Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

11/09/2009


Ni medias tintas ni agua tibia en la sucesión


Blanca Alcalá se convirtió en factor clave en la elección interna del PRI para determinar al candidato a gobernador. Su indefinición política tiene más molestos que satisfechos al resto del pelotón de aspirantes porque, igual que El chavo del ocho, sin querer queriendo, obstaculiza los tiempos de aplicación de las encuestas que correrán por cuenta de María de las Heras.


En el cónclave priista del miércoles, salvo Jorge Estefan Chidiac, el resto de los chambelanes de la gubernatura externó descontento y protestas por la postura tibia, timorata y a medias tintas con que se ha conducido la alcaldesa de Puebla en el tema de la sucesión, lo cual en lugar de aplaudirse como algunos insisten, tendría que ser criticado.


Pero todo tiene un límite y un hasta aquí, los arrojados y valentones no pueden agotar sus vidas esperándola una eternidad, por eso conciben y coinciden que las dudas y tibiezas de Blanca deben cercenarse de golpe y porrazo porque arrastra y se gasta irremediablemente el tiempo del PRI para elegir al candidato a gobernador, y eso es lo que no tienen: tiempo.


En mayor grado que el PAN, el PRI y Mario Marín saben perfectamente que los días del calendario comienzan a jugar en su contra. Opuesto a los que inciensan ceremoniosos los tiempos del gobernador y su magnificencia, me parece que no llegar a diciembre con un candidato debidamente consensuado y avalado por las encuestas restará tiempo al partido. Y como dijera Napoleón: Puedo recuperar espacio, tiempo nunca.


Pareciera haberse olvidado, pero valdría la pena recordar que el Consejo del Instituto Estatal Electoral se instalará en sesión permanente a principios de noviembre de este año para organizar las elecciones de 2010. ¿Eso qué quiere decir? Que el PRI dispone de poco menos de dos meses para sanar las heridas que se han ocasionado sus más temibles aspirantes si quiere disfrutar las fiestas decembrinas. ¿Alcanza el tiempo? Pregunto.


Decir que todo está saliendo a las mil maravillas como el gobernador lo planeó, se me hace una lambisconería disca y arrastrada. Sinceramente no lo creo. Lo que sí creo, fue que resultó oportuno que Alejandro Armenta acordara con Javier López Zavala, Enrique Doger, Jesús Morales, Alberto Amador, Víctor Hugo Islas y Jorge Estefan Chidiac un método bien concebido para realizar el parto del candidato a gobernador, sin traumas ni lesiones, a través de encuestas que beneficien de la unidad.


Hoy se sabe que a petición de los convidados al manjar de la gubernatura, Alejandro Armenta y la delegada Paloma Guillén Vicente buscarán a Blanca Alcalá tan luego pise suelo poblano procedente de Ecuador para exigirle su expedita definición en el tema sucesorio; si su respuesta es positiva la incluirán en las encuestas de María de las Heras, pero si es negativa sus aspiraciones morirán estranguladas para el CEN del PRI y para el PRI poblano. Y no habrá arrepentimientos futuros ni marcha atrás.


El mañana parece haberse agotado para la alcaldesa. No hay manera de seguir esquivando y añejando su indefinición por la gubernatura, el té que se tomará con Paloma Guillén y Alejandro Armenta necesariamente tendrá que estar caliente o frío, no tibio, así lo exige el pelotón de contendientes.

 

***

 

Dice el dicho que el que calla otorga. La terna de exsecretarios de Gobernación compuesta por Carlos Arredondo Contreras, Carlos Alberto Julián y Nacer y Héctor y Jiménez y Menéses sí coordinará la campaña a la gubernatura de Rafael Moreno Valle. ¿Qué costal de mañas y fórmulas de alquimia no se sabrán los tres juntos?


A éstos tres agréguele a Néstor Gordillo, a Gerardo García alias “El charal” de Teziutlán y a los presidentes municipales de Huauchinango y Tecamachalco, ninguno templado al fuego de los rosarios y La biblia que tanto pregona la derecha poblana.
Salvo los discursos incendiarios y folclóricos de Violeta Lagunes no logro apreciar la manera en que el PAN se sume a una campaña al gobierno que a leguas se ve no es suya.

Autoría intelectual

 

****Hoy por la tarde llega a Puebla Blanca Alcalá después de haber sido nombrada Huésped distinguida de la ciudad de Quito. **Las reuniones que ha sostenido Guillermo Deloya con comerciantes ambulantes acompañado de Mario Marín García, hijo del gobernador, comienza a generar suspicacias entre los que quieren ser candidatos a presidente municipal de Puebla. ¿Será mensaje o mera fantasía? **Las encuestas que levantará María de las Heras contemplará cruces hipotéticos de los seis aspirantes priistas versus Moreno Valle para determinar quién podría ganarle con más amplio margen. **No se ha dicho, pero las preguntas de la encuesta recibirán el visto bueno de los seis chambelanes de la gubernatura.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas