Por las entrañas del poder


Jesús Ramos

26/06/2009


El top ten de los sacrificados


Si de veras el gobernador Mario Marín tiene buena puntería, puede el 5 de julio matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, conservar las buenas migas que sostiene con Felipe Calderón y por la otra, refrendar el control de la sucesión en Puebla.


¿Qué es lo que debe hacer para lograr el primer objetivo? Simple y sencillamente obsequiar, como lo dije en la entrega del miércoles, un lindo ramillete de curules en San Lázaro, y que nadie se equivoque, no al persignado y camaleónico panismo de Puebla, sino al presidente de la república.


Lejos de perjudicar a Marín perder un número accesible de distritos, le dará lo que el gran militar y filósofo Jenofonte llamaba: “margen de maniobra”. Maniobra para operar la sucesión no solo dentro de su gobierno y su partido, sino desde fuera de éste.


Contario a los analistas que creen que ganando carro completo Marín podría imponer al candidato que desee, creo que si así fuera perdería la fabulosa posibilidad de influir en las decisiones internas de Acción Nacional, porque entonces los escombros a que habría quedado reducido el PAN forzaría tanto a los yunquistas como a los panistas de cepa a buscar, encontrar y contratar al mejor restaurador del partido y ese no sería otro que Rafael Moreno Valle, que curiosamente no ha movido un solo dedo a favor de los candidatos panistas.


En cambio si el PAN conserva lo que el aristócrata japonés Lord Yamanouchi llamaba “el buen estado de ánimo”, sus grupos internos continuarían observando más de una alternativa, incluida por supuesto la de Moreno Valle, para competir en la elección gubernamental del año entrante.


Reitero lo que escribí el miércoles, Alejandro Armenta lo dijo y lo dijo bien, el 5 de julio operarán las estructuras –políticas y gubernamentales- de los partidos para ganar…, pero también para perder intencionadamente algunos distritos.


¿Cuáles podrían ser esos distritos perdedores y quiénes los sacrificados? Juan Carlos Natale, por no ser del PRI, me parece un prospecto de primer nivel para encabezar la lista; Isabel Merlo Talavera, por ser monterista, me parece una opción rentable de fracaso; Carmenchu Izaguirre, por ser chuchista, creo que puede ser la tercera; Blanca Jiménez, por ser monterista, estimo que bien podría ser la cuarta; y Alberto González, por ser hijo del SNTE y además calvo me parece que representa una alternativa. De Leobardo Soto y Janet González Tostado tendría mis dudas, sin embargo cualquiera de los dos puede ser un digno perdedor.


Todo apunta a que la empresa Indicadores de Elías Aguilar, desconocía de lo que se trataba esta elección, por eso mantuvo durante varias semanas sus números en el carro completo favorable al prismo, pero ahora ya lo sabe, por eso al vehículo del PRI ya le quitó las cuatro llantas, el cofre y la cajuela para dárselas al PAN.


Que sean las estructuras, como bien lo dijo Alejandro Armenta, las que descabecen a los perdedores. ¡Salve Felipe! ***La estrategia mediática dispuesta por el PAN en estas elecciones, supera por varios cuerpos a la del PRI e incluso lo exhibe como un partido ingenuo, mediocre y torpe. La oralidad aquella del burro persiguiendo la zanahoria atada a una vara resulta elocuente e ilustrativa al caso. De acuerdo a la Agenda Setting, elaborada semanalmente por la Consultoría On Estratégica, el PAN ha hecho campaña en estas elecciones de gratis y a costa del PRI. La semana en curso el PAN pudo superar dos a uno al PRI en primeras planas y tres a uno en noticias secundarias gracias a los ataques rabiosos que Alejandro Armenta, Gerardo Pérez Salazar, Manuel Bartlett, los candidatos a diputados tricolores y diputados locales y federales les enderezaron en temas vinculados al crimen organizado, falta de claridad en la aplicación de las finanzas estatales y a cada simpleza que se les ocurre. Si el lector recorre tres meses las páginas del calendario, la historia no cambió, fue la misma. Lo peor del caso, fue que muchos de esos golpes fueron cubiertos en lo financiero con los convenios que el PRI hizo con los medios impresos y electrónicos en estos comicios. Si en los pocos días que faltan a la campaña los priistas no lo entienden, no lo entenderán nunca. ¡Que barbaridad…! Por no decir otra palabra.

 

****Incorporar las letras de Maricela Avendaño y Alejandro Morales Chacón a la barra de columnistas de Cambio posiciona en el liderazgo de Puebla su oferta editorial; no cabe duda que el talento se ve y se lee. **El crimen organizado tuvo que pagar cuatro encajuelados en una sola exhibición para que las autoridades gubernamentales reconocieran que las narcoejecuciones no son hechos aislados, sino disputas por la plaza de estupefacientes de Puebla. **Para que el PAN gane a Julieta Marín el distrito de Ajalpan debe soltar un mapache más coludo y rabón que Sergio Freeman.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas