El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

De Fondo


Jesús Rivera


Precampañas secretas

Jaloneos. Aunque se pretenda tapar el sol con un dedo, las precampañas políticas, son ya un fenómeno imparable en todo el estado.


El hecho de que el PRI haya presentado una denuncia contra el precandidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla, Antonio Sánchez Díaz de Rivera,  por  actos anticipados de precampaña; por  promocionar su imagen y por repartir dinero a los asistentes a  un acto proselitista, realizado en la unidad habitacional “La Margarita”, ha venido a levantar el tono de las ya famosas precampañas.


El PRI exige que el IEE  aplique el  Artículo 200 bis de la Ley Electoral a Toño Sánchez, y que, en caso de que el Partido Acción Nacional lo nomine como su candidato, se le niegue el registro como tal, pues los actos que ha promovido no se puede negar que son parte de una campaña política para posicionarse no sólo al interior de su partido sino ante los electores.


La denuncia del PRI, la segunda que se presenta con el mismo motivo,  está muy bien fundamentada ya que fue elaborada por un experto en derecho electoral, como es José Alarcón Hernández, representante del Revolucionario Institucional ante el Consejo General del IEE.


Esta decisión del PRI, de denunciar las violaciones a la ley electoral, al parecer no preocupa a  la dirigencia del Partido Acción Nacional, que al igual que muchas personalidades del blanquiazul, disfrutan ya, desde hace meses, de u n  triunfo de unas elecciones que todavía no se realizan y que, peor aún,  no han ganado.


Es por eso que los precandidatos implicados, que no es únicamente  Toño Sánchez,  sino también Ana Teresa Aranda,  tratan de descalificar las denuncias, de minimizarlas, y de hacer ver que no tienen importancia. Los  dirigentes  de Acción Nacional en el estado y en el municipio de Puebla, Rafael Micalco y Jorge Ehlinger, respectivamente,  no llaman  a los panistas a respetar la ley  y se han sumado  a la descalificación de las denuncias de sus opositores.


Sin embargo las demandas  que ahora han presentado el PRI y  también el PRD, contra quienes hacen precampañas anticipadas, representan una gran responsabilidad para el Instituto Estatal Electoral, porque ponen  a prueba su autoridad;  su compromiso con la imparcialidad, la transparencia, la equidad y la honestidad,  para conducir el proceso electoral.


En el caso de Toño Sánchez, ya no tiene ni para dónde hacerse,  se encuentra entre la espada y la pared. El ha manifestado públicamente su intención de ser candidato de su partido a la presidencia municipal de Puebla.

 

En descargo a las acusaciones que se le hacen, ha argumentado que los actos que protagoniza,  son parte de su trabajo como diputado federal. Habrá que recordarle al legislador, que recientemente se aprobó  la “ley anti Diego”, que impide a los legisladores utilizar sus cargos de representantes populares con fines particulares, por lo que si no quiere verse mal ante los electores, debería renunciar ya  a la diputación    
          
Alianzas. El Consejo General del IFE aprobó el miércoles pasado las modificaciones a la Declaración de Principios, Estatutos y Programa de Acción del Partido Revolucionario Institucional, acordadas en la IV Asamblea Nacional Extraordinaria,  porque estas cumplen con lo dispuesto en la  Constitución y el Cofipe.


Con esta  actualización de sus documentos básicos,  el partido se dispone a participar en los procesos electores que habrá este año en 14 estados de la república, iniciando en mayo con las elecciones en Yucatán.


La dirigencia nacional del PRI, encabezada por Beatriz Paredes, podrá  suscribir convenios para formar frentes, coaliciones y candidaturas comunes en los próximos procesos electorales.


Ahora Beatriz Paredes, tiene facultades para  crear nuevas secretarías en el Comité Ejecutivo Nacional,  así como para expedir y autorizar las convocatorias para la postulación de candidatos a cargos de elección popular.


En Puebla, estas reformas traerán consecuencias a corto plazo,  Beatriz Paredes, podrá intervenir más directamente en la elaboración de convocatorias y en la postulación  de candidatos a los cargos de elección popular.


Esto quiere decir que las alianzas y coaliciones que se pretendan hacer con otros partidos políticos en Puebla,  serán cuidadosamente analizadas por la dirigencia nacional. Parece que las alianzas, estarán supeditadas a los intereses nacionales del partido, no a los intereses estatales. 

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx