Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

15/01/2010

Zavala-Doger, y Montero… al hoyo


Mario Montero Serrano destruye todo lo que toca. Acarició la candidatura a presidente municipal de Puebla y de nueva cuenta podría volver a perder. Montero hizo fama de perdedor, no de apenas, de hace años. Y su dinero y talento le costó. No gana una. Y todo apunta a que volverá a perder.


Los cabos de una negociación que hasta hace horas se antojaba imposible comienzan a atarse. Se sabe que Beatriz Paredes Rangel intervino para que Enrique Doger decidiera alejarse del terreno irreverente e iniciara sus primeros pasos hacia la comarca de la negociación, actitud que afecta en lo directo las aspiraciones de Montero.


En su libro La nube, el doctor E. Goldratt, sustenta que cuando dos partes se sientan a dirimir un tema, en lo específico, es porque ambas están dispuestas a ceder para ganar. Y Doger lo está. Doger tuvo la disposición con Beatriz Paredes de iniciar la ronda de negociaciones por la alcaldía angelopolitana, sustentada ésta a través de acuerdos políticos.


Afirmar que de la noche a la mañana puede surgir el amor del odio sería una irreverencia. El meollo del asunto aún no ha sido concretado, incluso podría extenderse hasta el 21 de febrero, fecha considerada por el PRI para celebrar la Convención de Delegados, de la cual emergerá con toda clase de juegos pirotécnicos la candidatura de Javier López Zavala.


El hecho cobra singular relevancia, porque abre la posibilidad de que Doger pudiera inscribirse, hacer proselitismo abierto en la ciudad de Puebla, igual que Zavala, y al final ambos adquirir un plus publicitario legal y anticipado distante, aún, de la conflagración oficial.


Pero retomemos. Montero fue víctima de sus propias pasiones. Incluso algunos críticos presumen que pudo ser capaz de dinamitar la relación Zavala-Doger-Blanca para que fuera él, el ganador de una trama harto maligna y depravada, dándole como dividendo la candidatura a presidente municipal.


En política todo puede ocurrir. Se trata de la lucha del poder por el poder. Max Weber consiente que este culmen impulsa al individuo a cometer lo estrictamente necesario para cumplir su propia voluntad. ¿Qué quiere decir esto? Qué una persona o gobernante siempre estará dispuesto a todo para retener o hacerse del poder.


¿Qué pasará si la candidatura de Doger, por el PRI, se confirma? ¿Será tan generoso como para prestarle sus espectaculares de Montero con todo y sus record Guinnes? ¿O le cobrará renta mensual? ¿O se los dará de a gratis? ¿O Montará la marca Doger a algún vehículo de sus concesionarias Chevrolet? ¿O qué demonios hará? Una cosa es cierta, todo mundo sabrá que una vez más volvió a perder, gracias a sus promocionales electrónicos e impresos.


Debe ser traumático para cualquier deportista o político que lo tilden de perdedor por sucumbir al destino triunfador del contrincante. No creo que sea cosa fácil de digerir. Si Doger construye una negociación, teniendo como testigo de calidad a Beatriz Paredes, con el PRI de Puebla de Alejandro Armenta, Montero será desplazado, necesariamente, aunque existieran acuerdos sentimentales con el gobernador Mario Marín.


Atreviéndome a adivinar las características de los acuerdos políticos que querría construir Doger con Beatriz y Armenta, consideraría la posibilidad de que estuvieran asociados a una planilla y un gabinete municipal netamente dogerista y, por qué no, también a la incrustación de al menos un par de diputados.


La ruta de la negociación fijada por el exrector de la Uap para acceder a la fórmula Zavala-Doger no es nada fácil, tiene sus aristas y precipicios, lo cual considera el riesgo de que en cualquier momento, ante el descuido de las partes, todo se desmorone. Sin embargo, el PRI comienza a ver una luz al final del túnel para construir la dupla ganadora que tanto necesita en momentos tan aciagos.

 

(Primera de dos partes)

 

***

 

El acertijo. ¿Si el Garganta Profunda del ayuntamiento (Trinidad) ha comenzado a golpear en espacios críticos al yerno de Blanca Alcalá, Edgar Chumacero, lo hará con el consentimiento de la alcaldesa?

 

Respuesta:

 

Imposible.

 

Autoría intelectual

 

***Las cosas podrían complicarse para el PAN y Rafael Moreno Valle si Doger termina por negociar con el PRI una salida digna hacia la presidencia municipal. **Lo dijo Newton: todo lo que sube tiende a bajar. Hoy sube Marín, mañana desciende. **Ernesto Ramírez sería el hombre que ocupara la vacante de Cesar Pérez en la Secretaría General del ayuntamiento blanquista. **¡¡Nos vamos al informe, nos vamos al informe!! –No me invitaron, pero tampoco me dijeron que no fuera. Allá nos vemos, dijeran los Atayde.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas