Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

14/08/2009


Moreno Valle considera la posibilidad de abortar su proyecto de gobierno


Saber cuándo detener una pelea o una disputa política no es cosa de sabios, sino un acto de sensatez y prudencia, y Rafael Moreno Valle estaría analizando en este preciso momento la opción de tirar el jorongo de la candidatura al gobierno de Puebla por el PAN si Rafael Micalco no se reelige en octubre próximo.


Muhammad Alí dijo, abatido por el mal de parkinson, que un guerrero debe saber cuándo parar o detenerse poniendo oídos sordos a la frustración y al orgullo porque las consecuencias suelen ser fatales. El 56 veces campeón de los pesos pesados admitió que las tres peleas sostenidas con Joe Frazier entre el 71 y 75 diezmaron sus habilidades boxísticas, su salud y acortaron su carrera deportiva.


Moreno Valle sabedor que aún ganando la candidatura panista a Ana Teresa Aranda, al Yunque y a Humberto Aguilar Coronado su prestigio, reputación y el logotipo del partido quedaría en muy malas condiciones, tan malas que de poco le serviría el PAN para ganar una elección constitucional. Y si a eso se le agrega la difícil situación económica proyectada para 2010 y el repudio a su nuevo instituto político, la situación empeora.


Gentes cercanas al neopanista comparten la duda que lo tiene metido en la encrucijada de continuar o parar. La disyuntiva no es para menos, pues Moreno Valle no es un político acostumbrado a perder, de hecho ni sabe qué es eso o con qué se mastica. Pocos del PAN lo han notado, pero el Rafa de antes: entrón y decidido a jugarse su capital político y financiero, no es el mismo Rafa de ahora: mesurado y calculador. Incluso su exposición a la opinión pública disminuyó ostensiblemente.


Un líder estatal, opuesto a sus intereses, abriría un frente más en sus aspiraciones de erigirse en gobernador, porque entonces lidiaría con un enemigo declarado del PRI y un embozado del PAN. ¿Cuál de los dos resulta más peligroso? Evidentemente el adversario interno y está visto y demostrado que Felipe Calderón y Cesar Nava serían incapaces de desarticular una ofensiva dirigida en su contra desde El yunque.


Las mismas fuentes, morenovallistas, consienten que el factor de continuidad de Rafa se sustenta en la permanencia de su tocayo Rafa Micalco al frente del PAN y que si eso no ocurre se dan por entendidos que el Proyecto de conquistar Casa Puebla será abortado por falta de condiciones y adversidad de circunstancias.


Moreno Valle no es un político apasionado, como muchos suponen; Rafa es un político pragmático que sabe pagar lo justo por una mercancía o un objeto; lo sabe porque el mundo de las finanzas así se lo ha enseñado. Decía Friedrich Nietzsche que: El valor de una cosa no reside en lo que se alcanza con ella, sino en lo que se paga por ella y lo que nos cuesta. Y Rafa sabe a conciencia el monto que estaría dispuesto a pagar por la candidatura del PAN al gobierno. No es un kamikaze.


Distante de ser un esquema de estatutos, la reelección de Micalco en el PAN consiente la trifulca del poder por el poder y el control del partido; Ana Teresa y El tigre Aguilar calculan –con tremenda precisión- que si trituran su documento base interno forzando el relevo estatal le habrán dado a Moreno Valle la soga para que se ahorque solito o se vaya tan lejos como quiera…


Si bien el soporte legal está del lado de Los Rafaello´s –Micalco y Moreno Valle-, los fracasos de las dos últimas elecciones los crucifican, y en política como en cualquier deporte lo que hablan son los resultados. Quién dé por hecho que Micalco se queda, no conoce al Yunque a Ana Teresa ni al Tigre, y pa´ colmo, este último dice que no sabe chaquetear cuando de enemigos se trata.  ****Los cielos de “El peloncito” Juan Carlos Lastiri, probable coordinador de la bancada de los diputados poblanos del PRI en San Lázaro, se encapotaron y amenazan tormenta.


Los meteorólogos acusan que la depresión de constructores de los municipios de Zacatlán, Chignahuapan, Ahuazotepec y Aquixtla trae vientos bastante violentos y un caudal de porquerías harto pestilentes que desnudan las miserias de El pelón para elegir qué constructor sí y cuál no puede y debe ejecutar obra pública en esos y otros ayuntamientos de su demarcación federal. Los constructores y materialistas marginados firmaron un documento que entregarán al Ejecutivo y al líder estatal del PRI Alejandro Armenta en un esfuerzo por denunciarlo e impedir que Lastiri se quede con la coordinación.

 

Autoría intelectual

 

****Pocos lo recuerdan, pero Juan Carlos Lastiri estuvo apunto de emigrar al PRD hace dos elecciones. **El dirigente estatal de Convergencia José Juan Espinosa fue superado por los votos nulos en su distrito en las federales pasadas y ya se anotó como aspirante a la gubernatura. ***La intentona de agandalle de Vicente Ruiz Celio, secretario de Seguridad Pública y Vialidad municipal, para quitarle los juzgados calificadores a la Sindicatura de Román Lazcano hace inferir que en la comuna predomina la ley del más fuerte, igual que en los tiempos de las cavernas. ***Víctor Giorgana se empeña en utilizar la figura de Blanca Alcalá para descargar su odio hacia Mario Marín y al PRI en claro despecho porque no lo invitaron a un desayuno de aspirantes a la presidencia municipal; en lugar de pelear por lo de la alcaldesa tendría que envalentonarse por lo suyo.

Comentarios o lo que quieran a: [email protected]  

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas