tejer chambritas en la oscuridad si tiene problemas de miopía? No sería disparatado endosar el mea culpa a las encuestas publicadas por Cambio, El columnista y La jornada de oriente donde con claridad ineludible se exhibe que Eduardo Rivera y Humberto Aguilar Coronado están buenos para alimentar aves carroñeras y pirañas del Amazonas, pero no para ser candidatos.


Se supo que la noche del lunes, números en mano, Rafael Moreno Valle, recalcó a la progenie yunquista en un encerrón de dos horas, que siendo sinceros, pero muy honrados, Lalo Rivera y El Tigre Aguilar no es que sean malos candidatos, sino que están salados porque todo lo que tocan lo hacen chito, para muestras están Santiago Creel y Ana Teresa Aranda, y eso mismo puede ocurrirle a él en la próxima elección si le transmiten el cloruro de sodio.


En esa reunión, cuentan que Moreno Valle pidió el voto de confianza al Yunque para construir una verdadera dupla ganadora y no un remedo de competencia. Y no se refirió precisamente a Doger como fórmula electoral, sino a cualquier otro ciudadano que pudiese sumar votos a su proyecto de gobierno. Pocos lo saben, pero desde el fin de semana la relación Moreno Valle-Doger entró de lleno en un periodo glacial del que sólo Dios sabe cuándo terminará y cómo quedará su amistad. Y Rafa tiene sus motivos.


Mandar a Lalo Rivera a auscultar a Doger de manera directa, con el riesgo táctil que conlleva, tiene cierta lógica, después de todo él es, el involucrado directo en la puja por la alcaldía y la pieza más visible del esperpento yunquista. Decía Sun Tzu en el Arte de la Guerra que las batallas se libran de manera ortodoxa, pero se ganan en forma heterodoxa. Y quién mejor que Rivera para establecer compromisos a nombre de la Sagrada Familia con el negro propósito de ganar perdiendo, es decir de manera heterodoxa.


Doger tendría que entender que su indefinición política es como la malaria, conforme las horas pasan su vigor disminuye, y si bien el vagón de Moreno Valle parece haberlo dejado y el del PRI con el par de secretarías: Sep y Salud, tendría que correr para alcanzarlo, es El yunque su última oportunidad de subirse al tren de la política o ser señalado como El dejado del 4 de julio.


Aunque claro, mucho depende lo qué Lalo Rivera pidió para la Organización en regidurías, direcciones y secretarías del ayuntamiento, y si Doger estuvo dispuesto a entregar el tributo a cambio de ser candidato, si ganara claro está. Quiénes los conocen lo saben, si El yunque es testarudo y retozón, el exalcalde tiene fama de necio y corajudo. Que se entiende, piedra con coyol. ¡Viva Cristo rey!


El encuentro podrá ser negado, pero fuentes yunquistas lo confirman… y, además, lo sostienen.


***


La megacoalición y el PRI-Verde son víctimas de la misma enfermedad: ambos dudan de quién debe ser el candidato a la alcaldía de Puebla. Y, pá pior, no fueron capaces de ocultarlo. Aunque siendo objetivos, si la lógica numérica se impone, los abanderados deben ser Eduardo Rivera Pérez y Mario Montero Serrano por justicia divina.


Sin embargo, terco destino, infame suerte, la lógica en la política no siempre aplica como regla de tres; por lo regular, lo que impera son los acuerdos políticos y las negociaciones. Y si a esas vamos, ambos corren el riesgo de ser desplazados injustamente.


Pero al fin y al cabo, mientras son peras o manzanas, gentes afines a Moreno Valle expresan a corazón abierto que si Lalo Rivera se queda con la encomienda, muy probablemente Rafael habrá perdido antes de entrar en competencia. ¡Si Lalo o El tigre son candidatos, esto ya valió madre!, dicen con el músculo de la enjundia engarrotado.  

 

Autoría intelectual

 

***El 9 de marzo será el día que la megacoalición PAN, PRD, Panal y Convergencia mida a los aspirantes a la candidatura a presidente municipal de Puebla. La propuesta de Moreno Valle es que Rigoberto Benítez, su encuestólogo de cabecera, extraiga las muestras y señale al vencedor. **Patricia Domínguez reforzará, desde éste miércoles, el área de comunicación social del PRI estatal. El brillante José Tomé, faltaba más, sigue coordinando la Secretaría de Prensa y Propaganda. **El presidente municipal de San Andrés Cholula, David Cuautli, negoció con el aspirante a alcalde del PAN Miguel Ángel Huepa, apoyos de toda índole en la elección que viene, a cambio de que se queden los jefes de seguridad y tránsito, y sus corruptos elementos, en la otra administración. **Guillermo Velázquez será el candidato del PAN a la diputación de Atlixco.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas