Por las entrañas del poder


Jesús Ramos


Paran en seco al secretario de Finanzas, ¡¡mi tablero no lo mueve nadie!!, grita Marín


El gobernador del estado Mario Marín tiene perfectamente claro con quienes –de su equipo- jugará el proceso sucesorio de 2010 y el número no es gordo ni ostentoso y mucho menos nutrido: Mario Montero Serrano y Javier López Zavala son sus únicas cartas.


Mencionar más –se puede-, es fácil, lo han hecho, aunque lo más probable es que causen risa no solo a los que parten la pizza y la memela en la mesa del gobernador, sino a todo aquel que medianamente mastique la política.


Aún así no faltará quien siga agregando al listado del mandatario otros conocidos priistas, cosa muy válida, pero que en definitiva no forman parte del proyecto Nativitas como es el caso de…


…Alberto Jiménez Merino…
…Alejandro Armenta Mier…
…Enrique Agüera…
…y Blanca Alcalá, entre otros.


Hasta antes del viernes los funcionarios de primer y segundo nivel, es decir, el gabinete legal y ampliado intuía que la caballada de Marín podía engordar con su venia, con su permiso, pero después del viernes les debió quedar extremadamente claro que el mandatario no necesita ni quiere más cartas que…


…Zavala…
…y Montero para jugar la sucesión.


La frase aquella pronunciada por Marín en Casa Puebla el primero de febrero de este año en reunión de gabinete:


-“Quien quiera ser candidato a la gobernatura puede serlo, intentarlo y hacer campaña, pero desde hoy debe presentar su renuncia”, pareciera que no tuvo como destinatario a Mario Montero –que desde luego allí estaba- sino a quienes desde sus secretarías pretendían impulsar sus propios proyectos políticos.


De muy buena fuente se sabe, por ejemplo, que el secretario de Finanzas Gerardo Pérez Salazar planeaba infiltrar su nombre como aspirante al gobierno para sumarse a los que se manejan dentro y fuera del PRI en la carrera sucesoria:


-Enrique Doger.
-Rafael Moreno Valle.
-Humberto Aguilar.
-Ángel Alonso Díaz Caneja.
-Jesús Morales Flores.
-López Zavala.
-Montero Serrano.
-Ana Teresa Aranda…
-…y Pérez Salazar, peeero lástima Margarito.


Mantener en secreto el proyecto de Pérez Salazar a los oídos del mandatario fue imposible, quizá por ese motivo Mario Marín consideró oportuno reunir al gabinete de primer y segundo nivel para decirles en tono contundente antes de que otro secretario también hiciera de las suyas:


-“¡¡No me quieran mover ni alterar mi tablero político porque aquí, el que manda soy yo!!”.


Pensar en otro destinatario sería absurdo y ocioso, pues el gobernador sabe que Alejandro Armenta, Alberto Jiménez Merino y Darío Carmona no intentan engendrar sus propios proyectos, sino que forman parte de uno solo: El zavalista, mismo que cuenta igual que el de Montero, con la complacencia del primer priista.


El gabinete ya lo sabe, ya lo supo, no hay más que melón y sandía para apostar sus canicas, si así lo quisiera, en el juego sucesorio de Mario Marín:


…Zavala…
…y Montero, y ay de aquel que quiera intentarlo por su cuenta porque tendrá que salir del gobierno con las petacas por delante para hacer política desde fuera del gobierno.


Pérez Salazar –de manera discreta…y lo sabe- tenía preparada la maquinaria para despegar sus pretensiones sucesorias, y como él puede que otros, pero el proyecto lamentablemente nació muerto antes de ver la luz del mundo. Ni modo. No se pudo. Ni hablar de Lola, traes pistola.

 

****La migración de Valentín Meneses del PRI estatal obliga las salidas de Laura Alicia Sánchez Corro y Roberto Marín Torres para evitar que, cualquiera de ellos, por prelación sustituya al Vale en el liderazgo, es aquí donde cobra fuerza la versión del periodista Arturo Rueda en sus Tiempos de Nigromante en el sentido de que el hermano del gobernador arribará al ayuntamiento de Puebla como titular de la Sedesol municipal. Y es que si alguien no puede ser líder de este partido es precisamente un hermano del mandatario.


****Aunque sobran antecedentes de que en política nada está escrito y que del plato a la boca se cae la sopa, dé por hecho que Antonio Hernández y Genis será el secretario general de Blanca Alcalá Ruiz. El gobernador se impuso a quienes le jugaron vencidas: Jorge Estefan Chidiac y Víctor Giorgana.




 
 

 

 
Todos los Columnistas