Evolutics


Iñaki Gutiérrez Fernández

16/02/2011

¿Qué quieren los poblanos? “Chopra para políticos” o la tragedia de apellidarse Marín…


Siempre es motivante el correo con la pregunta “¿esperamos su columna de esta semana?” El castigo de nuestro tiempo es la falta de éste. Carl Honoré, el creador del movimiento “slow” no estaría de acuerdo, pero las ganas de hacer proyectos, dar clases, diseñar portales, escribir, ir al cine y convivir nos limitan. El no poder hacer todo es quizá el mejor regalo que el tiempo nos otorga.

 

En estas semanas he tenido varias ideas de artículos para compartir. El tiempo me ha impedido adentrarme como quisiera en cada uno, por eso ahora hago una colección de “mini-artículos”. Me encantaría profundizar en el que los lectores más soliciten. Aquí las ideas… escríbeme y con gusto abundamos en el más demandado.

 

Mi compromiso es con … lo que quieren los poblanos

 

 Barack Obama logró lo impensable en gran medida gracias al poder de las redes de Internet. Este mes cayó el régimen de Hosni Mubarak, todo empezó por un grupo en Facebook motivado por la caída previa de otro dictador africano. Las redes llegaron para cambiar al mundo y apenas estamos viendo su poder. 

 

En Puebla hemos sido pioneros en México al lograr por primera vez plasmar colectivamente la intensión de lo que miles queremos. Si no has entrado a www.micompromisoporpuebla.com no sabes lo que te has perdido. Cientos de propuestas son colectivamente filtradas y votadas haciendo emerger lo que entre muchos deseamos en distintos temas como salud, cultura, empleo, transporte y más. El ejercicio fue muy productivo, el reto ahora es difundirlo entre los tomadores de decisión y asegurar que las mejores propuestas se concreten.

 

La tragedia de apellidarse Marín
Al terminar la consulta con el médico no pude evitar la pregunta ¿le ha afectado apellidarse Marín? El como muchos otros han padecido el “precioso” apellido por culpa de un tercero. Esto me hizo preguntarme además ¿por qué deben miles de licenciados exhibir el documento más importante que se adquiere en la vida con la firma de políticos que en muchos casos acaban siendo una vergüenza? ¿De qué derecho gozan estos tlatoanis para plasmar su denigrante nombre en la pared donde se presume el diploma? Creo que ante escándalos como los vividos en Puebla el sexenio pasado todos los que compartan nombre o apellido deberían tener el derecho de exigir el cambio de nombre del desprestigiado o poder al menos cambiar sus títulos universitarios por otros firmados por rectores o personas que no “ensucien” el documento.  Lo sé, suena radical lo primero, pero lo segundo debería ser un derecho para todos los que ya tienen su diploma.

 

Chopra para políticos

 

Salir de la plática de Deepak Chopra nos recuerda a las mentes más brillantes de la pasada Ciudad de las Ideas. Conceptos cada vez más recurrentes entre varios pensadores como ChopraKen Robinson o Timothy Ferris son el poder de la intensión, el foco en el talento humano y la visión definida de lo que quieres lograr como herramientas muy poderosas de la mente y la conciencia que debemos explotar. Más de tres mil almas meditando al unísono producen una energía trascendente (es cierto los adversarios de Chopra le tiene documentados muchos desatinos, pero algo de razón también tiene). Una idea compartida produce cambios instantáneos entre miles de almas. ¿No podríamos hacer lo mismo como sociedad? ¿Se imaginan a un gabinete de gobierno realmente visualizando las metas y enfocando las energías para aterrizar los sueños de Puebla? ¿Impensable? Todo lo que el mundo es hoy fue antes impensable para la mayoría. Sin embargo hoy los rascacielos, la ONU, o el que una masa de metal vuele por los cielos fueron sueños “impensables” que se hicieron realidad. ¿Será que de veras lo “mejor de Puebla está por venir”? Atrevámonos a pensar diferente, atrevámonos a innovar y hacer lo impensable… ¡meditarlo y visualizarlo será un buen comienzo!

 

[email protected]

Comentarios a mi blog: http://inaki.blogspot.com

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas