Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

12/05/2010

La actitud de Moreno Valle indica que va atrás de Zavala


En una contienda electoral: ¿Quién golpea al adversario, el que va arriba o abajo? Preguntemos de otra manera: ¿Quién promueve los debates, el que está rezagado o el que va a la cabeza? Puntualicemos, pues: ¿Quién pretende desesperar al oponente, el retador o el monarca? En todos los casos, el común denominador es quien se encuentra a la zaga.


O al menos así lo explican los estrategas políticos en periodos comiciales. Y no andan del todo errados. Se trata pues, de una receta actualizada del Arte de la Guerra de Sun Tzu: Cuando el enemigo esté airado, acósalo. La razón es simple. Quién acosa pretende que el adversario cometa los errores suficientes que le permitan primero, alcanzarlo y fastidiarlo y, luego, derrotarlo.


Esa es la parte que debe disfrazar perfectamente el candidato de la Alianza Opositora, Rafael Moreno Valle, para que la primera línea crítica, reflexiva y analítica del electorado, esa que engrosa el voto switcher, no detecte ni descubra que va perdiendo las elecciones. Y es que si esa franja de reflexión descubre acciones desesperadas de Rafa, él sabe que corre el riesgo de ser abandonado, porque el ser humano prefiere al triunfador que al derrotado.


La actitud acosadora de Moreno Valle hacia su némesis Javier López Zavala con los temas del debate, su insistencia para que comparezca ante los universitarios de la Upaep y el affaire con la familia Minutti a la que compró una casa en 3 millones de pesos, alumbra con un reflector, de forma casi grosera, lo que debería ocultar en las entrañas de la discrecionalidad. Que va perdiendo.


Aunque siendo honestos, esa es la parte que no podemos corroborar nosotros los mortales de bicicleta y Vocho; y no, porque carecemos de las finanzas e influencias suficientes que nos permitan acceder a una encuesta seria que nos permitiera descubrir la verdadera tendencia de las elecciones en lo que concierne a gobernador, donde López Zavala y Moreno Valle aseguran, ambos, ir ganando, como si eso fuese posible.


Siendo optimistas, mientras la lotería nos bendice o nos hacemos amigos de Roy Campos, o de algún otro encuestador nacional, la única ruta que nos queda, es la capacidad de poder interpretar las razones silenciosas de López Zavala de ser precavido en su actuar y la conducta beligerante de Moreno Valle de quejarse hasta del color de la camisa de su contrario.


La estrategia del rezagado, recomienda Sun Tzu, se basa en la capacidad de ocultar la verdad.

 

****

 

El mundo está patas arriba. Y, a diferencia del antes, ahora todo puede ocurrir. Tanto, que El mosco, José Antonio Díaz García, panista a ultranza por gracia de Dios divina, discípulo inocuo de Santo Tomás de Aquino, cuestionó con acidez inaudita en sus líneas de e-consulta a Josefina Buxadé, candidata del PAN a diputada por el distrito V, al exigirle a mansalva y en despoblado su definición, cuasi definitiva, respecto al tema del aborto.


Se sabía que El mosco tenía en la cabeza lo mismo que los camarones (…), por eso mismo se atrevió a llamarle la atención a Buxadé por juntarse con su suegra Elena Poniatowska, en un acto de apoyo partidista, quien de sobra se sabe fue de las más recias impulsoras de la despenalización del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo hace cosa de meses.


Sería anecdótico y saludable que Buxadé respondiera, si apoya el aborto y las nupcias del mismo género, nomás para que El mosco quede tranquilo o la acabe de mandar tan lejos como se le ocurra, sabiendo lo desquiciado que está.

 

Autoría intelectual

 

****Ardelio Vargas fue descubierto por la dirigencia estatal del PRI impulsando la campaña de Rafael Moreno Valle, de José Esquitín y de su primo Benito Vargas candidato del PT a presidente municipal de Xicotepec. Candil de la calle, oscuridad de su casa. **Lo malo de Ardelio, es que ni cómo defenderlo, pues le cayeron con las manos en la masa.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas