De Fondo


Jesús Rivera

28/01/2011

+ Despedida de Mario Marín
+ Peña Nieto y Beatriz Paredes en el adiós
+ Palabra cumplida: García Ramírez


Arropado por Beatriz Paredes y Enrique Peña Nieto, presidenta nacional del PRI y  del probable candidato a la presidencia de la República en el 2012, respectivamente, el gobernador Mario Marín Torres, rindió su Sexto y último Informe de Gobierno.
 
Recordó la derrota electoral del PRI, su derrota.
 
“Me comprometí a no interferir en el desarrollo del proceso electoral y respetar el resultado, por tanto, deseo éxito a Puebla y al gobierno entrante de Rafael Moreno Valle”.
 
 No pudo ocultar lágrimas en sus ojos. Al finalizar su mensaje se refugió en su familia; su esposa Margarita y sus cuatro hijos subieron al templete, y abrazaron al gobernador, en tanto, abajo, una estampida de reporteros fotógrafos y funcionarios, rodeó al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, quien auguró que Marín seguirá en la política.
 
 Peña Nieto fue llevado casi en vilo hasta salir del recinto, siempre seguido de muy cerca por Javier López Zavala, con quien llegó al evento.
 
El precandidato protestó por que el PAN utilice instituciones del gobierno para promover  campañas de desprestigio contra candidatos del PRI, como hace en Guerrero, donde el domingo hay elección de gobernador.
 
 
Unas Diez mil personas reunidas en el nuevo Centro de Exposiciones de Puebla; funcionarios, diputados, empresarios, los enemigos y críticos del gobierno marinista, ahí presentes,  constataron la magnitud, instalaciones y diseño del moderno    recinto, en el que se invirtieron mil 700 millones de pesos y que abrirá para Puebla nuevas oportunidades de desarrollo económico.
 
En su mensaje, Mario Marín, no aludió al caso Lydia Cacho, al espionaje telefónico, ni al desgaste a su persona y a su gobierno al que fue sometido por los gobiernos de la derecha poblana y nacional, ni al escaso apoyo que recibió de la dirigencia nacional de su partido en las horas más críticas para su administración, sobre todo en tiempos electorales. “Nunca me cansé ni perdí el ánimo de servir a los poblanos”
 
Marín dijo que con el trabajo de todos se logró la transformación de Puebla; queda  un patrimonio social -obras y servicios- mejorado, pero sobre todo un estado con seguridad pública, tranquilidad social y en progreso. Las obras,  acciones y los resultados de este gobierno están a la vista y lo disfrutan todos los poblanos, porque no hay una sola región donde no haya obra pública, aseguró.
 
El gobernador hizo un resumen de lo realizado en materia de educación, a la cual se destinó el 47 por ciento del presupuesto del gobierno; los avances en salud, construcción de carreteras y ampliación de servicios públicos el fomento económico, el combate a la pobreza, la atención a comunidades indígenas, el impulso al deporte y a la cultura. El estado, mencionó, avanzó en todos los aspectos.  
 
Marín agradeció el apoyo de Felipe Calderón a Puebla, la colaboración de presidentes municipales y de universidades, especialmente resaltó la colaboración con la educación superior a través de la Universidad Autónoma de Puebla y otras instituciones de educación públicas.     
 
La clase política poblana estuvo presente en el adiós a Marín. Empresarios y hasta funcionarios del nuevo gobierno presenciaron el evento.
 
Además de figuras de la política nacional como Peña Nieto y Beatriz Paredes, asistieron al Informe de Marín, el gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur; el gobernador electo de Puebla, Rafael Moreno Valle, el gobernador electo de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz; así como representantes de los gobernadores de Nayarit, Chihuahua, y Campeche.
 
También estuvo el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz y los ex gobernadores de Puebla, Manuel Bartlett y Melquiades Morales Flores.
 
En ese mismo Centro de Exposiciones, el martes próximo, tomará posesión del gobierno del estado Rafael Moreno Valle. Se dice que unas 15 mil personas estarán presentes en este acto.
 
Moreno Valle se mostró discreto. Aseguró que lo bueno del gobierno tendrá continuidad y lo que no lo es será desechado pero se abstuvo de hacer más comentarios. Los poblanos son quienes juzgarán al gobierno de Marín.
   
 
PALABRA CUMPLIDA. Con la nostalgia del poder a cuestas, serio y seguido de Javier García Ramírez, secretario de Obras Públicas, de funcionarios de su gobierno, de la presidenta municipal, Blanca Alcalá y de unos cuantos empresarios constructores, el gobernador Mario Marín Torres, el pasado martes, inauguró el nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones de Puebla, ubicado en la zona histórica de Los Fuertes.
 
Esa ocasión, el acto fue sencillo, con pocos invitados; no estuvo a la altura de la importancia de una obra de la magnitud que tiene el nuevo Centro de Exposiciones.
 
A cinco días de concluir su gobierno, Marín entregó la que resultó la obra más discutida de su administración y una de las más importantes.
 
Dos y medio años y alrededor de mil 800 millones de pesos, llevó construir el Centro de Exposiciones y Convenciones, considerado el mejor de México por sus dimensiones, tecnología, diseño y  materiales empleados; el cual fue terminado por empresas constructoras poblanas, luego de que compañías de fuera no pudieron sacar adelante la obra y por el contrario, la atrasaron.
 
El nuevo Centro es de dimensiones impresionantes: 40 mil metros cuadrados, tiene el área de exposiciones. Además, cuenta con 10 mil metros cuadrados de salas de convenciones, salas ejecutivas; áreas para restaurantes y un patio de maniobras con capacidad para 40 trailers. El estacionamiento subterráneo tiene tres niveles y capacidad para mil automóviles.
 
De diseño modernista, el edificio  se sustenta  con 38 trabes de concreto de 150 toneladas de peso cada una, tiene sistema de protección civil,  y está calculado para resistir sismos por su estructura y tecnología de punta en materia de construcción. La calidad de las instalaciones está garantizada por una póliza de un año por “vicios ocultos”.

 

Los materiales son de buena calidad y se espera que aloje exposiciones internacionales y nacionales que produzcan derrama económica importante para Puebla.

 

[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas