Escenarios


Saúl Tapia Bonilla


Doger y su futuro III


Dedicado: “Mi más sentido pésame a todos los políticos  que han sufrido la muerte cerebral a manos del poder”, FDMD4UCUZ
¿Qué deberán tomar en cuenta los que aspiran gobernar Puebla? En anteriores entregas mencioné algunas de las acciones que el hoy gobernador y su equipo cercano fueron realizando a fin de engranar perfectamente su estrategia para llegar a la gubernatura; cabe señalar que muchas de ellas surgieron de la coyuntura política, las cuales debo decirlo, deben ser bien aprovechas para hacerse del poder. Pero bien, otras de las estrategias bien empleadas por el grupo que hoy ostenta el poder, fue la de hacer alianzas estratégicas; quién puede olvidar que una de ellas fue la que hizo el hoy gobernador con el hijo del gobernador de ese entonces, quien por cierto, era y sigue siendo enemigo acérrimo del hoy senador panista; cómo no recordar una entrevista publicada en un número de la revista de Intolerancia en donde el hoy aspirante a ocupar la Secretaría de Seguridad Pública Municipal hiciera alarde de su rechazo a todos aquellos egresados de universidades del extranjero, en donde palabras más palabras menos declaró que él estaba en desacuerdo que en el gabinete de su padre estuvieran niños “Harvard”. En fin, el punto es que tener como aliado al hijo de quien en ese entonces gobernaba Puebla, era sin duda un arma de la cual pocos podrían presumir, sin duda, el hijo consentido del sexenio le hablaba al oído al entonces gobernador, pero quien tiene su sangre, llevaba mano.

 

Por otra parte, todos saben que los medios de comunicación son herramientas indispensables para alcanzar fines políticos, y MMT lo sabía, por ello siempre conservó desde su salida del ayuntamiento a los famosos “niños cantores de Marín”, quienes núnca dejaron de ser beneficiados por los cercanos a éste, ahí está el caso del constructor amigo de él, quien siempre procuró complacer los deseos vánales de los seudo periodistas, además, qué más podía pedir el entonces precandidato si también contaba con la simpatía de un radio locutor respetado y más, escuchado por miles de poblanos, sin duda tener a su hijo como amigo resultó muy benéfico para la causa.


Percepción. Otro elemento que funcionó muy bien dentro de la campaña del hoy gobernador fue la percepción social que se tenía de él, me explico: la gente vio en el hoy ex gobernador, a un gobernante con profundas raíces étnicas, lo cual para ellos era garantía de un buen gobierno, vaya, era sinónimo de un gobierno cercano a la gente, y la imagen del precandidato que más encajaba en la de un gobernante cercano a la gente fue precisamente la de MMT, ello sin duda también influyó en la inclinación de simpatías hacia el hoy gran Tlatoani. Ni para canjearlo, eso influyó significativamente en la derrota publicitaria de RMV, su imagen no permeó entre los campesinos y la gente de la sierra, cómo olvidar aquella fotografía en donde aparecía con sombrero el hoy senador en espectaculares ubicados en la Sierra Norte, nadie podía creer que aquel “güerito” -como le llamaban en las comunidades más humildes del estado- entendiera sus necesidades, de ahí que la imagen de MMT ofreciera mayor confianza a todos aquellos olvidados de la revolución, hay que decirlo, el peor error de RMV fue dejar su esencia; ponerse sombrero no es algo malo, pero aparecer en espectaculares con él, fue algo políticamente erróneo, y más para alguien en que su esencia no radica en un simbolismo propio de la cultura popular. Escenarios: ¿cuál sería el peor error del equipo de campaña de Doger?, pues ponerlo como alguien surgido de las clases populares, ya que su esencia como diría Víctor Gordoa, no debe dejarse a un lado en aras de obtener más votos, pues eso podría causarle la perdida de ellos y no la suma a su causa, por eso lo que su equipo debe de destacar es que: “es el momento de que Puebla sea gobernada por profesionistas formados en aulas poblanas, por académicos que han sido olvidados por beneficiar a los amigos, que es el momento que la cultura y la educación con calidad sean el frente de batalla para que Puebla se convierta en el Estado de Progreso que todos queremos”, su esencia radica en ello, vaya pues: en la academia, en los estudiantes, en dar espacios a los miles de jóvenes que al concluir sus estudios profesionales buscan un lugar dentro de las dependencias públicas, a dar cabida a nuevos médicos egresados de la Facultad de Medicina que quieren incorporarse a la Secretaría de Salud para seguir desarrollándose, su esencia radica en ésto, en realizar un verdadero cambio generacional dentro de la política poblana, algo que únicamente se logrará en la medida de que no sólo se implementen acciones “novedosas” como el actual gobierno estatal pretendió vender desde su búsqueda por el poder, por el contrario, algo que sólo se alcanzará con gente capacitada para hacerlo realidad.


No cabe duda, quien quiera gobernar Puebla, tiene que rodearse por un equipo verdaderamente sensible y que conozca la verdad social de nuestro Estado, un equipo que sepa guiarlo hasta llegar a la meta que se propone pero sin exponerlo a que sea blanco de señalamientos incendiarios; a que me refiero, a que por ejemplo, no basta decir por decir que se dará empleo a los jóvenes dentro de las dependencias gubernamentales, sino explicar los mecanismos y la planeación que se requiere para ello; de no hacerlo así,  únicamente le traería como consecuencia que sus enemigos utilicen ésto para infundir miedo entre los actuales trabajadores de gobierno, ya que les harían creer que cuando llegue otro candidato que no sea el que ellos apoyan, se quedarán sin empleo, dejando sin sustento a sus familias; eso es lo que no se debe de hacer, propuestas sin la creación de escenarios. Pero bueno, ya estoy entrando a lo que debe de hacer quien quiera gobernar, y eso será motivo de otras entregas; retomo la esencia, también mucho de lo que ayudó a la campaña de MMT, fue la percepción de que era el hijo del pueblo, lo contrario a la imagen que se tenía de RMV; que reitero, no debió perder su esencia en ningún momento de la precampaña, pues el debió haberse seguido vendiendo como la persona más preparada para gobernar, sin en cambio, su nerviosismo propio de un joven político, lo hizo querer vestirse como campesino; cómo olvidar su atuendo cuando iba a la sierra: sus pantalones de mezclilla, su camisa a cuadros y su paliacate rojo para el sudor ¡nada más falso! –eso sí, sólo porque no hay paliacates Scappino, si no, ¡créanme! los hubiese usado-; pero bueno, dejemos la cuestión de la vestimenta, pasemos a otro de los aspectos que le funcionó muy bien al candidato a gobernador de ese entonces, me refiero a otra de sus estrategias: la comunicación; para su fortuna, contó hasta con compositor personal, algo que también mucho le ayudó a seguir permeando entre el electorado su imagen ¿por qué?, porque a través de canciones, hechas por cierto, por su amigo el “bombero”, hicieron reforzar la idea ante el pueblo, que él era el idóneo para gobernar, ya que su historia así lo confirmaba, sus antecedentes familiares lo corroboraban y su lucha ante la vida lo atestiguaba, definitivamente el que haya tenido a un compositor de cabecera mucho le benefició. En fin; se acaba el espacio de ésta columna, así que en otra entrega seguiré con ésta historia… Por último, para aquellos que me han hecho llegar sus mails, diciéndome que soy un ex empleado y ex funcionario resentido, les digo: ¡se equivocan!, desde que rechacé la forma de hacer política dentro del gobierno de MMT –como su asesor, en la Coordinación de Asesores-, por aquello de que quisieron prohibirme seguir escribiendo para CAMBIO, siempre tuve el reconocimiento hacia mí trabajo, por eso recibí el ofrecimiento inmediato de colaborar en la SCT al lado de mi talentoso amigo Moisés Villaverde Mier –Ex Coordinador General de Transporte en el Estado-, en el cual también demostré que mi trabajo ha sido mi mejor y única carta de presentación, no por nada tuve mucho que ver en la planeación de la Política Pública: Seguridad y Educación Vial, misma que se implementó en esa dependencia. ¡Recuérdenlo!, los que se atreven a decir que estoy resentido se equivocan; desde que salí de la Coordinación no me ha faltado trabajo, prueba de ésto, es que cuando por envidias y miedo a la inteligencia por parte de Lázaro Jiménez Aquino –subsecretario de la SCT-, se operó para que mi amigo saliera de la SCT por el simple hecho de ser talentoso y por tener el apellido de su tío, el Licenciado Ignacio Mier Velasco, por ello, preferí dejar también la SCT, esas acciones sólo me reafirmaron que el supuesto gobierno de “nueva generación” fue una falacia. Hoy soy asesor de la C.N.C del estado de Hidalgo, y antes de eso colaboré con el Coordinador de Asesores del Lic. Miguel Ángel Osorio Chong –gobernador del Estado de Hidalgo-, así que no se equivoquen, no soy un ex funcionario resentido, soy un político de convicciones, no de vendimias... En la próxima entrega: Doger y su futuro IV… Un abrazo.




 
 

 

 
Todos los Columnistas