Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

24/02/2010

Rivera le altera la plomada a Rafael y Montero a Zavala


Eduardo Rivera Pérez y Mario Montero Serrano tienen válidas y legítimas justificaciones para ser candidatos de sus respectivos partidos a la presidencia municipal de Puebla. Sin embargo el Maldito Destino, al que cantaba Camilo Sesto antes de sus mil cirugías, los sitúa en escenarios que descuadran de una u otra manera los proyectos de Rafael Moreno Valle y Javier López Zavala.


Un maistro albañil con título de cuchara completa dictaminaría que en ambos casos, más El tigre Humberto Aguilar Coronado, terminan por alterar la plomada de la obra que hasta hoy han levantado López Zavala y Moreno Valle, Mario Marín y Felipe Calderón, Cesar Nava y Jesús Ortega, y aunque quisieran que las cosas fuesen de otra manera, ni modo, así las cosas deben ser.


Cierto y reiterativo es, que López Zavala necesita una propuesta joven para la alcaldía; un complemento priista que sirva de red para atrapar cientos de miles de votos switcher que graciosamente nadan y nadan en cardúmenes en la lista de electores de la capital poblana y que cuando se lo proponen dan al traste con el Maldito Destino de los políticos.


Veraz y penoso es, que Moreno Valle a los últimos que requeriría para formar dupla por el ayuntamiento de Puebla serían El tigre y Lalo Rivera, no por rayados o bonitos, sino porque cualquiera de ellos echaría por tierra su propósito de sacudirse la deteriorada marca del PAN que tanto desprecio engendra al respetable, con Megacoalición y sin ella.


Cosa rara, sin decirlo, López Zavala y Moreno Valle coinciden en algo. Si es que no se ha notado. Su dupla, los llevará al cielo o al infierno. Su fórmula, les dará la gloria o la derrota. Su dúo, será exitoso o explosivo. Y aunque tal vez se resistan a aceptarlo, Enrique Doger Guerrero sería para ellos una especie rara de habichuela mágica que podría subirlos a las nubes o, bien, dejarlos pisando su realidad en la tierra.


Resulta irónico imaginar que mientras Moreno Valle estaría en este momento cruzando los dedos para que Montero sea la dupla de López Zavala, López Zavala podría estar orando con un crucifijo en la mano para que El yunque, en su voluntad oh clemente, oh piadosa, oh divino redentor del mundo, arrejunte o cuelgue por las buenas o malas a Eduardo Rivera o al Tigre, a las quincenas de Moreno Valle.


En consecuencia, Jorge Estefan Chidiac creerá que las oportunidades nacen calvas y que su buena estrella lo ha ubicado tan cerca de López Zavala que puede sentir con la yema de los dedos la áspera y sansalvadoreña cantera del Palacio Municipal. Aunque Jean Paul Sartre, diría de la suerte que se trata tan solo de un pensamiento positivo que sitúa al hombre en el lugar y momento exacto, como igual lo hace con Pablo Fernández del Campo, ni duda el mejor perfil que el PRI y Zavala necesitan.


¿Qué pasará en ambos casos? Lalo Rivera y Mario Montero carecen de mea culpa de lo que ocurre, no obstante pareciera que ese Maldito Destino del que hablamos, sería el causante de que la aterradora Megacolación y el PRI-Verde opten en su sano juicio por lo que exige la plomada, porque en consecuencia, corren el riesgo de desplomarse.  


***


Fuentes bien enteradas del CEN del PRI adelantan que el desenlace de la candidatura a presidente municipal de Puebla, tendrá la particularidad de basarse en la decisión política no numérica. ¿Eso qué quiere decir? Que las encuestas serán ignoradas por así convenir a los intereses mayoritarios del priismo.


Las mismas fuentes, señalan la juventud, frescura y carisma, como cualidades básicas e indispensables de aquel que sea el candidato municipal. A ojo de buen albañil, ese tipo de plomada, la tienen en primera instancia Fernández del Campo y, en ese orden, Chidiac, aunque nadie medianamente ilustrado desecharía a Montero, si conociese a Mario Marín.


La conjetura del CEN del PRI estriba, en que si el gobernador propuso candidato a la gubernatura, justo sería que desde el centro se tomara la decisión de quién sería la dupla idónea que acompañe a López Zavala en la Madre de Todas las Contiendas

 

Autoría intelectual


***La noche del jueves acompañado de su primer equipo, Enrique Doger evaluará la decisión de permanecer en el PRI o emigrar a la ponzoñosa Alianza del PAN, PRD, Panal y Convergencia. **¿Y si Doger resurgiera de las cenizas? ¡Qué pensarían quienes lo han atacado! Mejor aún, ¡qué escribirían! **Los discursos de Pablo Rodríguez Regordosa y de Juan Carlos Mondragón son firmes y contundentes a propósito del candidato a la alcaldía de Puebla por la Megacoalición, aunque resulta sensato ubicarles que dicho menester no les corresponde a ellos, y si no que consulten a Buganza en Veracruz. **Aquí lo adelantamos el pasado lunes, Valentín Menéses fue designado secretario de Gobernación.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas