Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

16/06/2010

Hoyos Financieros vs Actas de Nacimiento, ¡quién da más!

Salvo comentarios de otro rumbo, puedo asegurar que el debate de hoy despertará poco interés entre la sociedad. Su pobre difusión y notable ausencia en la agenda mediática contribuyeron de fea manera en lo que bien pudo ser el entremés de la fiesta democrática del 4 de julio o el vino espumoso previo al banquete.


Aún así, ingrato sería no exigir a sus protagonistas seriedad en la exposición de ideas y honestidad en los proyectos de gobierno. No por otra cosa, sino porque los olores que se respiran en torno al desairado festejo no son de propuestas y política de grandes ligas y, si en cambio, de tufos desagradables y agresiones directas.


De cualquier manera tenga por sentado que a estas alturas del debate, ninguno de los protagonistas estaría dispuesto a cambiar su estrategia discursiva y las granadas de fragmentación que llevaran en las bolsas del saco por estampitas del Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen María.


Hacerlo, renunciar a las granadas pues, sería tanto como no darle un jab, cross o un uppercut al adversario en el cuadrilátero si éste, por cansancio o estupidez, baja la guardia. En el boxeo como en las contiendas políticas, la agresión es la táctica y las piernas un recurso, decía Henry Kissinger.


Hagamos memoria, Vicente Fox atrofió las neuronas de Francisco Labastida a punta de golpes en el debate del 2000 y en 2006 Felipe Calderón sorprendió propinándole duros reveces a Andrés Manuel López Obrador que tenía, por ese entonces fama de ponchador, luego de apabullar al pobre de Diego Fernández de Cevallos.


¿Qué podemos esperar hoy del debate? Lo que todos sabemos. Que Javier López Zavala no dudará en lanzar sus granadas contra el inepto y desastroso gobierno federal, lo mismo que contra Rafael Moreno Valle. Y que éste último, tendría un estupendo arsenal para batir al gobierno estatal y al precioso Mario Marín con repercusiones directas hacia el candidato priista.


Seamos atrevidos para adelantar vísperas, salvo extraviadas opiniones, a muy pocos, puedo asegurar, les quedarán perfectamente claras las propuestas de gobierno de Tirios y Troyanos; su utilidad, quedará en entredicho; la dirección y decisión del voto, difícilmente cambiará a raíz del choque verbal; y, López Zavala, igual que Moreno Valle y Armando Echetverry arengarán a su gente diciendo que ganaron.


¿Quién ganó con el debate? No sea ingenuo: Perdieron los electores y la sociedad, porque pulularon las mentiras y descalificaciones.


****


La Guerra no Convencional o Sucia carece de edad y se ha practicado desde que el hombre pisó el paraíso; incluso, Winston Churchill decía durante la Segunda Guerra Mundial que los mejores engaños se basan en la ambigüedad y en esa perfecta mezcla de realidad y fantasía.


Es evidente que por razones de poder, las campañas electorales, de nuestros tiempos, se han convertido en el caldo de cultivo perfecto para arruinar reputaciones y señalar actos deleznables de manera directa o indirecta, siendo o no falsos o verdaderos. Hete ahí, pues, cuando se propagó el rumor de que Moreno Valle había nacido en Estados Unidos y no en una vieja casona de Ciudad Serdán propiedad de don Juan Cesín Mussi, que por cierto niega que así haya sido.


Esto es la guerra, por donde se le quiera ver. Y esa es la razón, del por qué hoy aparece una acta con la que se pretende acreditar que López Zavala es guatemalteco, misma que igual que el Hoyo Financiero y el origen de Moreno Valle se deben asumir con las reservas del caso. No soy adivino, pero muy probablemente aparecerá otro documento similar de Moreno Valle con sellos gringos, fechada en Nueva York y divulgada en Puebla. Al tiempo.


Documentos de esta naturaleza, lo mismo que títulos profesionales y acreditaciones técnicas, cuestan mil varos en la Plaza de Santo Domingo de la ciudad de México. Si yo fuera Zavala, compraba una de Cesar Navalú, nacido en Orlando, Florida; otra de Juan Carlos Mondragón, con títulos argentinos; y si me regalaban dos por oferta y promoción, en las restantes inscribía a Jesús Ortega y al Ñoño Luis Miguel Barbosa, asentados en el corazón del Amazonas.

 

Autoría intelectual

 

****La granada que aventó el PAN a López Zavala, a través de la agencia gubernamental Notimex, ¿aturdirá al candidato del PRI-Verde en el debate? Ya lo veremos. **Que en el debate de hoy, Moreno Valle no llevará soporte escrito para dar muestra de su agilidad mental y retención de memoria. **El candidato del PAN a presidente municipal de Atlixco, Ricardo Camacho, tendría que ser más coherente en sus propuestas, pues ofrecer adoquinar 375 mil metros cuadrados en cien días equivale a que pudiera construir cuatro calles diarias algo, por supuesto, imposible de ejecutar en poco más de tres meses.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas