Escenarios


Saúl Tapia Bonilla


Doger y su futuro


Todos recordarán la historia de cómo llegó Marín a la gubernatura, ¿no?, ¡bueno! recordar es vivir… al margen de lo hasta hoy ocurrido, no se puede negar que su llegada a Casa Puebla se debió a una disciplina férrea y a la integración de un equipo que en su momento fue muy eficiente… ¡lo sé! Las cosas hoy son diferentes, lo escándalos en lo que se ha visto inmiscuida su administración y él mismo hacen que todo lo hecho para que llegara al poder sean cosas insignificantes, sin embargo, para poder entender qué necesita, quien quiera ocupar su silla, hace necesario recordar cómo logró alcanzar el sueño de todo político poblano: La Gubernatura.

 

Para empezar, se tiene que aceptar que durante su lucha por alcanzar la casa de los fuertes, trabajó de forma decidida y constante, sin duda fue poseedor de una disciplina sólo equiparable a la de unos cuantos estrategas de guerra.


Todos saben que durante su mandato como alcalde de la ciudad mantuvo constantes diferencias con Melquíades Morales, tal y como las tiene hoy Doger con él, mismas que no le costaron poco, ya que el ex gobernador lo congeló una vez que abandonó el palacio municipal, de ahí que no fuera reactivado a la vida pública hasta que se le diera el nombramiento de Coordinador de Promoción al Voto para las elecciones federales del 2003, lo cual, con el paso del tiempo, habría sido el peor error del entonces gobernador ya que ello perjudicaría las aspiraciones del secretario consentido de su administración, pues gracias a dicha posición Marín logró conformar una estructura electoral en todo el Estado, ella le permitiría conformar lo que después fue su ejército de guerra, es decir sus 26 coordinadores territoriales en los 26 distritos serían sus generales al frente de los batallones, comandados en primera instancia por sus 217 capitanes –coordinadores municipales-, todos ellos por supuesto, afines a las aspiraciones del entonces exalcalde de Puebla; sin darse cuenta, Melquiades permitió la consolidación de lo que sería el ejercito electoral de MMT que lo llevaría en el 2004 a Casa Puebla, con tal posición, debilitó a su creación política y eminente sucesor.


Como Coordinador de Promoción al Voto MMT logró extender su estructura en más de la mitad de las comunidades del Estado, prueba de ello es que creó una estructura de 4759 Coordinadores y Promotores al Voto, cabe mencionar que durante el Programa “Promoción al Voto”, los coordinadores distritales, entregaron listas de las personas que simpatizan con el Partido Revolucionario Institucional -promovidos-, quienes más allá de simpatizar con el tricolor simpatizaban con el proyecto MMT, así, en aquel programa los coordinadores distritales y municipales lograron enlistar a la causa marinista a 39,000, promovidos, que repito, serían la principal estructura electoral de Marín para hacerse de la candidatura a la gubernatura un año después.

 

En fin, la estrategia de Melquiades de “congelar” las aspiraciones de Marín poniéndolo en una posición partidista que no contaba con recursos ni con estructura sería su principal error para llevar a su delfín a Casa Puebla.

 

Ahora bien, ¿cuál fue también uno de los principales aciertos de Marín y su equipo durante su lucha por la gubernatura?, sin lugar a duda fue el publicar encuestas antes de que sus contendientes en donde él aparecía en la primera posición, ello significo dar el primer golpe político real dentro de tal competencia, ya que tal madruguete provocó que quienes también aspiraban a suceder a Melquiades no pudieran inmediatamente sacar otras encuestas en donde ellos aparecieran en los primeros sitios, ya que ello hubiese significado afianzar aun más la opinión pública de que Marín no era el candidato de Melquiades, lo que lo hubiera convertido sin duda alguna en un verdadero mártir del grupo político que gobernaba, nadie puede negar que dicha estrategia fue el principal acierto dentro de su estrategia de guerra.

 

Otras de las acciones políticas muy bien manejadas por Marín y su grupo, fue que durante su paso por la alcaldía siempre se mantuvo en los medios de comunicación, ya que sabían que únicamente contaban con tres años para estar en la opinión pública constantemente, de ahí que muchas veces en las distintas columnas políticas se hiciera mención de que aparecía en los medios más que el propio gobernador, sin embargo él y su equipo estaban conscientes de que así debía ser, ya que una vez que salieran de tal posición no iban a contar con los medios necesarios para posicionar la imagen de Marín como lo podrían hacer desde la alcaldía, y MMT lo sabía, salir de foco durante su gobierno como alcalde, significaría el peor error de su vida política, por ello siempre prefirió estar presente en los medios, sin importar el enfado de quien gobernaba el Estado en ese entonces.

 

Sé que existen otros factores que mucho influyeron para que en el 2004 Marín ganara las elecciones, ahí está la coyuntura política que significó el cambio de la dirigencia nacional del PRI, periodo en el cual Melquiades fue nombrado muchas veces posible candidato a presidencia del PRI, ésto en verdad influyó de manera significativa para que el hoy Senador no pudiera inclinar de manera abierta la balanza a favor del entonces “Súper” Secretario de Finanzas, ya que ello le hubiera significado perder toda aspiración de llegar al CEN del PRI, estuvo consiente que de hacerlo sería calificado en el contexto político nacional priísta como un gobernador antidemocrático, eso con el paso del tiempo sería también una de las razones por la que Marín se convertiría en el candidato de “unidad” a la gubernatura de Puebla.


En otras entregas escribiré más de lo que todos saben, pero de lo que pocos han escrito, además de hacer comparaciones entre el entonces candidato MMT y el hoy aspirante a sucederlo: Enrique Doger; los más antiguos estrategas de guerra sabían que estudiando del enemigo es como se aprende de él, y Doger, ha estudiado mucho a los de enfrente, varias de sus acciones lo confirman, y aunque los escenarios son distintos, el equipo de Doger sabe muy bien que muchas tácticas de guerra del enemigo pueden ser utilizadas para vencer, y si no lo creen, sólo hay que recordar como Hannibal, uno de los más grandes líderes de la historia fue derrotado por un romano que aprendió todas sus tácticas al través del tiempo…
Hasta la próxima.

 

Por cierto, perdón por aquello de omitir el: ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!, pero más vale tarde que nunca. Un abrazo




 
 

 

 
Todos los Columnistas