Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

17/07/2009


Marín, El sofista de las proposiciones “A”


A mi paisano Alejandro,
por su paciencia para escucharme.


El gobernador Mario Marín permitió a la prensa local echar un vistazo a sus pensamientos y a su corazón, y lo que el periodista pudo ver fue el destape de Javier López Zavala y Alejandro Armenta Mier como auténticos, únicos y verdaderos sucesores del sexenio.


Las opciones secundarias personificadas en Jorge Estefan Chidiac y Blanca Alcalá, y los que fueron mencionados solo por mencionarse, fueron tomadas como lo que son: relleno, paja, cortina de humo de una sucesión ya definida no de a penas, de hace mucho tiempo, pero convidada en el momento menos oportuno al escrutinio público. Basándonos en El principio de la no contradicción de Aristóteles: la proposición “A” es “A”, y ambas son proposiciones necesariamente verdaderas, puesto que negarlas implicaría caer en contradicción.


Zavala y Armenta son lo mismo, ambos son proposición “A” son parte de una decisión ya tomada, ya asumida y ya meditada por Mario Marín para hacer confluir la continuidad del sexenio más allá de las fronteras cronológicas. Los sexenios si pueden ser de 12 o 18 años. Porqué no.


Como bien lo dijo el gobernador en su encuentro con los columnistas: Esto no es cuestión de afecto. Cierto, ceder el poder no implica necesariamente inmiscuir cuestiones de afecto, sino de lógica. En el sentido más estricto de la palabra, Marín es un sofista de la política, un personaje que inculcó sabiduría durante su sexenio y fue capaz de transmitirla a sus dos jóvenes y talentosos aprendices: Zavala y Armenta, y estos a su vez fueron capaces de demostrar su aprendizaje a través de lo que se conoce como Inteligencia práctica, el difícil arte de aplicar lo que se aprende.


Marín es lo que es, un operador político nato por excelencia; Zavala y Armenta son lo que son, operadores políticos natos guiados por la mano de su mentor: Marín; la identidad no es un término que se contradiga, es parte sui géneris de una misma cosa, de un mismo plan, de un mismo proyecto; es una ley lógica y añeja: toda proposición es idéntica a sí misma y sólo a sí misma. La propuesta de Zavala y Armenta es idéntica a Marín y sólo a Marín.


No puede decirse que el resto de los cómplices de Marín para hacerse del poder gubernamental carecieron de la oportunidad que el sofista dio a Zavala y Armenta. De ninguna manera. Mario Montero y Valentín Menéses tuvieron su oportunidad, colaboraron muy de cerca de Marín, y ambos fueron incluso dirigentes del PRI estatal, igual que Armenta; la diferencia fue que ninguno de los dos obtuvo los fantásticos resultados del hijo predilecto de Acatzingo que aunque alejado del primer círculo tuvo la inteligencia y el talento suficiente para ganarse al sabio en el momento preciso con trabajo, capacidad y resultados.


Asimismo entender El principio del tercero excluido o principium tertium exclusum del filósofo alemán Gottfried Leibniz: entre dos proposiciones distintas, Zavala y Armenta, no hay una tercera posibilidad: Blanca Alcalá, Jorge Estefan, Enrique Doger, Jesús Morales, Alberto Amador y Víctor Hugo Islas, ilustra perfectamente que para Marín no hay un tercero considerado para asumir su gobierno.


Y la misma lógica puede ser aplicada en la candidatura a la presidencia municipal. Sus proposiciones verdaderas son Mario Montero, Valentín Menéses y Javier García y tampoco tiene considerado un tercero para ese puesto, el tercero está excluido. Y es que para el gobernador sus amigos Valentín,  Montero y Javier García son lo mismo que Javier López Zavala y Alejandro Armenta, son proposiciones “A”. El resto: Gerardo Pérez Salazar, Luis Alberto Arriaga, Víctor Gabriel Chedraui, Víctor Giorgana y los que surjan o se mencionen están excluidos. ***El discurso del gobernador en su reunión con columnistas tuvo como catalizador la pasión y los intereses políticos; Marín simple y llanamente se dejó arrastrar por estas dos terribles fuerzas en un ambiente considerado por él como inofensivo; se confió, habló con el corazón, pensó en voz alta y los periodistas hicieron lo que mejor saben hacer en su quehacer cotidiano: interpretaron el discurso y procesaron la noticia. Sin embargo, más allá del desliz y del pensamiento en voz alta, Mario Marín como la mayoría de los gobernadores está en su derecho de intentar imponer a quién mejor le plazca y para eso detenta el poder; eso mismo intentaron hacer sus antecesores, no lo lograron, pero quien apuesta a que esta vez no lo logrará. El bando opositor, por su lado, también cuenta con el derecho de jugar y ser jugado para impedir que el Ejecutivo logre su propósito, aunque la verdad se antoja difícil que crucen el espinal sin sangrarse las alas.

 

Autor intelectual

 

****Si el gobernador quiere mediar la crisis que provocó el tema de la sucesión, bien valdría la pena reconsiderar la posibilidad de reunirse lo más pronto posible con Jesús Morales, Enrique Doger, Alberto Amador Leal y Víctor Hugo Islas, no digamos pensando en él, sino en los que pretende catapultar para el próximo sexenio. ***La mejor estrategia mediática no la construirá Marín a partir de los medios de comunicación, sino directamente con los incomprendidos para a ellos dar las razones y explicaciones que merece el caso. ***La comida que organizará el Consejo Patronal de Hombres de Negocios liderado por Eduardo García Casas el próximo martes promete buen nivel, pues además de que será en honor de Javier López Zavala, asistirán la alcaldesa Blanca Alcalá, Oscar Jofre, Agustín Ortíz Pinchetti, Enrique Agüera, Luis Monserrada Pandal, Javier García Ramírez, Pericles Olivares, Jesús Morales, los alcaldes de Tehuacán y Atlixco y muy probablemente el obispo Víctor Sánchez. ***El DIF del ayuntamiento de Puebla reanudó la distribución de despensas a personas vulnerables. ***El titular de la SEP Darío Carmona se fue a Campeche a participar en los talleres de la reforma integral de la educación básica.   

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas