Evolutics


Iñaki Gutiérrez Fernández

21/07/2010

La inédita coyuntura para transformar a Puebla: lecciones de la reconversión del País Vasco


Hace tres años escribí parte de este artículo; hoy lo rescato pues precisamente por los resultados de la pasada elección se nos presenta una oportunidad inédita para que en Puebla hagamos un ejercicio de planeación y transformación de nuestros sectores estratégicos que nos permita salir del retraso objetivo en casi todos los indicadores. Esperemos que los nuevos funcionarios promuevan este ejercicio en colaboración con la sociedad civil, las cámaras, universidades, organizaciones y los poblanos expertos en cada uno de los temas clave de nuestro desarrollo.


Hace unos años un grupo de líderes intelectuales, empresariales y políticos se dieron cuenta que el País Vasco estaba quedándose rezagado respecto a otras regiones de Europa. Decidieron entonces analizar en qué eran buenos, en qué difícilmente serían los mejores y en qué nuevas actividades podrían promover un desarrollo importante. Así a lo largo de varios meses estudiaron las principales industrias de la región: sector marítimo, industria de alimentos y enlatados, pesca, maquinaria, etcétera. Al final lograron un diagnóstico muy claro del estado que guardaban cada uno de los once sectores clave de desarrollo: se identificaron las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades para competir en un mundo más globalizado. Se diseño un plan para reconvertir algunas industrias, fortalecer otros ejes y detonar nuevas actividades industriales y de servicios. Al final de los once ejes originales desaparecía uno, se transformarían otros más y nacerían nuevos ejes para un total de catorce sectores estratégicos de desarrollo.


Cada eje económico tuvo entonces un grupo para conducir la estrategia de desarrollo y crecimiento. En cada uno participaron las empresas involucradas, especialistas en la materia y políticos afines a dicho sector, todos en un modelo de administración corporativo donde ninguna empresa o grupo por su tamaño dominaba la agenda, dando cabida a un verdadero cuerpo promotor y ejecutor de la estrategia. Se diseñaron la visión, misión y estrategias particulares para cada sector. A algunos años de este proceso los resultados han sido bastante satisfactorios. Hoy incluso están promoviendo la 2ª ola de transformación y modernización. Los catorce ejes estratégicos en los que se ha venido trabajando tienen incluso nombres comerciales posicionados en la sociedad con un seguimiento puntual de los avances. Algunos ejes son: ACEDE: cluster de electrodomésticos, AFM: Maquinaria y herramienta, ACICAE: Automoción, GAIA: Electrónica y comunicaciones, cluster de conocimiento, cluster de energía, HEGAN: Aeronáutica, etc.


Como muestra un botón: el sector turístico era prácticamente inexistente cuando inició el proceso de transformación del País Vasco. El grupo responsable tuvo un gran reto para posicionar a esta región en el mapa turístico. Tenían que desarrollar la industria hotelera, transformar Bilbao, la principal ciudad de la región y hacerla llamativa para el turismo. Así se concibió la creación del Museo Guggenheim de Bilbao y se catalizó en los alrededores la transformación de una antigua zona de bodegas y puerto en una de las zonas arquitectónicas y de esparcimiento más agradables de España. Los resultados hablan por sí solos. De 1997 al 2004 el turismo creció en más del 60% contribuyendo ahora con el 4% del Producto Interno Bruto de Euskadi.

 

¿Qué tenemos que hacer en Puebla?

 

Indudablemente la experiencia vasca nos obliga a pensar en lo que tenemos que hacer hoy en Puebla. Se oye que cada vez más empresarios abandonan la industria textil para dedicarse a importar y comercializar productos chinos. La mayoría de las universidades está graduando gente que no está realmente preparada para las necesidades de las empresas. Nuestras comunidades al interior del estado están exportando migrantes al por mayor. Nuestros gobernantes han hecho muy poco, las cámaras han hecho reuniones y hablado de proyectos, pero la transformación y desarrollo de Puebla está prácticamente en la congeladora, los comparativos objetivos no dan margen para el error: Puebla está sumida en el retraso. El ejemplo del País Vasco está plenamente documentado. Ahora tenemos que aplicar la experiencia y adecuarla a nuestra realidad. Puebla debe impulsar el turismo cultural, la economía del conocimiento y la creación digital, quizá crear una nueva industria de turismo de salud además de transformar los sectores clave de nuestra economía. Se abre el debate para arrancar el proceso y definir precisamente los ejes y sectores a detonar, desaparecer o transformar. ¡El histórico resultado en las pasadas elecciones y los foros como actívate por Puebla son el mejor pretexto para impulsar la agenda transformadora!

 

[email protected]

Comentarios a mi blog: http://inaki.blogspot.com

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas