Evolutics


Iñaki Gutiérrez Fernández

23/06/2010

6 razones para que despiertes y actúes ¡AHORA! (más allá de Angelópolis)


Lo impensable sucedió: la sociedad poblana se movilizó, por segunda ocasión en la última década, pero para algo relativamente trivial: dejar de pagar $20 o $30 pesos adicionales en el estacionamiento de angelópolis. Anteriormente en Puebla nos movilizamos ante el escándalo del “Gober Precioso” (que apenas esta semana revienta con un nuevo capítulo de telenovela que no tiene desperdicio, no te lo pierdas en http://preciozo.blogspot.com). En aquella ocasión miles de poblanos marchamos como protesta ante el “coscorrón” para exigir la renuncia de Mario Marín. Creo que aquella movilización fue mucho más significativa que la del estacionamiento de Angelópolis.

 

Hoy creo que tenemos en puerta una razón mucho más importante que las dos anteriores el futuro de Puebla. Es indispensable que todos los poblanos cumplamos con nuestro deber cívico: salir a votar.

 

A continuación te doy algunas razones de peso para que actúes y tomes las riendas de tu futuro.

  1. Votar te vuelve un actor y no un espectador. La obra de teatro o película típica dura 2 horas. En el teatro de la vida no puedes ser un espectador por 6 años. ¡Debes actuar, opinar, exigir! El primer paso es votar. Opinar sin votar es como criticar al actor sin haber estado presente en la película.

  2.  

  3. ¡Quieres mejorar tu futuro! Francis Fukuyama, una de las mentes más brillantes del orbe lo dijo muy claro cuando vino a la Ciudad de las Ideas: todos los pueblos del mundo que tuvieron crisis serias y salieron adelante lo lograron por una sola razón: ciudadanos comunes y corrientes como tú decidieron actuar y tomar las riendas de su futuro. El cambio muy difícilmente va a venir de arriba (los políticos están muy ocupados en sus propios intereses), sólo con la presión de la sociedad se detona una transformación.

  4.  

  5. ¡No quieres que las cosas sigan empeorando! En Puebla hemos tenido objetivamente un retroceso en prácticamente todos los frentes: somos campeones en escándalos, en corrupción, en ineficiencia gubernamental, en impartición de justicia, en construir elefantes blancos como la “célula”, destacamos por hacer las obras más caras del país y por retroceder en inversión y competitividad. Todos los estudios serios coinciden: Puebla está prácticamente a la cola en todos los indicadores. Votar es decir ¡ya basta, quiero que Puebla mejore!

  6.  

  7. ¡Votar es decir “aquí estoy y mi opinión importa”! Independientemente de si simpatizas con el PRI, el PAN, el PRD, Panal, PT, Convergencia o ningún partido votar le dice a ellos: “existo, estoy atento y exijo que trabajen para mí”. Los partidos y gobernantes se deben a ti, no a sus dirigentes o candidatos.

  8.  

  9. Votar es decir: “yo mando y tú me rindes cuentas”. Los políticos de todos los partidos incumplen, unos más que otros, pero todos dejan mucho que desear. Lo hacen pues tú quien deberías de mandar olvidas vigilarlos y pedirles cuentas. Lo peor que puedes hacer es contratar a alguien y nunca revisar si está haciendo bien su chamba. No votar es decir, “me aguanto, sigan con las suyas”.

  10.  

  11. Votar equivale a tener miles de pesos más para ti cada año. Quizá no lo habías pensado, pero si te indignaste por un aumento de $20 o $30 pesos en el estacionamiento de Angelópolis deberías de indignarte mucho más porque no haya profesores bien capacitados en las escuelas y universidades públicas, porque no tengamos mejores carreteras, porque en los hospitales no te atiendan con calidad, porque no haya más inversión para generar mejores empleos en Puebla... El gobierno de Puebla ha gastado mucho menos en obra por cada peso que recibe por una simple razón: desvíos en corrupción e ineficiencia en el gasto público (somos el 4º estado más corrupto y el último en eficiencia gubernamental). Tan sólo la Vía Atlixcáyotl costó 500 millones de pesos. En otros estados hubiera costado la mitad: este ahorro en una sola obra le daría a cada poblano aproximadamente $50 adicionales. Agrega a esto el desvió en cientos de obras más, en gasto corriente y sueldos a burócratas que no hacen su chamba o se enriquecen de forma inexplicable y la cifra crece y crece. No votar es permitir que te quiten lo que te corresponde: miles de pesos más para que Puebla sea un mejor estado para vivir.

Si quieres un mejor estado, si quieres mejores vialidades, si quieres mejores empleos, si quieres poner un negocio con mejores posibilidades de éxito, si quieres transporte de calidad, si quieres vivir en paz, si quieres estar orgulloso de vivir en Puebla debes actuar: indígnate por montos que te roban mucho mayores al del estacionamiento de angelópolis y ¡sal a votar!

 

[email protected]

Comentarios a mi blog: http://inaki.blogspot.com

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas