Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

13/07/2009


Armenta monta caballo en la sucesión


La piltrafa a que quedó reducido el PAN el pasado 5 de julio perjudica a cualquiera de los candidatos que se barajan en ese partido político tanto a la gubernatura como a la presidencia municipal de Puebla.


Perder más de 300 mil votos con respecto a la elección de 2009 obliga a Ana Teresa Aranda, Rafael Moreno Valle, Francisco Fraile y a Humberto “El Tigre” Aguilar Coronado a hacer algo más productivo que seguir confrontando unos con otros.


Inferir que el más afectado de todos los panistas sea Moreno Valle me parece una barbaridad tosca y vana, pues si aplicamos a rajatabla la lógica intuicionista de Arend Heyting no tendremos manera de probar que los más beneficiados sean el resto de los panistas que quieren ser gobernadores.


Contrario a la débil conjetura de que el neopanista sea la víctima de las elecciones federales, las leyes de Morgan que encuadran las variables negadas o adversas benefician en sobremanera su futuro inmediato porque distinto a Anatere, Fraile y El tigre, a Moreno Valle los seguidores de Acción Nacional lo siguen viendo como el mesías, como el salvador, como la única carta no digamos para triunfar, para dar la batalla en las locales del año entrante, ¡como su héroe papá!


Ignorar que Anatere y Fraile son dos cartas jugadas, sinónimo de derrota, sería fácil, y esa facilidad equiparada en fragilidad la conocen de sobra tanto yunquistas como panistas ortodoxos, con ninguno de los dos daría la pelea en los comicios locales, ya está demostrado. ¿Con quiénes si? Me parece que son solo dos: El Tigre, con la reserva de que se alce con el liderazgo del PAN, y Moreno Valle si el destino y la necedad de la ultraderecha no habla en tono grave; aunque de los dos, es el segundo quien más estructura, dinero y posicionamiento tiene para sobreponerse a la adversidad que dejó a los azules estas elecciones.


A propósito de números, si a los panistas les fue mal, por haber sumergido 300 mil votos en la animadversión de la gente, a los del PRD les fue peor, porque perdieron más de 400 mil en relación a las elecciones del 2006. A Nueva Alianza se le escurrieron 40 mil sufragios en unos comicios para olvidar y de pesadilla y el voto nulo, como ya se consignó, se convirtió en la tercera fuerza política.


Por ilógico que parezca, si el PRI de Puebla quiere en el PRD al eterno esquirol de significancia para el año entrante, tendrá que fortalecer su presencia en el mercado electoral. Y si el PAN desea un auténtico cómplice que marque distinción, deberá corregir las directrices no solo de su partido, sino también de Nueva Alianza para sumar votos que lo meten de cuerpo entero en la contienda por el gobierno.


Ni al PRI ni al PAN, por proyección de corto plazo, les conviene tener partidos afines débiles, escuálidos e intrascendentes. Y no refiero sus probables alianzas y coaliciones, más bien la manera en que pueden interactuar cada uno por su lado en una estrategia conjunta de resta de votos.


Opuesto al PAN, es el PRI quien tiene terreno fértil y las circunstancias favorables para trazar escenarios ganadores con Javier López Zavala, Blanca Alcalá, Enrique Doger Guerrero o Alejandro Armenta. No habrá que ignorar, que contrario a las elecciones federales intermedias, los comicios locales exigen más votos y amarres políticos para declarar triunfador interno y constitucional. ***El cumpleaños de Mario Marín tuvo al menos tres lecturas dignas de ser tomadas en cuenta; la primera, es que el organizador del evento fue Javier López Zavala a quien señalan como el inminente candidato a gobernador después del monstruo de 16 cabezas que atacó al PAN el 5 de julio; la segunda, es la mención especial y única que tuvo Marín para el dirigente del PRI Alejandro Armenta quien hoy difícilmente escapara a ser destapado por los críticos como otro posible abanderado del PRI; y la última, la ausencia –o retraso- de Mario Montero Serrano al festejo en Tres Marías, mismo que forzó a Beatriz Paredes a preguntarle al gobernador: ¿Por qué no vino tu secretario de Gobernación? Marín lo justificó: Es que anda un poco molesto. La molestia de Montero podría asociarse a una mala relación con el mandatario o a la negativa para que tampoco sea candidato a presidente municipal. Solo Dios y ellos lo saben.

 

Autor intelectual

 

****Enrique Doger reclamó a Blanca Alcalá que “sospechosamente” se hayan filtrado documentos a la prensa que lo asocian al accidente ecológico que mató a una niña el día de las elecciones; Alcalá debe entender que tentarle la cola a Doger es tentarle la cola al diablo. ***Gerardo Pérez Salazar fue al cumpleaños del gobernador sin un calcetín, tal y como lo hace El chelís en los encuentros de La franja para ganar partidos, ¿qué será lo que quiere ganar el secretario de Finanzas? Acaso la candidatura a presidente municipal. ***De la escuela de capacitación para el trabajo del DIF municipal se graduaron 95 alumnos en corte y confección, cultora de belleza y decoración. ***La Procuraduría del Ciudadano recuperó más de 8 millones de pesos a favor de trabajadores que fueron despedidos injustificadamente. ***La familia Morán que nos lidera a nosotros los pobres desde que Raúl Salinas los organizó como brazo armado del salinato se inconformó porque éste columnista dijo que Aquiles Córdoba y Juan Manuel Celis Aguirre se mueven por la vida en autos de lujo. ¿Eso es una mentira? Señor, Lautaro Córdoba es impropio que tergiverse líneas escudándose en nosotros los pobres. Si algo de vergüenza tuviera debería permanecer callado. ¿Usted y cuántos parientes de Aquiles presiden carteras en nuestra organización de los pobres y conducen autos de lujo? Diez o veinte. Por falta de espacio luego le publico los nombres. Por cierto, los aliados del gobierno escriben en otros espacios, y usted por obligación debería saberlo, por ser jefe de prensa de la organización de su papá. Me reservo mi derecho de seguirle contestando hasta que no le haga un plantón de dos meses en Tecomatlán donde ya he ido a ensuciarme los zapatos en los adoquines de la residencia donde usted vive.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas