La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida. Agradezco al director editorial del diario Cambio Arturo Rueda, y al resto de los jefes del rotativo, la invitación para escribir martes y jueves. Y como este arroz ya se coció pues…


Por las entrañas del poder


Jesús Ramos


Protagonismo que inquieta


Personajes cercanos a Mario Marín aseguran que las relaciones entre el secretario particular Guillermo Deloya Cobián y su jefe, el gobernador, se han:


-Opacado.


-Enfriado.


-Y almacenado en el baúl de los cariños, esos que a veces queremos más de lejos que de cerca.
Las razones del distanciamiento son como aquellos desamores que sin compartirse se respetan. Y van desde…


…las entrevistas de Deloya en páginas glamorosas de la sociedad poblana…


…pasando por recomendaciones de constructores famosos para acercarlos al gobernador…


…hasta el manejo rudo y enérgico de la agenda ejecutiva.


Esos mismos personajes –conocedores del entramado político y su raro comportamiento- no desestiman la posibilidad de que Marín se encuentre detrás de los coscorrones que con el presupuesto de la oficina particular siguen propinando a Deloya.


Más por atributos de la juventud que por malicia, al particular del Ejecutivo encanta y gusta aparecer constantemente en revistas de caché y sociedad, lo cual reprueba en corto el mandatario sin remilgo alguno al calor de las copas y con sus colaboradores más cercanos, o los de confianza.


Y es que en Puebla solamente hay un héroe (¡chingao!), Marín. Y los reflectores, igual que los espectaculares, periódicos, noticieros y revistas solo deben tener un objetivo, Marín y su gobierno. Y si de gobernadores se tata solo hay uno, Marín.


Aunque resulta difícil probar Marín habría encolerizado cuando la fotografía de su particular fue colocada en varios espectaculares de la zona comercial de Angelópolis haciendo publicidad a una entrevista sobre su vida y obra.


Cierto o falso, eso solo lo sabe…


…Marín…


…Deloya…


…y Finanzas, las entrevistas glamorosas de Deloya en 2007 –lo mismo que los espectaculares- habrían sido solventadas no con dinero suyo sino con recursos de la Secretaría Particular.


La situación que atraviesa Guillermo tiene complicaciones. Como la presunción de que a él y al Ejecutivo la borrachera de su mistad ya les hizo cruda. Como la ira que causó al secretario de Obras Javier García Ramírez cuando Deloya acercó al gobernador a un grupo de constructores no beneficiados por Ramírez. Y como las enemistades que todo secretario particular se gana a pulso cuando abre y cierra la puerta del gobernador a unos y otros.


Nada personal hay con Deloya, incluso antes de escribir las líneas quise acercarme a él para conversar el tema, pero no tuve suerte. Jesús Armas –el tocayo de mil batallas- intentó solventar mis inquietudes informativas, pero como dice la banda a mitad de la cascarita e impulsada por la chiqueada: ¡¡así no juego!!


Algunos secretarios de gabinete confiesan –con la reserva del nombre- que para “acordar” con el gobernador agendan los encuentros no con Deloya, si con Mario Tepox asistente de Marín pues de un tiempo a la fecha el picaporte es Tepox.


Si la información consuma el alejamiento de Deloya con el mandatario, en los enroques y cambios que se avecinan, al menos son cuatro nombres los que podrían ocupar la cartera de particular…


…Antonio Sánchez  Loaiza, gente ligada a Manuel Bartlett…


…José Luis Espinosa, quien ya fuera secretario particular de Marín a su paso por la alcaldía de Puebla…


…Arturo Domínguez, activo de Mario Montero…


…y Arturo Hernández Davy, director del DIF estatal.

 

****…la enjundia de los transportistas poblanos por el incremento a la tarifa y las modificaciones al artículo 86 podría sesgar la carreta de Valentín Menéses de la SCT, como originalmente se había especulado, hacia Carreteras de Cuota. ***…la 57 Legislatura local rindió protesta el 10 de enero y hasta ayer seguían apareciendo en el portal de Internet los anteriores diputados. ***...que la fe en sus creencias religiosas mitigue el enorme dolor que siente Mario Montero y sus hijos



 
 

 

 
Todos los Columnistas