Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

19/05/2010

El Switcher, ya no le alcanza a Moreno Valle para ganar


Las cosas parecen no pintar del todo bien para la Alianza Opositora, y no, porque la campaña por la gubernatura técnicamente habría entrado en lo que se conoce como Fase de Estancamiento o Zona Muerta; es decir, que ya no existe el margen de voto suficiente en el estado que haga remontar a Rafael Moreno Valle sobre Javier López Zavala.


Digamos pues, que aunque el candidato del PAN, PRD, Panal y Convergencia deseara crecer con una extraordinaria estrategia de marketing, no existe la franja de crecimiento suficiente que propicie la voltereta en la intención de voto a su favor porque casi todo el switcher en esta sexta semana de campaña se repartió entre las tres opciones de candidato a gobernador y apáticos.  


El Estancamiento o Zona Muerta no solo tiene maniatado en camisa de fuerza a Moreno Valle, también a López Zavala, aunque la gran diferencia situacional estriba en que el primero iría perdiendo la contienda y el segundo la iría ganando por un margen holgado que lo ubica como candidato inalcanzable en términos matemáticos.


De acuerdo a un estudio prospectivo de escenarios hipotéticos basado en extracciones demoscópicas diarias o tracking, al cual tuve acceso ayer hacia el medio día, Moreno Valle llegaría al 4 de julio con un culmen sostenido de 35 a 37 puntos porcentuales, mientras que López Zavala lo haría con 44 o 46 por ciento de la intención de voto bruto.


La campaña morenovallista: Abre los ojos, es en suma profesional y extraordinaria, y sería injusto negarlo, sin embargo no podría captar en su totalidad los 15 puntos de switcher que flotan en el estado, pues dicha cantidad, de acuerdo a comportamientos históricos se repartirá no solo entre las opciones contenidas en la boleta electoral, dígase Zavala, Moreno Valle y Armando Etcheverry, sino entre el cúmulo de votos nulos, el abstencionismo y los apartidistas o apáticos. 


Difícilmente podrían transmitirlo, aceptarlo u oficializarlo, pero es de imaginarse que en el War Room opositor deben existir temores fundados de que la campaña de gobernador en términos técnicos estaría perdida, además del poco colchón de switcher existente, por el estancamiento porcentual que padece Moreno Valle desde el mes pasado, por ese terrible 60 por ciento de voto antipartido que ya suma, a estas alturas, el PAN en territorio poblano.


****


La respuesta de por qué la insistencia en deslegitimar al Instituto Estatal Electoral, por parte del bloque opositor, bien podría encontrarse en esa impotencia de crecimiento que padece y sufre el PAN, PRD, Panal y Convergencia. Y es que en el ejercicio de la lógica simple de Aristóteles, tendría necesariamente que existir una paradoja –contradicción- del árbitro de la contienda y del que lleva la delantera, para que ambos desciendan en credibilidad y autoridad hasta –pretender- nivelar al que no puede subir.


Tal parece pues, que las alternativas de triunfo del bloque opositor se han agotado y la apuesta, es de suponerse en un escenario tan crítico y adverso, no tendría que estar basada hoy por hoy en remontar a Zavala, sino en deslegitimar la elección, judicializar el proceso e ir preparando el discurso y las acciones para señalar fraude electoral desde el mismo 4 de julio.


Este arroz, ya se coció.

 

Autoría intelectual


****La pena de muerte a secuestradores es un tema viejo y polvoso propuesto por el Partido Verde desde la presidencial de 2006. **Honor a quien honor merece, los equipos de comunicación social de Mario Montero y Eduardo Rivera superan, y por mucho, a los de Zavala y Moreno Valle.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas