Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

08/07/2009


La nueva burbuja: Zavala, Armenta, García y Carmona


El desenlace de las elecciones del domingo pudo haber colocado la penúltima pieza en el complejo rompecabezas de la sucesión gubernamental de Puebla. Por si la puntilla faltara, con el arrollador triunfo priista, Mario Marín vigorizó su propia teoría del liberalismo de la que el pensador italiano Vilfredo Pareto infiere que son los aciertos los que otorgan amplias libertades políticas a los gobernantes.


Es evidente que el mandatario fijó su tablero de desplazamiento de piezas en una posición que le concede mayor margen de maniobra, acción y soltura, frente a aquellos actores nacionales que por costumbre intentarán meter mano en el juego de relevo en Puebla, como son los casos de Beatriz Paredes, Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones, y como lo hicieron antecesores suyos en ésta y otras entidades.


En la paradoja de la sucesión, no importa que el cesor del poder haya tomado decisiones y adoptado preferencias políticas a priori con nombre y apellido, todo aquel que desee competir podrá hacerlo mientras el periodo de inscripciones permanezca abierto, y eso por fortuna concede a Enrique Doger, Jesús Morales y a Blanca Alcalá la libertad de decidir entre seguir adelante o simplemente hacer mutis y doblar las manos.


Contrario a este pelotón de competidores existen personajes centrales como Javier López Zavala y Alejandro Armenta que con los resultados del domingo se sitúan de facto a la cabeza de las probabilidades sucesorias no solo por cuestiones afectivas o de presunta imposición, sino de proyecto de largo alcance fijado por el propio Mario Marín desde un principio.  


Considerando el escenario de antes y el de ahora, ambos representan en mayor proporción el hilo conductor de la secuencia marinista llevada más allá de los confines sexenales, y aunque pareciera que se trata de dos aspirantes distintos, el mundo sabe que la única distinción son sus nombres, porque el croquis es exactamente el mismo: El proyecto “Z”.


Zavala y Armenta, igual que la mitológica Ave Fénix, fueron capaces de reconstruir una segunda burbuja marinista enmasillando con su saliva las cenizas de la anterior hasta moldearla a su imagen y semejanza, con personalidades de notable valor e influencia dentro del gabinete estatal como son los casos de Javier García Ramírez y Darío Carmona, ellos cuatro, auténticos artífices, junto con el gobernador, del carro completo del PRI en las elecciones de diputados federales. Póker de ases. Qué se entiende.


La sinergia de los cuatro, orientada hacia el mismo punto, pareciera ser suficiente para legitimar la obtención del poder sucesorio en juego, como lo dijo Nicolás Maquiavelo en su propuesta de cómo conseguir un principado sin derramar una sola gota de sangre. Opuesto a las bravuconadas de algunos analistas que ensalzan la victoria a la dulce y simplona circunstancia de: ¡por eso mereces ser gobernador!, simple y llanamente implica que El póker de ases sigue haciendo su tarea pian pianito para lograr el señalamiento cuasidivino de Mario Marín llegado el momento. Y todo parece ser cuestión de tiempo.


Algo insoslayable en los resultados del domingo fue el aporte del gobernador en esta elección, sin duda fue quien dio el plus que los candidatos priistas necesitaban para compensar su grisedad y flaca calidad competitiva, como también resulta innegable el estatismo y agazape en que incurrió el secretario de Gobernación Mario Montero Serrano para entorpecer el accionar de quienes condujeron al éxito las riendas de los comicios: Armenta, Zavala, García y Carmona poniéndoles todo tipo de piedras en el camino. La dolencia en el hígado de Montero debe ser terrible, pues si algún rescoldo de esperanza le quedaba para aspirar a la gubernatura, con lo que ocurrió todo se desvaneció como la neblina en días soleados. ***Consultoría On Estratégica se convirtió en la primera empresa demoscópica del interior del estado en pronosticar y calcular escenarios numéricos de alta precisión con los servicios que prestó en Rankeos previos a la jornada comicial y sus encuestas de salida del domingo al candidato del PRI Fernando Morales Martínez.


A las 14 horas, con números y gráficas en mano, dio el triunfo al priista de Ciudad Serdán en una proporción de 3 votos a 1, tal y como a las 20 horas lo confirmó el CISO Buap en rueda de prensa. Cuatro días antes, Consultoría On Estratégica hizo la proyección de desenlace y su varianza fue a penas de 2.56% respecto al porcentaje consumado de votación. Sus directivos dicen que seguirán capacitándose en el Viejo Continente, como lo han venido haciendo desde el año pasado. ¡Salud! Dijera Eugenio Derbéz: ¡pregunten, pregunten!… a Fernando Morales.

 

***La dignidad con que se condujo el todavía dirigente nacional del PAN Germán Martínez es loable y decorosa, no podía ser de otra manera, la renuncia se toma como un valiente acto de congruencia por lo escuálido de los resultados electorales, no así la actitud barata y cachicanera de Rafael Micalco y Bernardo Arrubarrena que se resisten a ceder lo que no pudieron operar debido a su escasa inteligencia y tino en la adopción de decisiones incorrectas. Dios no les dio inteligencia, ¡ni modo! ***De muy mal gusto fue interpretada la postura que asumió Pericles Olivares al desconocer a Gabriel González Molina en los días más aciagos de su vida. Es en esos momentos, donde los amigos se cuentan con los dedos; ya se vio. Caso contrario, fue la actitud solidaria que asumieron Alejandro Armenta y Mario Montero al defender hasta con los dientes a su cómplice y amigo de mil batallas políticas. ***La Sedecap promueve el Premio Nacional de la Contraloría Social para compartir con otras entidades mejores mecanismos en la transparencia de los recursos públicos. ***La CDH de Puebla localizó en la educación al mejor vehículo para difundir la cultura de los derechos humanos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas