Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

14/09/2009


Presidencia mata compadrazgo


Valentín Meneses y Mario Montero flexionaron los brazos con la misma vehemencia cuando al unísono mandaron tan lejos como les fue posible sus raíces consanguíneas. Conocidos suyos aseguran que el 10 de mayo nunca más volverán a celebrarlo con la enjundia del pasado. ¿Por qué? Porque la flexión fue tan poderosa y contundente que hizo trizas su fiel compadrazgo, su añeja amistad y sus sueños húmedos de conquistar el mundo como uno solo.


El Vale y Montero fueron compañeros de pupitre. Compartieron la torta y el caramelo, bebieron de la misma cantinflora. Se dice que cuando cruzaron el umbral de la infancia a la juventud se contaron –entre risas y carcajadas- como si se tratase de una competencia, los vellos que les aparecieron en las axilas.


El de la lana fue Montero, pero el de la inteligencia Valentín y aunque en esta ocasión no nos ocuparemos de él -muchos lo saben-, hizo terna con ellos el gobernador de Puebla. En su amistad se atravesaron todo tipo de especies bípedas, desde florituras aterciopeladas y dagas punzocortantes hasta ejemplares pura sangre de enormes y blondas ancas. Por encima de todo estuvo su amistad.


Superaron la adversidad como auténticos guerreros, sin embargo en esta ocasión pudo más la presidencia municipal de Puebla que los periplos del pasado y el insigne cariño firmado con la tinta de los recuerdos. Quienes asistieron a los festejos del trabajador de la radio del sábado reciente con el líder sindical Edgar Enríquez Benet en Valle del Sol pudieron constatar el distanciamiento de Los dos alegres compadres que compartieron libretas doble raya.


En dicho evento estuvieron también Mario Marín, Javier López Zavala y otros miembros del gabinete. Presenciar el remilgo fue inevitable.  El saludo del Vale y Montero fue por puro compromiso, la obviedad de que algo no camina bien en su relación y complicidad fue notoria, y es que ayuntamientos de Puebla solo hay uno y los compadres dos. Uno sobra. Y nadie quiso ceder.


Por años, El Vale fue la sombra de Montero. Caminó a sus espaldas, se quedó con sus vueltos, se conformó con lo que Montero arrumbaba, recicló sus zapatos, sin en cambio El vale quiere ahora vida propia y triunfos personales, lo cual es muy válido. El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pretende obtener la nominación de candidato del PRI aunque para ello tenga que pasarle encima del ombligo a su compadre del alma y cómplice de mil aventuras.


***


El Vale tiene la seguridad de que Javier López Zavala será el candidato a gobernador del PRI, así lo dijo en la reunión que organizó con los transportistas de Puebla de Sergio Galindo y Sergio Loyola en el Salón Serdán donde estuvo acompañado del líder máximo del “Proyecto Z” y al que solicitó directo y sin remilgos ir a su lado en fórmula por la presidencia municipal.
El titular de la SCT se ha distinguido por ser de los funcionarios del gabinete el mejor informado, gracias a la diosa fortuna de tener acceso a las encuestas que El góber le comparte por la confianza que existe entre ambos. Y si El Vale dice que Zavala será el candidato y próximo gobernador habría que creerle.


Palabras más, palabras menos, El Vale enfatizó que juntos “Z” y él, podrían construir una fórmula ganadora capaz de derrotar al PAN y a su mejor propuesta electoral ampliamente pronosticada por Rafael Moreno Valle y Eduardo Rivera. La seguridad la tiene, la certeza no tanto, porque Javier García Ramírez, Mario Montero y Luis Alberto Arriaga, El candidato lagrimita, son huesos duros de roer.


De Guillermo Deloya y Gerardo Pérez Salazar hablaremos, cuando se trate de cosas serias, por lo pronto dejamos en blanco los comentarios.

 

Autoría intelectual


****Sin decirlo abiertamente, Blanca Alcalá puntualizó estar dentro de la sucesión gubernamental a pesar de las presiones que exigen respuestas claras. Y es que si bien en la entrevista dominguera de ayer hizo extensivo que seguirá pendiente de sus quehaceres de gobierno, también aceptó que esperará la publicación de la convocatoria del PRI para dar respuesta. **Blanca respira. ¿Cuál será la respuesta de los chambelanes de la señora gubernatura a su estrategia? No creo que esperemos mucho. **Pablo Fernández del Campo parece haberse apestado con su defensa a ultranza de la moralidad del uso condón, y es que si bien él y Eduardo Rivera Pérez pertenecen a partidos opuestos, en el fondo semejan ser lo mismo. **Si por encuestas designaran al candidato a alcalde del PRI, Jorge Estefan Chidiac no tendría nada qué hacer en la contienda interna. Hasta Giorgana es más conocido.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas